domingo, 23 de mayo de 2010

CATÁLOGO DE PUBLICACIONES ENFERMERAS 1864 1977

Con éste título comienza el tercer libro de Carlos Álvarez Nebreda, que tuvo la amabilidad de presentarlo en sociedad en San Sebastián, en la “Jornada Gastronómica de Historia de la Enfermería”, en marzo de este año:
http://enfeps.blogspot.com/2010/03/jornada-gastronomica-de-historia-de-la.html

FOTO 001 Portada del Libro de Carlos Álvarez
Como dicen de él, es un autor prolijo que en los últimos años, ha centrado gran parte de su actividad en documentar la historia de la profesión enfermera. De toda su obra, este es el tercer libro que dedica a este fin. El primero fue un compendio legislativo denominado “Código enfermero español siglo XX: compendio legislativo”, el segundo fue el “Catálogo Bibliográfico de Publicaciones Enfermeras - 1541 – 1978”.
http://enfeps.blogspot.com/2008/08/catlogo-bibliogrfico-de-publicaciones.html

Carlos nos cuenta que tiene en marcha dos nuevas publicaciones, que las tiene ya muy avanzadas, y con las que pretende cerrar esta especie de periplo documental sobre la enfermería. Paralelamente el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid, está realizando una fuerte apuesta por todo lo relacionado con la historia de la profesión enfermera, primero con la apuesta en marcha de la que probablemente sea la mejor y mayor biblioteca con documentación antigua enfermera, hoy en fase de digitalización, y después, con el establecimiento de un convenio de colaboración con la Fundación Teresa Miralles Sangro integrando gran parte de sus fondos con los ya existentes en el Colegio. La publicación de esta nueva obra relacionada con la historia de la profesión es una constatación de lo anteriormente expuesto.

El libro tiene 268 páginas, en las que hay que resaltar la presentación realizada por el Dr. José Lasarte Calderay, y dice así: “El periodismo de los auxiliares sanitarios (practicantes, matronas y enfermeras) … fue considerado como un instrumento para crear conciencia profesional y para informar sobre los problemas que estos colectivos tenían planteados. Sin embargo existe una sequía de estudios historiográficos que alumbren e informen sobre el origen, desarrollo y problemas para la supervivencia de estas revistas, que en la actualidad constituyen unas fuentes documentales difíciles de localizar, sobre todo en lo que respecta a colecciones completas”.
FOTO 002 Sangrador y barbero. 1792
El prólogo está realizado por el Consejero de Salud y Bienestar Social. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata Cotanda. En el nos dice que aquellos compañeros de hace 150, 80 o 30 años que escribieron lo que pensaban en palabras que hoy podemos entender, nunca intuyeron que hoy en día tuviésemos interés en conocer sus ideas. Lo que seguramente no imaginaban es que Carlos Álvarez lo haría posible. Nadie les había hablado todavía de él. Los humanos nos distinguimos de otros animales y de otros seres vivos del planeta en que podemos formar palabras. Las palabras nos sirven para construir ideas y para pensar. Las palabras además, nos sirven para comunicarnos entre nosotros. Seguramente, esa capacidad permitió a los seres humanos avanzar en la búsqueda de soluciones para la supervivencia, en la cooperación, en la especialización, en hacer mejor los oficios y, como consecuencia, ser la especie dominante de este pequeño planeta, y cubrirlo con sus civilizaciones.

Tomaron conciencia de la enfermedad, de su posible recuperación, y también de la muerte y de su irreversibilidad. Pudieron pensar en las causas de las cosas y las consecuencias. Y fueron guardando en la memoria la experiencia acumulada. A diferencia de otros animales, que también acumulan memoria de la experiencia en su vida, los humanos podían aprender de la experiencia de otros. Podían contar a otros lo que sabían gracias a la palabra hablada, lo podían comunicar de manera compleja y detallada, podían guardar su “relato” en la memoria y transmitirlo de padres a hijos, de maestros a alumnos. Por eso los humanos fueron ensayando formas de comportamiento más eficaces y seguras. Fueron construyendo pautas de conducta, tabúes, códigos de comportamiento, mandamientos de la ley, que les ayudaban a dirigir sus vidas para mejorar su propia supervivencia y la del grupo. Es lo que llamamos la evolución cultural o social.

