sábado, 19 de noviembre de 2016

KOLDO SANTISTEBAN CIMARRO IN MEMORIAM



Hace hoy un año, el 19 de noviembre de 2015 que nos dejaste, Koldo Santisteban Cimarro, y seguimos acordándonos de ti y te echamos de menos todos los días, por ser un buen amigo y una bella persona, además de enfermero.

FOTO 1 Koldo Santisteban Cimarro

Koldo enfermero, miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Enfermería de Bizkaia, miembro de la Academia de Ciencias de Enfermería de Bizkaia, colaborador de la sección "Textos y Documentos" del Museo Histórico de Enfermería, y expresidente de la Asociación de Jubilados Enfermeras y Enfermeros de Bizkaia 'Osasunerako Laguntalde'.

Todos los que le conocimos sabemos que fue una buena persona, inquieta intelectualmente, activa allí donde estaba, capaz de asumir y desempeñar diversas responsabilidades, y todo ello, desde una aguda sensibilidad. Esta destacada personalidad le llevó, entre otros aspectos, a conformar una de las colecciones de libros antiguos de Enfermería y otras ciencias de la salud más importantes del Estado. Colección que hemos podido ver, a través de los ejemplares más destacados, tantas y tantas veces en las celebraciones del Día Internacional de la Enfermería.

Además de ser enfermero, Koldo Santisteban era experto universitario en Enfermería Comunitaria por la Universidad Complutense de Madrid. Participó en 1992 en el VIII Congreso de la Asociación Europea de Ocio y Esparcimiento, organizado por la cátedra de Ocio y Minusvalías de la Universidad de Deusto.

En 2003 participó en la exposición “Libros clásicos de enfermería”, de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), en el Congreso Nacional y I Internacional de Historia de la Enfermería. En 2005, realizó una muestra de libros de Enfermería en una jornada de puertas abiertas en la Escuela Universitaria de Enfermería de Vitoria-Gasteiz.

FOTO 2 Koldo Santisteban Cimarro en Alcalá de Henares. Madrid

Participó como ponente en el III Congreso Internacional y VIII Nacional de Historia de la Enfermería, celebrado en Zaragoza en 2005, con la ponencia “Libros de biografía y ética relacionados con la Enfermería”. En 2006, en el XIII congreso nacional de la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica, impartió la comunicación "La vejez vista por el caleidoscopio de libros antiguos de enfermería".

En 2007, en el IX Congreso Nacional y IV Internacional de Historia de la Enfermería, celebrado en Canarias, hizo una presentación oral y exposición de sus libros. Fue profesor invitado de la asignatura "Fundamentos de Enfermería" en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

En 2009 participó en Alicante en la exposición de libros de Enfermería “Cien años de historia. Cien libros con historia”. Entre 2009 y 2010 se formó en escritura creativa y lectura expresiva, dos ámbitos muy relacionados con su vertiente bibliófila.

En 2011 llevó su magnífica colección de libros fuera de nuestras fronteras, participando en la Exposición de Libros Antiguos de Enfermería, en el marco de la XI Conferencia latinoamericana de escuelas y facultades de Enfermería, que tuvo lugar en Coimbra, Portugal.

Koldo, los que te hemos conocido, te recordamos y te echamos de menos. El Colegio de Enfermería de Bizkaia se une en el dolor de su familia, compañeros y amigos.

FOTO 3 Exposición de su colección de libros

Gracias a tus amigos y compañeros del Colegio de Enfermería de Bizkaia, pudimos honrarte y dedicarle tú nombre a las Jornadas de Historia de la Enfermería, que este año 2016, ya ha llevado tú nombre “III Jornadas de Historia de la Enfermería Koldo Santisteban Cimarro”.

El 25 de octubre de 2016 en el Colegio de Enfermería de Bizkaia, te dimos con todo el cariño de nuestro corazón un pequeño homenaje, rodeando la Junta de Gobierno y tus compañeros y amigos a tu familia, a tu mujer, tus dos hijos y a tus hermanas.

