jueves, 7 de febrero de 2008

Los enfermeros deberán acreditar cada cinco años su competencia para ejercer


Los estudios pasarán de los actuales tres cursos de la diplomatura a una licenciatura universitaria de cuatro El presidente del Colegio de Enfermería dice que el proyecto pretende devolverles la «seguridad jurídica»

El colectivo de enfermería español deberá acreditar cada cinco años su competencia profesional para ejercer su labor ya que, en caso contrario, será excluido del registro de esta profesión. Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería (máximo órgano de regulación de la profesión, que representa a los 240.000 enfermeros que trabajan en España), anunció que con esta medida se pretende dar cumplimiento a la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias y persigue como objetivo final impulsar la calidad de la asistencia sanitaria y conseguir una mayor garantía en la seguridad de los pacientes.

La novedosa iniciativa obligará a esta profesión a recibir cursos de formación continuada, así como asistir a simposios y a reuniones científicas para «acreditar regularmente su competencia profesional».

En caso de que en cada quinquenio no pudieran responder de manera positiva a las evaluaciones competenciales requeridas, estos profesionales sanitarios serán sometidos a un test de 150 preguntas, que deberán superar para seguir ejercitando su profesión. Pero, además, subrayó González Jurado, el colectivo de enfermería abordará otros «inminentes y trascendentales cambios», que también redundarán en beneficio del ciudadano y en la mejora de la calidad asistencial del Sistema Nacional de Salud.

A partir de este año los estudios de enfermería pasan de la antigua diplomatura, de tres años de duración, a la licenciatura universitaria (Grado) de cuatro años, que implicará 240 créditos europeos. Así, el plan de estudios de la profesión enfermera también se adapta al Proceso de Bolonia, que persigue la construcción para 2010 de un Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) compartido por 46 países del continente.

«El mejor de Europa»
El presidente del Consejo calificó esta conversión como un «hito histórico», al tiempo que vaticinó que «el nuevo plan de estudios de la enfermería española se convertirá en el mejor de Europa», toda vez que garantizará la «enorme calidad y competencia» de los profesionales españoles de esta rama. Esta formación universitaria será complementada con una de las siete especialidades de enfermería que se encuentran en la actualidad en proceso de desarrollo, por lo que la formación de una enfermera consistirá en un proceso de no menos de seis años de duración, tras el cual los profesionales pasarán a ser enfermeras especialistas.

Para acceder al máster universitario, los enfermeros deberán cursar uno o dos años académicos (60 ó 120 créditos europeos) y para cursar la especialidad, entre dos o tres años, dentro del segundo ciclo. El tercer y último ciclo corresponderá al doctorado una vez se presente la correspondiente tesis doctoral.

Como es obvio, Jurado no olvidó recordar el estado de la situación en que se encuentra la controvertida 'prescripción enfermera', que deberá ser regulado por una orden ministerial que, a su juicio, sólo pretende "devolver la seguridad jurídica" a los profesionales de este colectivo. Se trata, especificó, de «devolver la legalidad» a las 170 intervenciones enfermeras que desde la aprobación de la Ley del Medicamento sumían a los profesionales de la enfermería en una «situación de ilegal» en el cumplimiento de sus funciones asistenciales.

Orden ministerial
Para culminar en esta iniciativa, el ministro de Sanidad, Bernat Soria, creó un grupo de expertos de las CCAA y elaboraron un documento de trabajo previo. Después, tanto los Colegios de Enfermería, como los de Médicos y Podólogos presentaron sus respectivas alegaciones y, posteriormente, Gobierno central y los representantes de las 17 Comunidades Autónomas concluyeron en un proyecto unánime de la normativa. Ahora solo falta que el Consejo de Estado emita dictamen sobre si la disposición legal está ajustada a derecho, para dar paso a la firma de la orden ministerial y a su publicación en el BOE.

El texto legal de esta orden establece que para que los enfermeros puedan autorizar el catálogo de medicamentos que se defina será imprescindible que se cumplan tres fases: un consenso previo entre médicos y enfermeros; que dicho consenso se materialice en la elaboración de un protocolo que establezca de forma detallada el 'cómo y cuándo', es decir la descripción de los casos concretos en los que se puede usar o autorizar; y, finalmente, los protocolos elaborados que deberán ser aprobados por las autoridades sanitarias.

Fuente: Publicado por kickcfree el sábado, febrero 02, 2008 en su blog:
http://ucienf.blogspot.com/

7 comentarios:

Anónimo dijo...

me pregunto ,solo ENFERMERIA? el resto de profesionales sanitarios no tendran que demostrar nada? ni su COMPETENCIA? que estan buscando con esto...En cuanto a los cursos y demas me imagino que seran gratuitos o como siempre correran a cargo de cada uno y logicamente robandonos nuestro tiempo FAMILIAR,señores los enfermeros,tambien tenemos FAMILIA.......

nurse cabreada dijo...