La construcción de herramientas, el dominio del fuego, las técnicas de caza y, más tarde, la domesticación de los animales y la agricultura, se pudieron aprender y perfeccionar en ese largo tiempo, También los sanadores fueron acumulando experiencia y pudieron buscar soluciones más eficaces para aliviar el dolor y evitar la muerte.

Se sucedieron los inviernos y los veranos, y hace apenas 5000 años empezaron a registrarse símbolos en soportes duraderos, piedras, metales, pergaminos, papiros. Los humanos inventaron signos para trasladar sus palabras y sus pensamientos en estructuras cuneiformes, jeroglíficos y alfabetos con sus respectivas gramáticas y así, las diversas lenguas, fueron dejando testimonio para las generaciones futuras.
FOTO 003 Carlos Álvarez y Manuel Solórzano
Carlos Álvarez ha buscado las palabras de compañeros y compañeras de profesión, recogidas en publicaciones periódicas, para contarnos cómo trabajaron, qué precauciones tuvieron, y cómo resolvieron los problemas que se les iban planteando.

Carlos Álvarez es un enamorado de la enfermería y de las palabras y de la historia. Y ha sido capaz de ir recopilando en anteriores trabajos toda la normativa que ha configurado el desarrollo de la profesión enfermera en el siglo XX, y también un completo catálogo bibliográfico de publicaciones enfermeras.

De esta forma, los que ahora estamos aquí, los que podemos acceder a los libros de Carlos Álvarez y consultarlos, así podemos basarnos en aquellas experiencias para realizar mejor nuestro trabajo. Podemos seguir haciendo profesión enfermera, Podemos seguir construyendo juntos una mejor atención sanitaria. Podemos hacer un mundo mejor. Este es el enorme valor de los trabajos de historia en cualquier campo. Este es el mérito singular del trabajo de este enfermero ejemplar.
FOTO 004 Revistas del libro
La presentación del libro corre a cargo del Presidente del Colegio Oficial de Enfermería de Madrid, Pedro Bejarano Soleto. Se congratula de presentar esta nueva obra de un colegiado madrileño que, en este caso, pone a disposición de los estudiosos e investigadores de la profesión enfermera, un número importante de revistas y periódicos de ministrantes, practicantes, matronas, enfermeras, podólogos y fisioterapeutas, muchos de los cuales se sabía de su existencia por referencias indirectas, pero no se disponía de sus ejemplares para poderlos estudiar en profundidad y así aproximarnos de manera más objetiva a la realidad de nuestra profesión en el último siglo y medio.

El Colegio de Enfermería de Madrid. Cien años de historia. Publicado el miércoles día 07 de octubre de 2009
http://enfeps.blogspot.com/2009/10/el-colegio-de-enfermeria-de-madrid-cien.html

Gracias a esta importante recopilación de publicaciones periódicas, hoy podemos conocer la génesis de los colegios profesionales tal y como hoy los conocemos, los acuerdos producidos en diferentes asambleas de practicantes, matronas y enfermeras, los estatutos de los montepíos, reglamentos de funcionamiento, legislación, planes de estudios y sobre todo, y quizá lo más importante, la opinión de los profesionales, sus inquietudes, estrategias, reivindicaciones, medidas de presión, etc. Lo que nos permite conocer la evolución y desarrollo de la profesión desde 1862 hasta nuestra entrada en la universidad, hace ya más de treinta años.

En la introducción, Carlos nos decía que: Quién le iba a decir a Claudio Moyano y Samaniego (1809-1890), Ministro de Instrucción Pública bajo el reinado de Isabel II, que cuando oficializó la figura del Practicante (1) como elemento integrador de las denominadas profesiones auxiliares médicas, sobre todo en el arte quirúrgico, (sangradores, flebotomianos, ministrantes y cirujanos menores), que esta figura acabaría recibiendo su instrucción en las universidades con profesores de su propia disciplina.

