sábado, 26 de abril de 2008

I Jornada de la Asociación Galega de Enfermería Comunitaria (AGEFEC)

La enfermería de base se hace ver
Doscientos sanitarios participan en la primera jornada científica de la asociación profesional gallega
·· Piden que se revisen los cupos de pacientes, teniendo en cuenta las necesidades de inmovilizados y dependientes
·· Demandan tiempo y recursos para reforzar el trabajo de prevención
R.L. • SANTIAGO
La Atención Primaria es el nivel de atención sanitaria más accesible al usuario y, dentro de él, los profesionales de enfermería quienes establecen un trato más próximo con el paciente, en ocasiones con visitas a su domicilio que se repiten dos veces por semana a lo largo de meses o años. Dietas, hipertensión, curas, diabetes... son problemas de salud frecuentes que son gestionados por la enfermería de Primaria, aunque, según perciben desde la Asociación Galega de Enfermaría Familiar e Comunitaria (Agefec), la enfermería de hospital sigue siendo la más reconocida por los usuarios.
Agefec, constituida hace poco más de un año, reivindica la visibilidad de la enfermería de Primaria, el perfeccionamiento de los cuidados y su posición como interlocutora de la Administración en temas de profesión. Ahora, celebra su primera jornada científica con un programa que otorga especial relevancia a la atención domiciliaria (y dentro de ella a los cuidados paliativos) y a la faceta de educador en salud del enfermero.
La jornada, reconocida con 1,5 créditos para la formación continuada de profesiones sanitarias, se celebrará hoy en el Auditorio de Galicia, en Santiago, con unos 200 participantes inscritos. Entre los ponentes figuran Maribel Macián (presidenta de Faecap), Juan Fernández Varela (catedrático de Enfermería de la USC) y Francisco Barón (coordinador del Plan Galego de Coidados Paliativos).

Maribel Macián, presidenta de Faecap"Somos el personal más rentable, y aun así no se refuerzan las plantillas"
"Hace años que todos los estudios sobre las necesidades de salud de la población ponen de relieve que la enfermera es el profesional sanitario más rentable". Maribel Macián, presidenta de la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (Faecap), explica que a pesar de la coincidencia de diversas investigaciones, las plantillas de enfermería no se están reforzando convenientemente y la Administración centra sus esfuerzos en aumentar el número de otros profesionales.
"Lo que se hace en la actualidad es, para determinado cupo de pacientes, asignar un médico y una enfermera, pero esta proporción no funciona", sostiene. En un escenario poblacional con un elevado porcentaje de población envejecida y dependiente, la enfermera de Primaria -que, entre otras muchas funciones, se ocupa domicilio a domicilio del programa de pacientes inmovilizados- se convierte en una figura fundamental para el sistema de salud. En la UE, ejemplifica, "hay casi el doble de enfermeras que de médicos y en España somos menos".
Macián propone que se revisen las proporciones y que se dimensionen los cupos de enfermería, teniendo en cuenta el número de usuarios mayores y dependientes y también la dispersión geográfica, para que cada profesional pueda desarrollar sus tareas de modo adecuado. Entre ellas, la educación para la prevención de problemas de salud. Y es que, explica Maribel Macián, "tenemos un gasto en pruebas complementarias y tratamientos muy superior al de otros países de nuestro entorno" que podría corregirse con un buen trabajo en prevención.
Unas plantillas de enfermería bien dimensionadas, afirma, podrían además asumir la atención de un buen número de problemas que, en la actualidad, contribuyen a masificar las consultas del médico de Primaria.


Ramón Delgado, enfermero del Fontenla Maristany"El 95% de las úlceras por presión se pueden evitar con prevención"
Las úlceras por presión, aquellas heridas que se desarrollan en pacientes encamados o inmovilizados por la falta de aporte sanguíneo, son uno de los problemas de salud que la enfermería de Primaria atiende con frecuencia. Ramón Delgado, del centro de salud Fontenla Maristany de Ferrol, participará en la I Xornada Científica da Asociación Galega de Enfermaría Familiar e Comunitaria con una ponencia centrada en la prevención de estas lesiones en la piel.
"Técnicamente, hasta un 95% son prevenibles", explica Ramón Delgado, fundamentalmente manteniendo unas condiciones de higiene adecuadas y variando la postura del paciente cada 2-3 horas para evitar que la presión afecte siempre a la misma zona. Además de estas sencillas medidas, señala el enfermero, existen otras herramientas de prevención como la inspección de la piel para detectar las úlceras en fases iniciales; aceites de ácidos grasos hiperoxigenados (que aumentan la resistencia de la piel), protectores para las zonas más susceptibles de desarrollar una úlcera (sacro, lateral de la cadera y talones) o superficies especiales (cojines, colchones...) más confortables para el cuerpo.
Ramón Delgado explica que en ocasiones las úlceras no reciben los cuidados más adecuados, por falta de conocimientos y por falta de medios. Señala los beneficios que en esta materia se obtendrían con una mayor disponibilidad de tiempo para dedicar a la educación en prevención (muchas de las medidas de prevención no requieren a un profesional de enfermería y pueden ser aplicadas por los cuidadores del enfermo, debidamente asesorados) y apunta también que dispositivos de ayuda, como los colchones, todavía deben ser financiados por el usuario.
Aboga por anticiparse al trabajo visible de tratamiento y reforzar el trabajo invisible de prevención.

Ana Calvo, vicepresidenta de Agefec"Hay que potenciar las experiencias de educación comunitaria"
Ana Calvo, vicepresidenta de la Asociación Galega de Enfermaría Familar e Comunitaria (Agefec) y enfermera en el centro de salud de Mazaricos (A Coruña), mantiene desde hace diez años una experiencia única en Galicia. Una vez al año, y durante una semana, los sanitarios salen al encuentro de los usuarios y facilitan información útil sobre diversos problemas de salud. Entre el 31 de marzo y el 4 de abril pasados, la Semana da Saúde de Mazaricos llegó a más de 150 vecinos adultos y a los alumnos de los centros educativos Víctor Sáez, O Pino y A Picota.
"El enfermero tiene una importante vocación de educador, pero casi siempre funciona a nivel individual, con el enfermo y su familia", explica la vicepresidenta de Agefec. A otro nivel, continúa, se realizan intervenciones grupales para colectivos con una misma situación o patología, como es el caso de mujeres embarazadas, lactantes o personas con diabetes, pero siempre en el ámbito del centro de salud. Sin embargo, en una experiencia comunitaria el destinatario no acude al sistema sanitario y no está necesariamente afectado por alguna enfermedad, aunque a veces, apunta Ana Calvo, una actividad de este tipo sirve precisamente para detectar problemas de salud que habían pasado desapercibidos.
El objetivo de estas intervenciones, explica Ana Calvo, es "promover el autocuidado" y facilitar a la población general conocimientos sobre temas de interés general y relacionados con su nivel de salud. Cualquier esfuerzo en este sentido, considera Calvo, "es siempre tiempo ganado", porque "cuanto más preparada esté la población, más capacidad tendrá para gestionar su salud y para orientar su demanda de los recursos sanitarios".
La vicepresidenta de Agefec indica que la asociación potenciará y brindará apoyo a las iniciativas de intervención comunitaria propuestas.
Fuente: Correo Gallego