Pues que quieres que te diga, a mi me da la impresión de que "El Consejo General de Enfermería" o sea, Máximo Jurado y su tropa, quieren asegurarse un enorme trozo del pastel a base de organizar los cursos (lease Escuela de Ciencias de la Salud) que de esta manera tienen garantizada la perpetuidad.

A ver como acaba, pero tiene toda la pinta de ser otra jugadita de Mr. Corleone

Más que representante de 240.000 parece que lo es de los 20 ó 30 que forman su cortejo. puajjjjjj

romudea dijo...

Siempre he tenido en cuenta la máxima de "renovarse o morir".
Esto que se propone, mirándolo desde el cristal de la utopía, es fantástico. ¿A quien no le gustaría hacer las cosas mejor todavía ,o crecer académicamente para mejorar profesionalmente? creo que ahí no hay discusión que valga.
Pero no estamos bajo el cristal de la Utopia, estamos en el mundo real, donde se cumplen objetivos reales con actuaciones ficticias, donde el presupuesto para formación va a parar a manos que nada tienen que ver con la misma.
Creo personalmente que es necesaria una regulación y un seguimiento real de todo esto cuando se ponga en práctica.

Windnurse dijo...

Hola. Soy enfermero portugues me gostaria de dessir que em Portugal Enfermeria ya es una licenciatura universitaria de cuatro anos. Todos somo obligados a estarmos inscritos en una Colegio tambíen (Ordem dos Enfermeiros). Penso que es muy dificil hacer la acreditacíon a cada 5 anos y mucho más dificil que todos enfermeros tengan horas para frequentar formacíon. aki em Portugal tenemos "direcho" a más de 100h/ ano para formacíon, pero no nos dejan frequentar!
saudaciones

Angel dijo...

Pongo a continuacion un comentario remitido a algunas listas de correo:

MANIFIESTO POR LA ACREDITACION
Estoy a favor de la acreditación profesional como
garantía de calidad en la atención y seguridad del
paciente, pero creo que antes de que se aplique a
nivel individual se debería proceder a la acreditación
de los servicios y por ello el Consejo General de
Enfermería junto con las Sociedades científicas deben
preocuparse previamente:
- que se regulen ratios de enfermera/paciente en los
distintos niveles de atención
- que solo se exija la acreditación profesional para
trabajar en aquellos servicios que estén a su vez convenientemente acreditados
- que exista una relación de puestos de trabajo previa
por niveles de especialización y capacitación,cuestión que pasa por:
. el desarrollo de las especialidades de enfermería
. a definir y dotar presupuestariamente los puestos de
trabajo para enfermeras especialistas
- que se acrediten las escuelas de enfermería y exista
también acreditación especifica para el profesorado.

Por otra parte si se pretende obligar a la profesión
enfermera a recibir cursos de formación continuada,
así como asistir a simposios y a reuniones científicas
para acreditar regularmente su competencia profesional
no puede ser la enfermera la que lo financie.
Por eso entiendo que el Consejo General de Enfermería
junto con las Sociedades Científicas debería exigir y
por tanto reivindicar las condiciones estructurales
idóneas para el desempeño de las enfermeras, antes de
pensar en la acreditación profesional, para no reducir
esta cuestión al absurdo.
Tanto como exigir la acreditación al maquinista cuando
las locomotoras no funcionan, hay más vagones de la
cuenta, las vías del tren son inseguras y los horarios
no se cumplen.

Un saludo

Angel Alfredo Martinez Ques
Complexo Hospitalario de Ourense

Luis A. dijo...

Excelente reflexión Angel y muy acertada, tanto en las formas como en el fondo.

Sin embargo, tal como se está planteando, me tiene un tufillo extraño, a que "los de siempre", intentan asegurarse sus cotas de poder y desde luego, (como casi siempre)a años luz del sentir de la mayoría de los profesionales.

Por suerte o desgracia, la nuestra es una profesión que te obliga a mantenerte en continua actualización (salvo acomodaciones varias que las hay). Lo que hay que promover es el reconocimiento a los profesionales "responsables" que se preocupan de mejorar día a día, de investigar, de hacer su trabajo a conciencia... y en lugar de ello, lo que se hace es llamarle carrera profesional a un engendro, que en realidad es un aumento de sueldo encubierto (para compensar la deuda histórica de sueldos tantos años congelados) y que (al tiempo) acabará siendo desmotivador, ya que con criterios de mínimos, no promueves nada.

Y encima nos vienen con estas. Lo dicho, a mi me huele mal.

Tona dijo...

Suscribo el comentario de Alfredo.