sábado, 18 de julio de 2009

ORGANIZACIÓN DE LOS CUIDADOS DE ENFERMERIA EN LAS PEREGRINACIONES GIPUZKOANAS A LOURDES

DE GIPUZKOA A LOURDES. 50 AÑOS CUIDANDO A LOS ENFERMOS PEREGRINOS.

ENFERMERIA Y LA HOSPITALIDAD DE LOURDES EN GIPUZKOA. 50 AÑOS DE VIDA EN COMUN


La Hospitalidad de Lourdes se fundó en 1959, pero desde 1954 y aún antes, sus hospitalarios fueron pioneros colaborando en las Peregrinaciones que desde la provincia de Gipuzkoa acompañaban a los enfermos a Lourdes.
A comienzos del siglo XX nuestros antepasados acudían en peregrinación hasta la Gruta de Massabielle, pero ¿cómo lo hacían si la Diócesis de San Sebastián no se constituyó hasta 1950?

Los voluntarios y enfermos acudían a través de convocatorias que se realizaban bajo diferentes denominaciones: Peregrinación vascongada a Lourdes; Peregrinación Guipuzcoana a Lourdes; Peregrinación Nacional Vasca; Peregrinación de la Cofradía de Lourdes de San Sebastián o Peregrinación Diocesana a Lourdes con Enfermos – Diócesis de Vitoria.

A lo largo del trabajo se ve:
“Nuestra peregrinación con enfermos y sin ellos, perdería uno de sus rasgos más significativos. El día 11 de febrero es la Festividad de la Virgen de Lourdes. Los numerosos hospitalarios que acuden van desde el día 10 al 13 a preparar todo para que todo esté listo para recibir a los enfermos. Este trabajo generoso de los hospitalarios es otra de las características de nuestra peregrinación.
Los términos acuñados de “Enfermera” y “Camillero” para nada tienen que ver con profesionales de la sanidad, sino que es la denominación que se emplea en el Santuario de Lourdes para referirse a cuantos “hospitalarios” mujeres y hombres ayudan en su servicio voluntario a los enfermos de las peregrinaciones.

También hay que decir que de las “Enfermeras” hay muchas que no lo son, pero también hay enfermeras de profesión colegiadas.

Todos los años el primer día de peregrinación se celebra al atardecer un acto entrañable de la Hospitalidad y que consiste en la entrega de medallas de la Virgen de Lourdes a enfermeras y camilleros que con los años se comprometen a prestar su servicio a los enfermos.

El segundo día de peregrinación, que generalmente coincide con sábado, se celebra el día de Gipuzkoa en Lourdes. En él se desarrollan los actos más importantes de la peregrinación y es el día en el que más peregrinos gipuzkoanos participan.

No se sabe a ciencia cierta cuando fue la primera peregrinación, pero si sabemos cuando fue la segunda, en 1904 y coincidió con motivo del quincuagésimo Aniversario de la Proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción por el Papa Pío IX. La Junta organizadora de la Peregrinación Guipuzcoana a Lourdes, pide autorización para celebrarla solicitándoselo a la Diócesis de Vitoria. Estaba formada por Bernardo Rezola, Santiago Azaldegui, Juan Muñoa, Miguel Mendizábal, Joaquín Irastorza, Vicente Loidi y Agustín Brunet. Fue reseñado en el periódico integrista fuerista ”La Constancia” con fecha 22 de marzo de 1904.
Salieron en cinco trenes con destino a Lourdes, en Francia, el Gabinete de Combes había suprimido las órdenes religiosas, conventos y colegios, había incautado los bienes a la iglesia, había que ir con cuidado. Los peregrinos y la organización no tuvieron ningún problema ni para ir, ni para volver.
En la revista Novedades de 1909 decía:
“…ha resultado solemnísima como no podía menos dada la religiosidad del pueblo vascongado. Esta peregrinación ha revestido el interés de que haya formado en ella por primera vez una expedición de enfermos, à la manera que vienen haciéndolo los católicos belgas…”

El donostiarra Joaquín Pavía fue uno de los que más horas metió para organizar este evento, además al frente de la expedición estaba el médico Urbina, que comentaba:
“…hemos de ensalzar la conducta seguida por los distinguidos camilleros donostiarra que acompañaron à la expedición y que, à falta de bracandiers profesionales, no tuvieron inconveniente en cumplir por sí solos la misión de conducir à los pobres enfermos hasta las piscinas sin que le detuviera en esta obra ninguna conveniencia personal”.
En años posteriores los enfermos iban un día antes que los peregrinos, e iban en el “Tren Blanco” que salía alas 7,20 de la mañana.
En años posteriores los días de la peregrinación fueron del día 18 al 21 de junio, siendo normalmente presidida por el Obispo de la Diócesis.

