miércoles, 21 de noviembre de 2007

GALIA O CÓMO GANAR LA BATALLA AL SIDA

Es importante a la hora de abordar el tema del VIH/SIDA, hablar de la prevención como principal instrumento para evitar la infección así como diferentes enfermedades de transmisión sexual (ETS). La mayoría de los jóvenes tienen información relacionada con el VIH/SIDA, sus vías de transmisión y las medidas de prevención, así como unas actitudes generales de cara a la enfermedad que se pueden considerar positivas. Así, lo cierto es que está extendida entre la población juvenil la convicción de que la medida principal de prevención que se debe adoptar es la utilización del preservativo. No obstante, la percepción de su propio riesgo de transmisión de VIH y otras ETS es muy baja, por lo que existe aún una identificación importante del riesgo con determinados colectivos.
Los jóvenes reconocen que habitualmente no hablan de riesgo con su pareja ni toman efectivamente medidas preventivas, y más cuando surge una relación sexual imprevista. Tenemos claro, pues, que debemos incidir en el cambio de actitudes e intervenir en otros factores que influyan en el comportamiento. Sobre todo porque la vía de transmisión en ascenso es la sexual.
En todo caso, a la hora de sensibilizar a la juventud sobre la importancia de prevenir la transmisión del VIH es necesario considerar la salud como un ámbito en el que, además de la información, es fundamental trabajar sobre creencias, actitudes y valores que favorezcan conductas saludables.
En este sentido, Galia se perfila como un nuevo proyecto piloto que pretende abordar la información, formación e intervención de los/las jóvenes en VIH/SIDA desde la gestión, la acción, el liderazgo, la investigación y el apoyo en las comunidades de Galicia, Castilla-La Mancha, Madrid y Valencia.
Subvencionado por el Plan Nacional sobre Sida del Ministerio de Sanidad y Consumo, yorganizado por la Fundación Educación para la Salud (Fundadeps), Galia se esfuerza en acercar a los espacios que frecuentan los jóvenes –educativos y centros juveniles– una asesoría de información y formación, a nivel individual y colectivo, con las que se pretende mejorar la respuesta a los riesgos y, asimismo, hacer compatible diversión y salud.
Las cifras son muy representativas. En España, la población infectada es de 2,3 a 3,6 por cada mil habitantes mientras que casi un tercio de los afectados desconoce su estatus de seropositividad, es decir, ignora que está infectado por VIH.
Además, en España se registran de 2.500 a 3.000 nuevas infecciones de VIH por año. Con todo, es importante saber que un tercio de los nuevos diagnósticos corresponden a personas de otros países, del colectivo de inmigrantes, con dificultades de acceso a los recursos.
El diagnóstico tardío
Uno de los principales problemas en la actualidad es el diagnóstico tardío en pacientes heterosexuales. Como consecuencia de este retraso, se aprecia una reducción en la supervivencia de los afectados así como una falta de conciencia y prevención en el contagio a sus parejas.
El programa Galia, que por el momento es un proyecto piloto, consta de tres fases. En la primera, la de difusión e información, el objetivo es divulgar el plan entre el movimiento asociativo juvenil y a través de la Red Nacional de Agentes de Salud. Para ello, se selecciona un grupo de jóvenes (Agentes de Salud) entre las comunidades autónomas que participarán en el programa y se recogen las experiencias que sobre VIH/SIDA se están desarrollando en las distintas autonomías.
Una vez completada esta fase, es el momento de formar a esos Agentes de Salud, para lo que se crean grupos de trabajo en cada CCAA con los que llevar a cabo la formación de los formadores. Así, se crea el material didáctico necesario que sirva como guía para el desarrollo de las intervenciones en VIH/SIDA.
Finalmente, en la fase de intervención, se difunde el programa entre las asociaciones juveniles, ONG y entidades interesadas en desarrollar actividades de sensibilización y prevención en el tema. Una vez se confirme el total de usuarios directos de las intervenciones informativas y preventivas, llega el momento de las intervenciones prácticas en cada comunidad autónoma a través de encuentros y charlas.
Los pilares del programa
Son cinco los pilares sobre los que se asienta el programa Galia. El primero, la gestión de los recursos, materiales y técnicos existentes, facilitando su información, conocimiento y distribución. El segundo, la acción de los jóvenes que les lleva a asumir su protagonismo como Agentes de Salud, ya que son ellos los que intervendrán directamente entre sus iguales facilitando, con estas acciones, el efecto cascada.
Tercero, el liderazgo de estos Agentes de Salud, líderes juveniles con una formación específica en Ciencias Sociales y de la Salud. Cuarto, la investigación como uno de los ejes básicos del proyecto, de tal modo que a partir de los datos recopilados a través de las intervenciones directas de los Agentes de Salud, con el objetivo de llevar a cabo estudios de prevalencia. Y quinto, y último, el apoyo a la Red Nacional de Agentes en Educación para la Salud y apoyo a las ONG y Asociaciones Juveniles que trabajan en VIH/SIDA.
Autora: Lucía Alonso. Trabajadora Social (Santiago de Compostela). Coordinadora gallega del programa GALIA de FUNDADEPS.