COLEGIO DE ENFERMERÍA DE BIZKAIA. 25 DE OCTUBRE DE 2016

Este homenaje que hoy le brindan sus compañeros del Colegio de Enfermería de Bizkaia a Koldo, su mujer Encarni y sus hijos Koldo y Mai, y a sus hermanas, al que nos unimos humildemente los que le hemos conocido, sus amigos, y compañeros de la Historia de la Enfermería.

A Koldo le conocí en el año 2003 en el Congreso de Alcalá de Henares, el fue mi anfitrión y mi guía en mi nueva experiencia en la Historia de la Enfermería. Me dio su amistad y me enseñó mucho de lo que yo ahora se. Noble, comprometido, me transmitió su amor y su ilusión por nuestra profesión y por su historia. Siempre acompañado de una gran mujer como es Encarni, que me aceptaron rápidamente en su entorno para luego al cabo de los años tener un grupo propio donde siempre acudíamos los mismos. El año que no podía estar en el Congreso de Historia, se le echaba mucho de menos. El amor, la genialidad y el mimo que nos transmitía en las exposiciones de sus libros, muchos de ellos únicos; el modo en que cuidaba su entorno, la forma de colocar y transportar sus libros, etc. es una herencia que llevaremos siempre con nosotros. Cada vez que necesitaba su ayuda, consejo o láminas, fotos, etc. siempre lo tenía a mi lado, nunca dejó de contestarme y de ayudarme. Siempre lo llevaré en el corazón como mi amigo, compañero y sobre todo buena persona y amante de su profesión y de su historia. Siempre estarás con nosotros y siempre tendremos ese magnífico recuerdo que nos has dejado. Manuel Solórzano Sánchez. Donostia.

FOTO 4 Colegio de Enfermería de Bizkaia con la Junta de Gobierno y su familia

COMPAÑEROS EN SU RECUERDO
Gracias, Manuel: Lo siento, un hombre entregado a la enfermería. Abierto, cercano, con esa capacidad de comunicación que nos introducía en los tesoros que él coleccionaba: Libros antiguos de enfermería. Las exposiciones que presentó en diversos congresos dan fe de ello y nos acercó a aspectos de la enfermería que algunos, no eran conocidos por muchos de nosotros. Me gustaría acercarme a los suyos y expresarles mi más sentido pésame. Que el Señor le de el descanso eterno. Un abrazo a la familia, Francisca Hernández Martín. Profesora Titular de la Escuela de Enfermería de la Universidad Complutense de Madrid. Presidenta de la Asociación Nacional de Investigadores de Historia de la Enfermería y del Seminario Permanente para la Investigación de la Historia de la Enfermería.

MI AMISTAD CON KOLDO
Nos conocimos en la invicta ciudad de Zaragoza, el 27 de octubre del año 2005, con motivo del III Congreso Internacional y VIII Nacional de Historia de la Enfermería. Él era un enamorado de los libros antiguos de Enfermería, llegando a reunir una colección de clásicos en una biblioteca nada despreciable, a la par que envidiada por muchos. Miles de libros inundan todos los rincones de su casa allá en Carranza, y es que no había librería o rastrillo de cualquier ciudad de España que se le resistiese. Feria del libro antiguo que había, allí se presentaba para traerse alguna joya de las que hoy adornan su biblioteca. Ya desde pequeño apuntaba maneras, pues solía ir a la Plaza Nueva de Bilbao y se ponía a mirar los libros.