En 1953 se reorganiza la Diócesis de San Sebastián y es gracias a Ana María Olazábal, quien a instancias de la enfermera Isabel Sánchez de Movellán, se entrevista con el señor Obispo Jaime Font i Andreu.
Isabel Sánchez de Movellán, en la primera fila, segunda por la izquierda, de enfermera con la Peregrinación de la Diócesis de Barcelona de 1953. (Foto cedida por Isabel Sánchez de Movellán).
Es así como aquellos pioneros: Carmen Ferrer, María Luisa Gaytán, Milagros Letamendía, José Ángel Lizasoain, José Luis Londaiz, Maritxu Mendizábal, Pedro Mendizábal, Ana María Olazábal, Marili Petrirena, María Isabel Sánchez de Movellán, Carmen Zappino y Pilar Zaragüeta, se ponen en marcha con el proyecto.

En la convocatoria del Sr. Obispo en el Boletín Oficial del Obispado de San Sebastián de 1954 decía:
Siempre los hijos de la Noble Guipúzcoa figuraron entre los primeros peregrinos a Lourdes. De todos los pueblos guipuzcoanos afluían año tras año devotos de la Señora para integrar peregrinaciones nutridísimas que acompañaban a sus enfermos, los cuales, con el nombre de María en los labios y en el corazón, anhelaban llegar a la Gruta de Massabielle para ponerse a los pies de la Virgen Inmaculada y sumergirse en la piscina milagrosa. Y muchos jóvenes, caballeros o enfermeras al servicio incondicional de los enfermos durante todo el tiempo de la Peregrinación”.
Las enfermeras, camilleros y peregrinos además de estar todo el día al servicio de los enfermos, corrían con sus gastos de desplazamiento, alojamiento y manutención, como se viene haciendo en la actualidad.

Las enfermeras iban uniformadas de color azul Vergara. Los enfermos fueron alojados en el Hospital de Nuestra Señora de los Dolores, también llamado St. Frai.

En 1955 las enfermeras Maritxu Mendizábal e Isabel Sánchez de Movellán recorrieron la provincia tratando de animar a cuantos enfermos, voluntarios y peregrinos quisieran sumarse al proyecto.

En el año 1959 se forma la peregrinación con un director que era el Obispo, la Primera sección: encargada de la organización de los desplazamientos y alojamientos de los peregrinos. Segunda sección: referente a la organización de los actos religiosos y cultos litúrgicos y Tercera sección: que era la responsable de la selección, desplazamiento, alojamiento y manutención de los enfermos; de la organización de los servicios de voluntarios, Enfermeras profesionales y voluntarias, acudiendo también Damas de la Cruz Roja, camilleros y de la organización de la asistencia sanitaria de los enfermos. El coordinador de esta última sección fue Pedro Mendizábal, Presidente de la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes de San Sebastián. Este modelo organizativo fue calificado como “perfecto” en la asamblea de Hospitalidades del estado en Zaragoza el año 2000.
En 1964 participaron 1.470 peregrinos, entre ellos 305 enfermos adultos, 40 niños enfermos con sus acompañantes, 220 enfermeras y camilleros, 26 seminaristas y un montón de chavales jóvenes Boys Scouts. En 1966 se incorporan por primera vez las sillas metálicas de tren que hoy todavía se utilizan.

En 1969 el Presidente de la Hospitalidad, Víctor Martínez de Artola convocaba a los camilleros y en su charla les decía con relación a los enfermos: …”En todo momento y sobre todo en estos movimientos de embarque, desembarque y transbordos, no tratemos a los enfermos como si fueran maletas o mercancías. No os dejéis llevar por la deformación profesional y recordar siempre que somos los ojos, los pies y las manos de los enfermos, prójimo nuestro, el más próximo, al que debemos tratar con todo cariño y delicadeza, desterrando de nuestro ánimo la satisfacción de sentirnos superiores por ser sanos y dispensadores de beneficios por ser fuertes físicamente. ¡Son ellos los que nos conceden el favor de hacer algo y mucho en beneficio nuestro!
En 1970, de la asistencia sanitaria se encargaron 4 médicos, 3 practicantes, enfermeras y camilleros; además de la parte espiritual 9 religiosas y 3 capellanes. Los enfermos eran alojados en el Asilo Notre Dame en un número de 341. Este año se incorporaron a nuestra peregrinación enfermeras y camilleros de Santander.

