lunes, 30 de marzo de 2015

ENFERMERAS PILOTOS O ENFERMERAS DEL AIRE



A lo largo de la historia, las mujeres han estado al lado del hombre en tiempos buenos y malos para ayudar, proteger y cuidar. Ciertos poetas incluso dicen que la mujer es el futuro del hombre. Presente en todos los conflictos desde la antigüedad hasta nuestros días, su imagen se ha tratado de llevar un poco de dulzura y minimizar la violencia circundante. Se necesitaría un libro de varios volúmenes para narrar la aventura de la mujer en la guerra. Nosotros nos vamos a centrar inicialmente diciendo que se le consideró “las transportadoras épicas del aire” que muchos paracaidistas son vida; y que son muy poco conocidas por el público en general en su conjunto, pero una de ellas, Geneviève de Galard, hizo que se escribiese en la prensa internacional (1).

FOTO 1. Enfermeras pilotos de la Cruz Roja Francesa, CRF. 1934

Historia
Se puede decir que todo comenzó con tres mujeres, Françoise Schneider, la Marquesa de Noailles y Lilia Vendeuvre que crean en 1934 en la Cruz Roja Francesa, una sección de enfermeras del aire, que toman el nombre de “Enfermeras Pilotos”. Tres enfermeras que crearían lo que luego se llamó IPSA-Enfermeras Pilotos, Socorristas del Aire (2).

En 1936 se ofrecen voluntarias para las evacuaciones de los heridos de guerra en el ejército francés. En 1940 la ley y el armisticio pusieron fin a sus actividades en suelo francés. Lo que no fue impedimento para proseguir con su ayuda a la fuerza aérea en la Segunda Guerra Mundial. Una asociación que se creó para contribuir con sus cuidados en la evacuación de los heridos (1).
En mayo de 1945, para hacer frente a la demanda de pasajeros y carga, la Fuerza Aérea creó su propio grupo de transporte, llamado Grupo de Military Air vehículos industriales (GMMTA), responsable de la evacuación de Francia 16.000 reclusos, 10.000 presos y 3.500 jóvenes. La Fuerza Aérea no tiene suficiente personal especializado y utiliza el IPSA de la Cruz Roja.
De mayo a diciembre de 1945, 32 mujeres jóvenes todas voluntarias, se ofrecen para pilotar aviones pequeños como los Dakota y los Junkers, sin ninguna comodidad, con un calor sofocante y una turbulencia loca; prestan su ayuda, su asistencia y sus cuidados a los heridos que en su mayoría presentan un estado físico lamentable.

En octubre del mismo año, el secretario colonial utilizó el IPSA de la Cruz Roja para la repatriación de los funcionarios que transportaban y a sus familias, bloqueadas durante la guerra en África occidental francesa, África Ecuatorial Francesa y Madagascar y asegurar la supervivencia (3).

FOTO 2 Transportando heridos 1917

El 1 de noviembre de 1945, el coronel, comandante de la GMMTA, obtiene permiso del general, para crear un “Equipo Profesional de Enfermeras del aire”. En el equipo femenino aparecen muchas mujeres de familias acomodadas, como son: Michaela Clermont-Tonnerre, Valerie de Renaudie, Genevieve Roure, Marie-Thérèse Palu y Marguerite Guyencourt.

Una de ellas, Bertha Finat pagó el mayor tributo a la valentía y dedicación el 27 de septiembre en un avión JU52, al sur de Agadir, cuando dirigiendo el alivio a los heridos en el proceso de evacuación, perdió su vida.

¿Quiénes son las Enfermeras pilotos?
Enfermeras Pilotos - Aire emergencia, la Asociación nació en 1934, formaron la Sección de Aviación de la Cruz Roja Francesa. Sus primeras tareas fueron estar en la enfermería o prestando los cuidados de salud en los vuelos a los pilotos (3,4).

En los siguientes años se les encomendaron constantemente nuevas funciones. De hecho, también se estaban convirtiendo en Trabajadores Sociales y Enfermeras en las bases aéreas.

Al final de la última guerra, tomaron parte en la búsqueda de los aviadores desaparecidos o muertos. Además, asistieron a las tripulaciones de los aviones que se repatriaron, a los reclusos en malas condiciones físicas y mentales. De esta experiencia, algunas, enfermeras profesionales y graduadas del estado, fueron reclutadas por la competencia, ya que cada transportador de la Fuerza Aérea y otros, formaron el conjunto de las primeras azafatas de TAI empresa ancestro UTA, donde todas ellas eran enfermeras (3,4).

