martes, 8 de abril de 2008


LAS ENFERMERAS CATALANAS DISPENSARÁN LA PÍLDORA DEL DÍA DESPUÉS EN LOS AMBULATORIOS

La Consejería de Salud de Cataluña amplía las competencias de la enfermera familiar y comunitaria
Las enfermeras de los Centros de Atención Primaria (CAP) de Cataluña podrán dispensar la píldora del día después en casos de emergencia, según establece el nuevo plan del Institut Català de la Salut (ICS) 'La enfermera familiar y comunitaria. Gestión de la demanda'. En declaraciones a Europa Press, la directora adjunta de Asuntos Asistenciales del ICS, Monserrat Figuerola, explicó que el nuevo protocolo permitirá a las enfermeras, que se formen previamente, dispensar este método anticonceptivo de emergencia "bajo determinadas condiciones y requisitos".

En este caso, la enfermera deberá comprobar que los motivos de la demanda son la retención del preservativo, su rotura, el olvido del tratamiento hormonal y la relación desprotegida; recopilar sus antecedentes personales, como alergias y otros coitos desprotegidos; y establecer si reúne los criterios de exclusión por si es necesaria una valoración médica; en caso negativo, establecer el tratamiento e informarle de los efectos secundarios; entregar folletos informativos y valorar la derivación a una comadrona especializada en atención sexual.Figuerola aseguró que la enfermera "nunca está sola" y el "cumplimiento de este protocolo la protege", en el sentido legal, al que en varias ocasiones se ha referido el Sindicato de Enfermería (Satse), como una reivindicación. "Para cualquier duda" la enfermera puede acudir al médico y en el caso de horas intempestivas, que es cuando se registra la demanda de este tipo de anticonceptivos de emergencia, "hay un equipo de guardia completo", concretó Figuerola. Confirmó que el nuevo proyecto, que ya se aplica en 25 CAP, otorga más competencias a las enfermeras, como anunció el sindicato Médicos de Cataluña. En cualquier caso, evitó señalar que con éste las enfermeras puedan diagnosticar dolencias agudas. Según Figuerola, los protocolos permitirán a las enfermeras que voluntariamente sigan unos procesos de formación "evaluar" signos y síntomas agudos, para lo que aseguró que "son perfectamente competentes", y que "complementen" las tareas médicas. Por este motivo, las enfermeras que hagan estas funciones "tienen cobertura legal totalmente".Más protagonismo de la enfermeraEl plan se enmarca en la voluntad de la Consejería de Salud de dotar de "más protagonismo" a las enfermeras en el sistema, con el fin de dotarlo de "más resolutividad" y teniendo en cuenta las "buenas experiencias" y las discusiones en 2006 y 2007.
Figuerola admitió que el proyecto no despierta unanimidad entre los profesionales sanitarios, y, en este sentido, argumentó que sólo se someterán a los cursos de formación las enfermeras que quieran, que de esta forma serán compensadas por cumplir objetivos. "Se trata de una fórmula de incentivación", dijo. Paliar el déficit de médicosEl sindicato Médico de Catalunya (MC), mayoritario entre los facultativos de la sanidad catalana, ha criticado que el Institut Català de la Salut (ICS) asigna competencias médicas a las enfermeras de atención primaria para "paliar" el déficit de médicos, que adolece el territorio. En un comunicado, el sindicato criticó el proyecto --que se enmarca en el nuevo plan 'La enfermera familiar y comunitaria. Gestión de la demanda'--, que ya se aplica en algunos Centros de Atención Primaria (CAP), lo que consideró una "irresponsabilidad", por "no haber" informado de él previamente al personal sanitario. Según el sindicato, de esta forma, el ICS quiere conseguir que el personal de enfermería intervenga en el diagnóstico, tratamiento y la prescripción médica de patologías agudas como el dolor mecánico lumbar, los problemas respiratorios y las molestias urinarias, entre otros. El secretario de Acción Sindical de MC, Antoni Gallego, afirmó que la implantación de estos nuevos protocolos que promueven la participación de la enfermera en la atención directa a agudos "no resolverá la falta de médicos". Ante el proyecto, Gallegó reclamó un debate "urgente y riguroso" con los profesionales sanitarios, en el seno de la comisión mixta de los consejos de la profesión médica y de enfermería. Primero, ajustar el marco legalAsimismo, defendió que "es necesario ajustar el marco legal antes de asignar los nuevos roles de enfermería" para adaptarlos a su ámbito de competencias.
En este sentido, Gallego consideró "imprescindible adecuar la capacitación, las habilidades y la formación de las enfermeras a las nuevas funciones profesionales, con el objetivo de garantizar la calidad asistencial". Por otro lado, alertó de que esta "intervención autónoma" del personal de enfermería en patologías agudas comporta una responsabilidad civil que, según MC, puede afectar "indirectamente" al médico, ya que es "el único responsable del diagnóstico y tratamiento del paciente". Por ello, pidió una "reforma jurídica" que acote claramente las implicaciones legales de cada profesional en casos de 'mala praxis'. Además, denunció que el ICS trate de implantar nuevos protocolos de enfermería incentivando a los sanitarios con complementos retributivos variables, para que los médicos formen a las enfermeras en su nuevas funciones y éstas las asuman.
Fuente: Europa Press; Diario Enfermero

1 comentario:

Allfredo-due dijo...

¿Sin la prescripción del médico?