FOTO 5 Raúl Expósito, Pedro Vidal y Koldo en Logroño

A partir de Zaragoza fuimos entablando una amistad que con el paso del tiempo fue a más. Volvimos a coincidir en otros Congresos y foros sobre nuestra gran pasión, la Historia de la Enfermería. Era un invitado que no podía faltar en estos eventos, y allá donde iba le acompañaba siempre un baúl lleno de libros antiguos sobre técnicas, vendajes, curas, ética, deontología, sexualidad, higiene, etc. que eran expuestos al público y aderezados por una magistral charla, en la que como gran bibliófilo no dejaba lugar a la improvisación, y es que en el fondo, Koldo era un pozo de sabiduría, nunca mejor dicho, un libro abierto.

Aquella afición por los libros antiguos le llevó a embarcarse en una difícil tarea que solo los valientes se atreven a penetrar. Supo conjugar este interés con el centenario de la muerte de todo un icono para la profesión enfermera, nada menos que Miss Florence Nightingale. En 2010 con la ayuda de un traductor y del respaldo institucional de la Academia de Ciencias de Enfermería de Vizcaya y del Colegio de Enfermería, editó en castellano la biografía publicada en 1890 por Eliza F. Pollard “Florence Nightingale. La amiga del soldado herido”, tirada numerada que alcanzó los mil ejemplares y que dada su gran aceptación volvió a reeditar en 2011 esta vez con apoyo de la Organización Colegial de Enfermería de La Rioja.

Como profesional de la enfermería, Koldo ejerció como APD en Carranza y vivió en primera persona allá por los años ochenta la incertidumbre de aquellos eternos interinos en el País Vasco. Tal vez, para defender los derechos de este colectivo desempeñó la vocalía en el Colegio de Enfermería de Vizcaya. Tiempo al tiempo, y al final pudo jubilarse como Practicante de la Asistencia Pública Domiciliaria en su pueblo.

FOTO 6 Compañeros y amigos en los Congresos de Historia de la Enfermería

A nivel personal, Koldo fue un marido y padre ejemplar. Trabajador incansable, siempre le gustaba hacer alguna escapadita al lado de su inseparable esposa Encarni. Como amigo puedo decir que era una persona honesta, íntegra y justa. Nunca tuvo una mala palabra ni un mal gesto con nadie. Podíamos hablar de cualquier tema, y estar horas y horas enganchados al teléfono. Míticas eran aquellas conversaciones que iniciamos en las siestas y acababan casi de madrugada.

La maldita enfermedad se ensañó en él, y a pese a que le plantó cara, tristemente nos dejó el pasado mes de noviembre. Días antes me llamó por teléfono para despedirse. Tenemos pendiente una larga conversación. Ya tendremos tiempo. Gracias por tus consejos. Descansa en paz amigo Koldo. Raúl Expósito González. Ciudad Real

Cuanto lo siento. Coincidí con el cuando la exposición de Florence Nightingale. Rezaré por el. Begotxu Madarieta Revilla (Museo de Historia de la Medicina. Facultad de Medicina UPV/EHU). Bilbao

Gracias por comunicarme la luctuosa noticia. Descanse en paz. Javier González Caballero. Bilbao

A KOLDO SANTISTEBAN
Aún aceptando a la muerte como parte de la vida me cuesta decir ¡Adios¡ a los amigos. Koldo te recuerdo con afecto por nuestra amistad, te vi por última vez en el Museo de Historia de Enfermería aquí en Madrid, viniste con la Asociación de Jubilados de tu Colegio, me trajiste un marquito con cromos de enfermeras, lo guardo con cariño, por lo que es y por lo que para mi significa. Solamente expresar mi más profundo sentimiento, se nos ha ido un gran amigo, enfermero y amante de nuestra Historia.
Un gran abrazo con mi dolor por tú pérdida. Adiós para siempre Adiós, te recordaré con cariño y admiración. Mª Teresa Miralles Sangro. Madrid

FOTO 7 Koldo en una de sus ponencias

Desde aquí unas líneas para hacer un emotivo reconocimiento a nuestro compañero Koldo Santisteban Cimarro, con el que tuvimos el honor de compartir vivencias personales, ideales y experiencias profesionales.

