miércoles, 4 de junio de 2008


El Colegio de Enfermería de Murcia pide que se considere a la enfermería como agente de salud en la escuela

El Colegio considera que una de las necesidades urgentes que tiene la sociedad actual, a la cual vamos encaminándonos, es promover la salud y hábitos de vida saludables desde la más temprana edad. Es importante que tengamos acceso a las personas, niños, jóvenes y adultos. En cada una de estas etapas de la vida, se puede incidir en la ampliación de conocimientos y actitudes apropiadas para que se lleve lo más posible la salud comunitaria, y que la prevención sea un camino principal para llegar al estado de salud idóneo y equilibrado.

Para el Colegio de Enfermería es innegable la rentabilidad, no sólo en salud, sino en prevención, de todos aquellos problemas que se puedan plantear por hábitos inadecuados e incluso por las secuelas de accidentes que puedan suceder en el ámbito escolar, verdadero "centro de trabajo" de los niños y niñas de nuestra región. Pasan muchas horas en estos centros escolares, y la asistencia temprana, urgente, e inmediata, sería un pilar fundamental en la actuación de un profesional de la salud en la escuela.Según ha declarado el Presidente del Colegio de Enfermería, Diego Gutiérrez Gambín, "El balance, por tanto, de la actuación profesional del sanitario en los centros escolares sería rentable, a nivel de los alumnos, familias, centros educativos y de la comunidad; nos informa de la urgencia en implantar el servicio de salud en la escuela, para la educación sanitaria, para el control de salud mediante programas y para la actuación en situación de accidente y urgencia". También dejó constancia de que "La enfermera/o es la idónea para realizar esta actividad, es el profesional más preparado y adecuado para el nivel de actuación exigido. Sería el profesional de referencia ideal, preparado y que da resultados, no sólo para la población, sino también para la administración educativa y sanitaria".
El desarrollo del rol de enfermero escolar, mantendría vivo el informe de salud obligatorio para escolares junto con otras actividades propias, evitando con ello los problemas que en la actualidad nos encontramos en los casos de niños que no pueden asistir a clase por tener tratamientos de salud complicados o de vigilancias intermitente, con recuperaciones y actuaciones en accidentes, hasta el traslado, si así fuera necesario a un centro sanitario continuo del escolar. Por todo ello, el Colegio de Enfermería apuesta por la figura del enfermero escolar. Solo falta la sensibilidad de las distintas administraciones con respecto a sus ciudadanos más jóvenes, considerándolos como agentes de salud de futuro, a través de las recomendaciones y cuidados de la enfermera en el propio centro educativo. Esta medida, implementará el desarrollo cultural y social de la comunidad, haciéndola cada vez más preparada para tener un mayor grado de salud
Fuente: diarioenfermero