lunes, 16 de junio de 2008


Soria pide en Naciones Unidas la presencia de mujeres en los foros de decisión sobre el VIH/Sida

Asegura que sólo así se podrá frenar la "progresiva feminización" de la epidemia
El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, ha reclamado esta semana en el marco de la Reunión de Alto Nivel sobre VIH/sida de la Asamblea General de Naciones Unidas, que se ha celebrado en Nueva York, la adopción de una perspectiva de género en las políticas públicas contra esta enfermedad y la presencia de las mujeres en los foros de decisión sobre sida para frenar la "progresiva feminización" de la epidemia.

Soria recordó que ahora la mayor parte de los nuevos casos de sida en el mundo se producen entre mujeres, sobre todo en países pobres, y que esta circunstancia hace necesario adoptar la perspectiva de género en las políticas públicas, en la orientación de los servicios de salud y en la lucha frente al VIH. Además, exige la presencia de las mujeres en los foros de decisión sobre esta enfermedad. El ministro ha pedido también que se trabaje activamente en la modificación de las normas y costumbres que, todavía en muchos países, no reconocen la igualdad jurídica de la mujer, y ha instado a la promoción de actuaciones para eliminar el estigma y la discriminación que siguen sufriendo las personas con VIH."Una epidemia que ha cumplido ya más de 25 años necesita normalizarse para eliminar el estigma y la discriminación", manifestó Soria, quien expuso en este foro las políticas españolas en la lucha contra el virus y la enfermedad, además de los progresos logrados tras la Declaración de Compromisos de 2001, aprobada en la última sesión especial de Naciones Unidas para hablar del sida. A sólo dos años del plazo fijado para el acceso universal a la prevención y a los tratamientos, los resultados de España, tanto en política interior como en cooperación internacional son "buenos", aunque aún queda mucho pendiente, según el ministerio.

"Jeringuillas y condones en la la prisión"
El pasado mes de mayo, Sanidad autorizó la comercialización del tratamiento antirretroviral de una única pastilla diaria, lo que supone un avance considerable en la calidad de vida de los afectados por la infección y la enfermedad. Este tratamiento, como todos los destinados al sida, está financiado por el Sistema Nacional de Salud. Según Soria, el ministerio seguirá insistiendo en las estrategias de reducción de daños, de lucha contra el estigma y la discriminación, y del acceso a los servicios de las poblaciones más vulnerables, como se recoge en el Plan Multisectorial 2008-2012, aprobado a final de 2007 por las comunidades autónomas, los profesionales y las ONG que trabajan en este ámbito. El futuro Pacto por la Sanidad, anunciado la semana pasada por el ministro en el Congreso de los Diputados, velará igualmente por las garantías de equidad, calidad, innovación, cohesión y sostenibilidad necesarias en políticas de actuación de VIH y sida.
En cuanto a la política interior, Soria ha destacado la "tendencia favorable" en el control de la epidemia. "No nos planteamos como una contradicción distribuir jeringuillas o condones en las prisiones y, al mismo tiempo, perseguir en ellas el tráfico de drogas o los abusos sexuales. Tampoco el haber puesto en marcha políticas de reducción de daños sin, por ello, dejar de reforzar los servicios de control de drogas", aseveró. También durante su intervención, el ministro ha señalado que la prevención debe ser la base de la respuesta a la epidemia, ya que sin prevención no será sostenible la inversión. "Es necesario fortalecer y financiar de forma eficiente sistemas de salud equitativos y de calidad, con suficientes recursos humanos y materiales, y provistos de sistemas de información y de gestión", anotó. Soria ha recordado que España que este año, la Ayuda Oficial al Desarrollo de España supera los 5.500 millones de euros, lo que representa el 0,5 por ciento de la Renta Nacional Bruta. "Somos el país donante que más ha incrementado su ayuda y nos hemos situado en el puesto séptimo en términos absolutos, y en el noveno en proporción al PIB", concluyó.
fuente: europapress/salud