Hace muchos años conocí a Koldo en el Colegio de Enfermeras. Supe que era el represente de los APD en la Junta. Me interesó saber que trabajaba en Carranza, lugar de origen de mi familia materna. Él, por su profesión y procedencia, frecuentaba a gran parte de mi familia. A partir de ahí tuvimos nuestros puntos de conexión y relación personal.

Koldo compartía conmigo su inquietud por la profesión, él era también amante de la Historia de la Enfermería. Contagiaba con sus disertaciones sobre la evolución de las andaduras de la profesión. Coincidimos en la investigación y profundización del estudio de la figura de la enfermera inglesa Florence Nightingale. Con motivo del Centenario de la muerte de Mis Nightingale en el año 2010 cuando se organizaron numerosos eventos, unos organizados por el mismo, en diciembre de ese mismo año, asistió a la exposición que celebrábamos en la Universidad del País Vasco, “Florence Nightingale - La dama de la lámpara -, maestra en el Arte de Cuidar”. Aquí aporto alguna de las instantáneas de esa ocasión.

Cómo esto es una más de las aportaciones sobre las muchas facetas de la vida de Koldo, no me quiero repetir. Reiterar mi agradecimiento a su persona y desde aquí rendirle mi más sincero homenaje. Descanse en paz.
PD.: Destacar que compartíamos también la afición de buscar y recopilar cualquier documento relacionado con nuestra profesión; poseía una importante colección de libros y documentos. Txaro Uliarte Larriketa. Bilbao

FOTO 8 Junta de Gobierno Colegio de Enfermería de Bizkaia. 2006

INOLVIDABLE KOLDO
Conocí a Koldo en el Congreso de Historia de la Enfermería de Alcalá, en abril de 2003. Le vi sentado en un banco en el campus de la Universidad. Fue fácil entablar una conversación con él. Enseguida advertí la gran humanidad que encerraba aquella persona y el gran amor que sentía por la historia de nuestra profesión. Unas horas después, en la comida del Congreso, a la que se incorporó Encarni, era como si nos conociéramos desde hacía muchos años. Me di cuenta de que compartíamos muchas ideas y proyectos. Desde entonces hemos seguido manteniendo una gran amistad en los Congresos posteriores.

Advertí que algo no debía ir bien cuando deje de recibir sus relaciones de libros, puntualmente cada año. A través de ellas nos informaba de sus nuevas incorporaciones. Ponía a disposición de sus amigos dichos libros para consultarlos. ¡Qué detalle!
Cuando a finales de noviembre me llego la triste noticia de su fallecimiento, me encontraba preparando una exposición de manuales de enseñanza de Enfermería en la Universidad de Castilla-La Mancha. Como fue Koldo quién prendió en mí la afición por el coleccionismo, no dude en que la muestra que estaba a punto de inaugurarse fuera un homenaje a él. Al recuerdo de este entrañable amigo, a la vez, buen profesional, y excelente persona. De su humildad y sencillez. Que suerte tuvimos los que lo conocimos, pues encontramos un ejemplo de humanidad y de buen compañero. Imagino el vacío que sentirá Encarni y sus hijos. Pérdida que también sentimos quienes conocimos a Koldo. Por eso les mando un abrazo. Isidoro Jiménez Rodríguez. Enfermero del Hospital Provincial de Toledo. Profesor Asociado de la Universidad Rey Juan Carlos.