FOTO 3 Marie Marvingt. Enfermera, piloto, primera mujer en volar en misiones de combate en la Primera Guerra Mundial

En ambas empresas las azafatas de transporte y la salud, participaron durante la guerra de Indochina en la evacuación de los heridos y la repatriación de los prisioneros.

Luego, en Argelia, aseguraron las escoltas a los heridos en las aeronaves sanitarias a bordo de aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea y de la Aviación del Ejército, el rescate, la prestación de primeros auxilios, el alivio y consuelo. Todas eran entonces, enfermeras con certificados realizados por el estado.

Era larga la lista de las que se iban a sacrificar, dedicándose tanto a la atención de civiles como de militares, inmersas siempre en este ambiente del cuidado con un trabajo ejemplar. Estas mujeres Enfermeras Pilotos del aire, fueron las “élites” de la Cruz Roja Francesa, y nunca se las olvida.
Luego las actividades de IPSA se habían convertido en diferentes trabajos:
Algunos eran todavía carrera en las Fuerzas Aéreas, como transportadores, el IPSA Escuela preparación para el examen de ingreso.

Algunas enfermeras pilotos o enfermeras del aire, sirvieron en Argelia en ALT o en el SAS.

Las enfermeras eran graduadas del Estado, estaban recibiendo cursos de entrenamiento de vuelo y de medicina de la aviación, tanto en París como en algunas ciudades de provincia, y componían la Reserva o equipos del aire de emergencias de la Cruz Roja Francesa. Eran transportadoras de Reserva.

FOTO 4 Miembros de la Cruz Roja Francesa

Además las socorristas de la Cruz Roja francesa recibieron capacitación técnica, así como la enseñanza de primeros auxilios de la Aviación. El personal fue entrenado y podían intervenir para servir a la aviación, en los desastres naturales, el rescate civil y militar o cataclismo. Además, estas voluntarias aseguraron los puestos de socorro y enfermerías ubicados en todos los campos de aviación de la región de París o en cualquier terreno que se necesitase en Francia.

El IPSA también formó enfermeras pilotos o enfermeras del aire. Este equipo nació en 1935. Equipo deportivo, entrenados para serobjeto de dumping” en zonas de difícil acceso, rescate y cuidado.

La Cruz Roja Francesa todavía tiene una Escuela preparatoria para la tripulación de cabina, con certificado de seguridad e indispensable la presentación para el Salvamento Aeronáutico. También ofrece una formación avanzada y la aptitud en el mismo campo.

Enfermeras Pilotos o Enfermeras del Aire (IPSA) eran una especie de “tropa de élite” 100% femenina, dentro de la UIF. Su misión: era la de aliviar el sufrimiento y restaurar y curar a los heridos.

La Cruz Roja y la Aviación: esta era la vocación del IPSA desde el principio, en 1934. Las enfermeras pilotos eran las pioneras y habían optado por su trabajo en el aire y así nació este cuerpo de élite que se extendió por toda Francia, norte de África e Indochina (3).

FOTO5 Enfermera Genevieve de Gallard. Medalla Legión de Honor Francesa

Genevieve de Gallard
El 13 de marzo de 1954 comenzó la batalla de Dien Bien Phu, entre el movimiento vietnamita Vietminh y el ejército regular francés. Durante esta batalla, los franceses quedaron aislados del mundo exterior, había sólo dos aeropuertos, por los que llegaban suministros y se evacuaba a los heridos. No había médicos en Dien Bien Phu para los franceses, sólo una enfermera: Genevieve de Gallard.

En el transcurso de la batalla recibió la orden de evacuación, transportó los heridos hasta el único aeropuerto hasta ese momento en manos francesas, los subió al avión y ella se quedó para atender a los demás heridos y los que estaban por venir. Dien Bien Phu es considerada como una de las más importantes batallas del siglo XX y la única persona francesa en ser condecorada durante la batalla fue la enfermera Genevieve de Gallard con la Legión de Honor Francesa (5)

El ángel de Dien Bien Phu

“Fue una oportunidad para mí encontrarme allí, me siento feliz porque tuve la oportunidad de hacer mi trabajo como enfermera hasta el final de los combates”. Se negó de hecho a ser evacuada hasta que no fueron evacuados todos los heridos.