(1) Ley de Instrucción Pública de 9 de septiembre de 1857. En su artículo 40 suprime las enseñanzas de Cirujano Menor o Ministrante, estableciendo que un reglamento determinará los conocimientos prácticos que se han de exigir a los que aspiren al título de Practicante y, en su artículo 41, a los que aspiren al título de Matrona o partera.
http://personal.us.es/alporu/historia/ley_moyano_texto.htm
FOTO 005 La Ley de Instrucción Pública o Ley Moyano
Quién le iba a decir al Dr. Federico Rubio y Gali (1827-1902), fundador de la Real Escuela de Enfermeras de Santa Isabel de Hungría en 1896, primera de las Escuelas de Enfermería de España, que esas alumnas a las que para iniciar sus estudios se las exigía saber leer y escribir y las cuatro reglas de sumar, restar, multiplicar y partir, además de no tocar moneda, mantener soltería, etc., que acabarían cursando unas enseñanzas equiparables, en lo académico a otras disciplinas como la lengua, el derecho e incluso la medicina.
FOTO 006 Sello Conmemorativo del Dr. Federico Rubio y Gali
Quién le iba a decir a Joaquín Ruíz-Gimenez Cortés (1913-2009), Ministro de Educación Nacional durante la dictadura del General Franco, que cuando en 1953 unificó a los Practicantes, Enfermeras y Matronas en una sola titulación, Ayudante Técnico Sanitario (A.T.S), que estos técnicos y ayudantes de los médicos más próximos a la formación profesional que a las enseñanzas universitarias, se les abrirán, apenas cincuenta años después, las puertas de la universidad y con ellas las del acceso a la investigación en condiciones de igualdad con respecto a otras disciplinas.

Decreto de 4 de diciembre de 1953, sobre la unificación de estudios de Practicantes, Enfermeras y Matronas, regulando los estudios de Ayudante Técnico Sanitario (A.T.S.), y creando además, las Especialidades en Enfermería y la creación de la Comisión Central.
FOTO 007 Alumnas de la Escuela de Enfermería de Jaén con el Decano Fermín Palma García
Y por último, quién le iba a decir a Iñigo Clavero Lataillade (1929-2002), Ministro de Educación y Ciencia en el primer gobierno de Adolfo Suárez que, cuando formalizó la incorporación de los estudios de Enfermería en la universidad en el año 1977, estas enfermeras acabarán pudiendo acceder al doctorado a través de su propia disciplina, la Enfermería. Real Decreto 2128/1977 de 23 de julio, relativo a la conversión de las Escuelas de Ayudantes Técnicos Sanitarios (A.T.S.) en Escuelas Universitarias de Enfermería.

En la obra titulada “Catálogo Bibliográfico de Publicaciones Enfermeras - 1541 – 1978”, se dieron a conocer 1.038 obras de diferentes autores, sobre las denominaciones que tuvimos los que hoy entramos en lo que se denomina profesión enfermera. Hemos tenido muchos nombres como por ejemplo: sangradores, flebotomianos, parteras, comadres, sajadores, barberos, cirujanos menores, ministrantes, dentistas, practicantes, callistas, enfermeras (de la Real escuela de Enfermeras de Santa Isabel de Hungría y otras de la misma época), podólogos, fisioterapeutas, matronas, Ayudantes Técnicos Sanitarios y por último, nuevamente enfermeras.

En esta tercera obra es una especie de complemento a las anteriores. Con ella se pretende profundizar en un espacio, el de las publicaciones periódicas, en el que parece haber un cierto consenso entre los estudiosos de la historia de la enfermería, en la línea de que se ha trabajado poco, a pesar de que es éste un vehículo importantísimo de transmisión de conocimiento, dado que en ellas se exponían los problemas, inquietudes, reivindicaciones, acuerdos, diferencias, constitución de instituciones, asociaciones, legislación, fotografías e incluso “clases magistrales”, impartidas normalmente por doctores, que nos permite acercarnos más y mejor a la realidad de la profesión en cada momento.

En esta obra se presentan 190 periódicos y revistas de los cuales se han podido localizar 86 títulos, con un total de 3.819 números. El estudio y análisis de estos números localizados nos ha permitido conocer, entre otras cosas, la existencia de 104 periódicos y revistas que todavía no se han podido localizar pero que Carlos se encuentra en fase de búsqueda.
FOTO 008 Revistas del libro
La obra básicamente consta de dos partes, la primera, en la que figuran todas las revistas localizadas que se presentan con una foto de la primera portada localizada y su correspondiente ficha técnica y una segunda parte en la que figuran las revistas referidas o citadas en estos 3.819 números localizados y estudiados.