En 1972 La Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes consigue comprar un local en la calle Corta nº 4 bajo, de San Sebastián, y fue posible a los bonos que emitió la Hospitalidad al precio de 1.000 pesetas.
En 1973 se leyó por primera vez la “Oración de la Enfermera y el Camillero” obtenida de una publicación de la Hospitalidad de Marsella, la lectura la realizó el primer día el Presidente de la Hospitalidad Víctor Martínez Artola; el segundo día la hizo María Paz de la Herrán, Presidenta de las Enfermeras y el tercer día en representación de Akelas, Guías y Scouts la leyó Adolfo Navascués, “Pañoleta Blanca” y consejero de la Hospitalidad. Las enfermeras, incorporaron por primera vez a su uniforme las medias de color “humo”.
En 1974 los peregrinos fueron 1.374, entre los que debemos contar a 340 3nfermos, 4 médicos, 200 enfermeras, 100 camilleros, 20 guías y 35 scout. En 1977 se estrenó el nuevo Hospital Santa Bernardette, que en la actualidad ya no existe.
El Obispo José Mª Setién Alberro, en 1979 en su carta pastoral sobre la Peregrinación a Lourdes nos decía:
“…Yo mismo he sido testigo, en tantos rincones de nuestra diócesis, del gozo con que los enfermos me han hablado de su visita, a veces repetida, a Lourdes. Si no recuperaron la salud en todo caso volvieron con el corazón lleno de una profunda paz, mantenida aun en medio de la cruz de la enfermedad. Comprendieron quizá el sentido de su enfermedad; vieron que su vida no era inútil…”.

“…No son sólo los enfermos los que peregrinan; junto a ellos y los médicos, las enfermeras, camilleros, auxiliares y scout que les acompañan en una generosa actitud de servicio, participan en la peregrinación otros muchos guipuzcoanos, viviendo una gozosa experiencia de solidaridad humana y cristiana. Sanos y enfermos, comparten la alegría de una fraternidad que deja un recuerdo, para muchos imborrable, de lo que quiere decir vivir pensando en los demás y actuando a favor de ellos….”
Así podría seguir incrementando el número cada vez mayor de enfermeras profesionales y voluntarias que han crecido en número en las Peregrinaciones de la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes de Gipuzkoa.

Con este trabajo, os quería presentar a estas enfermeras y el trabajo que realizan a favor de los enfermos que acuden cada año a Lourdes. Desde aquí les quiero expresar mi gratitud por abrir un enorme campo en nuestra profesión enfermera y del cuidado al enfermo.
Gracias a Juanjo Arabaolaza por su dedicación y empeño en desempolvar viejos papeles tratando de recuperar el archivo documental y gráfico de las peregrinaciones durante más de 50 años.

Gracias a la Presidenta de la Hospitalidad Mari Nieves Sáenz y a todos los demás presidentes que hoy en la actualidad asumen generosamente este cargo.

Gracias ala autora del libro de los 50 años de Peregrinaciones Diocesanas con Enfermos a Lourdes realizado por Arantza Elorza Amorós.

Gracias a mi buen amigo Josema Verdugo que me ha abierto los ojos y me ha enseñado como funciona todo este mundo tan desconocido para mí de las Peregrinaciones de la Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes de San Sebastián. (En la foto el de la derecha)
Josema lleva mas de veinte años de Presidente de la Asociación: "Grupo Scout Pañoletas Blancas", y además es miembro del Consejo de la Hospitalidad por vocación. El Consejo es el órgano directivo de la Hospitalidad, compuesto por seis hombres ("camilleros" en el argot hospitalario) y seis mujeres ("enfermeras"), además de la Presidenta.

Hoja Web de la Hospitalidad Nuestra Señora De Lourdes de San Sebastián

http://lahospitalidad.blogspot.com/
Hoy en día siguen estando algún día antes de la peregrinación para preparar donde van a estar ubicados los enfermos, preparar el hospital de campaña, los botiquines, el personal que va atender a los enfermos, toda la infraestructura de los cientos de enfermos y peregrinos que año tras año acuden a Lourdes, y todo ello como voluntarios (sin cobrar nada a cambio).
Fotos:
Las fotos están escaneadas del libro 50 Años de Peregrinaciones Diocesanas con Enfermos a Lourdes. Algunas fotos son de la Fototeca Kutxa.
Fotos realizadas por M. Solórzano en la Sede de la Hospitalidad en la calle Corta.
Fotos de Internet y del Diario Vasco

*Manuel Solórzano Sánchez y **Jesús Rubio Pilarte
* Enfermero Hospital Donostia. Osakidetza /SVS
** Enfermero y sociólogo. Profesor de la E. U. de Enfermería de Donostia. EHU/UPV
masolorzano@telefonica.net
jrubiop20@enfermundi.com