Esta mujer enfermera y modesta, se convirtió involuntariamente en una leyenda. La prensa estadounidense le apodó como “El Ángel de Dien Bien Phu”. “Esta experiencia me obligó a esforzarme y me permitió crecer como enfermera y como mujer”, dice hoy con mucha humildad (6).

FOTO 6 Hospital Auxiliar 279 Bougival. Primera Guerra Mundial

CONCLUSIÓN
Las Enfermeras Pilotos, su historia
Nacieron en 1934 formando la Sección de Aviación de la Cruz Roja Francesa. Sus primeras tareas fueron descritas para estar en las enfermerías de las bases aéreas y en el cuidado sanitario y velar por la salud de los pilotos en vuelo.

Las Enfermeras Pilotos fueron una especie de “Tropas de élite” 100 % femenina de la Cruz Roja Francesa.

Su misión: Aliviar el sufrimiento, cuidar a los heridos y dejarlos preparados para volver a luchar. Salvar las vidas de sus conciudadanos.

La Cruz Roja y la Aviación. Su propósito fue desde sus orígenes en 1934, crear un cuerpo de Enfermeras pilotos y trabajadoras sociales que habrían optado por trabajar en el aire, desde muy jóvenes. Muy rápidamente se crearon comités, que se extendieron por toda Francia, África del norte e Indochina.
Cuidado: La mayoría de ellas eran enfermeras pilotos con el mismo título.

FOTO 7 Monique Marescot du Thilleul. Evacuación sanitaria de los heridos más graves a bordo de un avión Dakota. 1954

Durante la guerra de 1939 a 1945, las enfermeras pilotos que no pudieran volar trabajaron junto a los equipos de urgencia de la Cruz Roja Francesa, sobre todo durante los bombardeos. Pero es sobretodo en 1945, cuando son las encargadas para transportar a los prisioneros y a los heridos franceses y repatriarlos por vía aérea.

1934. La creación de un cuerpo de Enfermeras Pilotos de aviación sanitaria.
1937. Inician el entrenamiento las enfermeras para aprender a saltar en paracaídas.
1939. 240 enfermeras pilotos se distribuyen en las bases aéreas en Francia y en el extranjero.
1945. Repatriación aérea sanitaria de los prisioneros y heridos.
1946. La mayoría de los traslados aéreos sanitarios los elaboraron y realizaron las enfermeras, que estaban preparadas para el servicio de intervención de urgencias de la Cruz Roja Francesa.
1971. La formación para obtener el “Certificado de Seguridad de Rescate” necesario para todo el personal que vuele, es asignado a la Cruz Roja Francesa (3).

FOTO 8 Amelia Earhart, se alistó como enfermera voluntaria en la Primera Guerra Mundial 1914

AGRADECIMIENTO
Jesús Rubio Pilarte

FOTOGRAFÍAS
Las Fotografías son propiedad de la Cruz Roja Francesa. Foto 5 de Claude Millet 2010

BIBLIOGRAFÍA
1.- El siguiente texto fue escrito en la revista “La Permanente Paras”, páginas 168 en 1999, por Jean-Claude Sanchez
2.- Les Infirmières Pilotes Secouristes de l'Air
3.- Los convoyes del aire
4.- IPSA. Los convoyes del aire
5.- Genevieve de Gallard
6.- El ángel de Dien Bien Phu

AUTORES:
Jesús Rubio Pilarte
Enfermero y sociólogo.
Profesor de la E. U. de Enfermería de Donostia. EHU/UPV

Manuel Solórzano Sánchez


Diplomado en Enfermería. Servicio de Traumatología. Hospital Universitario Donostia de San Sebastián. OSI- Donostialdea. Osakidetza- Servicio Vasco de Salud
Insignia de Oro de la Sociedad Española de Enfermería Oftalmológica 2010. SEEOF
Miembro de Enfermería Avanza
Miembro de Eusko Ikaskuntza / Sociedad de Estudios Vascos
Miembro de la Red Iberoamericana de Historia de la Enfermería
Miembro de la Red Cubana de Historia de la Enfermería
Miembro Consultivo de la Asociación Histórico Filosófica del Cuidado y la Enfermería en México AHFICEN, A.C.
Miembro no numerario de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País. (RSBAP)