Han sido muchas las dificultades que ha encontrado en el camino, entre las que se destacan como más relevantes, la identificación del título con la profesión. Así, títulos como “Objetivos”, “El Cauterio”, “Firmes”, “Divulgación Sanitaria” o “Canarias Paramédica” son publicaciones en las que participa de forma importante la enfermería y a cuya identificación no se llega a través del título de publicación, que como puede observarse no tiene nada que ver con su identificación, lo que a nadie se le escapa que es una importante dificultad añadida.

Hay otro tipo de publicaciones que se han incorporado al catálogo. Aunque no son específicas de enfermería, son órganos de expresión de las denominadas “clases sanitarias” y por tanto los practicantes y matronas participan en los diferentes comités editoriales junto con médicos, veterinarios, farmacéuticos y odontólogos, teniendo una sección específica para “La Clase”. Casi todas ellas tenían por denominación “Federación de las Clases Sanitarias” o “Federación Sanitaria”.

Y por último Carlos, incorpora una revista que se edita en Venezuela, pero que se editó a iniciativa y siendo directora de la Escuela Nacional de Enfermeras de Caracas Aurora Mas Gaminde, enfermera colegiada en Madrid que junto con Manolita Ricart y Monserrat Ripol arribaron en aquellas tierras dejando una importante impronta de la profesión enfermera.
FOTO 009 Raúl Expósito González. Puertollano, Ciudad Real
Para terminar Carlos quiere agradecer a muchas personas y compañeros de profesión, a instituciones, Colegios Profesionales, Bibliotecas, etc, pero tiene que hacer una mención especial a nuestro compañero y excelente amigo Raúl Expósito González quién, desde Puertollano en Ciudad Real, está realizando una más que considerable labor investigadora que, como se podrá comprobar en diferentes notas a pie de página y citas bibliográficas, gran parte de la localización de las publicaciones del siglo XIX se deben a su denodado tesón y exquisito método científico aplicado a la búsqueda y análisis de los documentos por él localizados y publicados. Raúl tiene publicado en: Apuntes Históricos sobre el origen del Colegio de Enfermería de Ciudad Real. Publicado el 31 de Enero de 2009
http://enfeps.blogspot.com/2009/01/apuntes-historicos-sobre-el-origen-del.html

Gracias Carlos por todo tu trabajo, por tus publicaciones y por contar con tu amistad. También agradecer al Colegio Oficial de Enfermería de Madrid y a su Presidente Pedro Bejarano Soleto y a su Junta de Gobierno, por apoyar los proyectos Carlos Álvarez. Dar las gracias por la incorporación de Carlos a formar parte del desarrollo de su apuesta por una gran biblioteca, potente, pujante, moderna, con una importante colección de fondos antiguos, ya digitalizados gran parte de ellos, y que en breve se pondrán a disposición de todos los enfermeros, así como el desarrollo y puesta en escena del “Museo de la Enfermería” que, junto con la Fundación María Teresa Miralles Sangro se está implementando en la sede colegial.
María Teresa Miralles SangroLa Enfermería a través de los sellos”. Publicado el día 24 de enero de 2009
http://enfeps.blogspot.com/2009/01/la-enfermera-travs-de-los-sellos.html

AGRADECIMIENTOS
Carlos Álvarez Nebreda

Colegio Oficial de Enfermería de Madrid
Raúl Expósito González
Fundación María Teresa Miralles Sangro

FOTOS
Escaneadas del propio libro, y de Internet

Manuel Solórzano Sánchez
Enfermero Servicio de Oftalmología
Hospital Donostia de San Sebastián. Osakidetza /SVS
Director de la Revista de la Sociedad Española de Enfermería Oftalmológica
Vocal del País Vasco de la Sociedad Española de Enfermería Oftalmológica
Miembro de Eusko Ikaskuntza
Miembro de la Sociedad Vasca de Cuidados Paliativos
Miembro del Comité de Redacción de la Revista Ética de los Cuidados
Miembro de la Red Iberoamericana de Historia de la Enfermería
masolorzano@telefonica.net