lunes, 7 de julio de 2008

Sanidad recibe un manifiesto con más de 43.000 firmas en contra de la
privatización de la sanidad pública


La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) hizo ayer entrega al Ministerio de Sanidad y Consumo de un manifiesto en contra de la privatización de la sanidad pública que ha contado el apoyo de un total de 43.745 firmas, entre las destaca la presencia de numerosas personalidades del mundo de la cultura y el cine, académicos y profesionales sanitarios.
Al encuentro con los representantes de FADSP asistió el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, y el director general de Cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS) y Alta Inspección, Alberto Infante, que recibieron en la sede del ministerio a la presidenta de la FADSP, Carmen Ortiz, acompañada del director de cine Fernando Colomo y la actriz Kira Miró.
Según aseguró la presidenta de la FADSP, por parte del ministerio se han mostrado "abiertos y con ganas de colaborar" con ésta y otras iniciativas del estilo, en las que se defienda un sistema sanitario público como el que hay actualmente.
En dicho manifiesto se refleja la necesidad de movilizar a todos los ciudadanos y profesionales de la salud en contra de que la sanidad pública "se convierta en un negocio en el que unos pocos se beneficien a costa de la salud de todos".
Esta tendencia internacional de privatización no se realiza de la misma manera en todas las comunidades autónomas, porque depende, en su opinión, "tanto de la voluntad política de los gobiernos autonómicos como de la capacidad de los ciudadanos y de las fuerzas sociales para evitarlo".
En este sentido, Ortiz criticó que hay algunas comunidades en las que se está apostando por una forma de gestión centrada en la privatización de la sanidad. Así, aunque destacó a la Comunidad Valenciana como pionera en este modelo de gestión, Ortiz insistió en el avance privatizador que está alcanzando la Comunidad de Madrid en los últimos años, que "pone en peligro las deficiencias de personal y la atención sanitaria de los ciudadanos".
Así, el texto entregado a Sanidad recuerda que "la sanidad pública universal y de calidad es uno de los pilares para asegurar la solidaridad y la equidad dentro de la sociedad" por lo que, de privatizarse, "los grandes perdedores de estos cambios serán los ciudadanos, porque la calidad de los servicios sanitarios empeorará, y porque los modelos privatizados tienen unos costes muy superiores".

"TODAVÍA ESTAMOS A TIEMPO"
No obstante, la FADSP advierte a la población de que "todavía está a tiempo de salvar" al sistema sanitario, antes de que "el derecho a la protección de la salud deje de ser un derecho de todos los ciudadanos y pase a ser un privilegio para aquellos que puedan pagársela".
Para ello, consideran imprescindible, entre otras medidas, incrementar el gasto, una financiación solidaria, potenciar el sistema sanitario público, fomentar la investigación, desarrollar un plan integral de política farmacéutica y un plan integrado de salud, y, finalmente, establecer mecanismos de participación social y profesional.
Por su parte, Fernando Colomo tachó de "horrible" el hecho de que la salud "se acabe convirtiendo en un negocio", anunciando incluso que tiene en mente algún proyecto para que, en forma de corto o documental, se pueda concienciar a los ciudadanos sobre "el peligro que corre la sanidad pública".
Fernando Trueba, Montxo Armendáriz o Vicente Aranda son otros de los directores de cine que también se han adherido a esta iniciativa, que también ha contado con el apoyo de actores como Kira Miró, Juan Echanove, Pilar Bardém o Goya Toledo, escritores como José Manuel Caballero Bonald, José Luis Sampedro o Antonio Gamoneda, o el cantante Miguel Ríos.
También han participado profesores universitarios como Vicente Fernández Herrero, Antonio Campillo Meseguer o Ángel Iglesias Alonso, y entre los profesionales sanitarios destacan Carme Valls-Llobet, José Antonio Rojas, Luis Palomo Cobos o Elena Ramos Quiros.

Fuente: europapress