Estimado Manolo, gracias por informarme de la ausencia de Koldo y de participar en su recuerdo; éste es mi recuerdo para él.
Notaba que no recibía ninguna comunicación de mi amigo Koldo, pero no pensé que fuera motivado por su ausencia entre nosotros. Digo esto porque él siempre estaba atento y cada año me felicitaba en mi onomástico. Era tan especial conmigo que me regaló la vida se San Juan de Dios de José Cruset, ya agotada. Siento que ya no tendré sus correos tan cercanos, pero se que donde está sigue intercediendo por mi. Francisco Ventosa Esquinaldo. Director Centro de Enfermería de San Juan de Dios

Lamento profundamente tan gran pérdida de Koldo Santisteban y envío un fuerte abrazo para su familia. Mª Luz Fernández Fernádez. Universidad de Cantabria

Me pide Manuel Solórzano que escriba unas líneas sobre el compañero Koldo y la verdad es que inmediatamente me he puesto a ello.

Yo no soy amigo de Koldo, desconozco si estaba casado, si tenía hermanos, etc., lo nuestro siempre fue una relación telefónica y relacionada con las historias de las enfermeras, de sus libros, sus revistas, sus documentos, imágenes, Etc.

Siempre que nos hemos necesitado nos hemos llamado y siempre estábamos al otro lado presto a enviarnos la información solicitada y, si no la teníamos, siempre hacíamos un esfuerzo por buscarla o ponernos en contacto con la persona que pudiera tenerla.

Tuvo la amabilidad de enviarme en una hoja de excel su magnífica colección de libros relacionados con las ciencias de la salud, no recuerdo bien pero creo que eran unos mil ejemplares conseguidos con mucho esfuerzo en distintas exposiciones de libros antiguos, esfuerzo de tiempo y económico.

No le conocí en profundidad, pero conmigo siempre fue generoso, y aprovecho esta ventana que me brinda Manuel para hacerlo público. Un abrazo a su familia y amigos. Carlos Álvarez Nebreda. Madrid

IN MEMORIAM…D. KOLDO SANTISTEBAN CIMARRO…
Apenas un año de su desaparición, que no de su obra ni de su talento, unas palabras sobre D. Koldo Santisteban Cimarro.

Compendiar en breves líneas con exquisita y merecida precisión la persona, el profesional, la figura en definitiva de D. Koldo Santisteban Cimarro es misión imposible pero no por ello obvio tal empresa aún a sabiendas de las dificultades.
Recién llegado a este ámbito de la disciplina, la Historia de la Enfermería y a estos foros profesionales, los Congresos de Historia de Enfermería, tuve conocimiento de su talla personal y talante profesional concretamente en el Congreso de Historia de la Enfermería de Barcelona allá por el año 2010 a instancias de D. Manuel Solórzano Sánchez. Esos grupos que se forman antes y después de las distintas sesiones, sirvió para que charláramos brevemente junto a otros contertulios y constatar desde ese preciso momento cómo era él para los demás…y los demás para con él…

FOTO 9 Koldo con su amiga y compañera enfermera Txaro Uliarte

D. Koldo Santisteban Cimarro es un veterano y experimentado profesional enfermero, enamorado de nuestra profesión, la Enfermería, amante de la Historia de la Enfermería, como disciplina, asiduo a Congresos de Historia de la Enfermería y demás eventos profesionales y estudioso y poseedor de unas de las mejores y más completas colecciones de libros sobre Enfermería, aspecto este que nos une, en España.
Su extensa y meritoria obra así como su participación, siempre activa, en eventos socio-profesionales de la más diversa índole quedan ahí para disfrute y deleite de todos nosotros. Un ejemplo para nosotros, Adios Koldo Santisteban Cimarro. José Eugenio Guerra González. Sevilla

Manuel, lo siento muchísimo, no sabía nada. No tuve mucho contacto con él, solamente lo vi en un congreso. Pero si hablé con él por teléfono sobre bibliografía e historia de la profesión y desde luego fue un magnífico compañero pues puso a mi disposición todo el material que me pudiera venir bien y que él tuviera en su, me imagino, que amplia biblioteca relativo a la profesión que todos compartimos. Haz el favor de trasladar mi pésame a su familia. Un abrazo amigo, y reitero, lo siento de verdad mucho, Diego José Feria Lorenzo. Huelva. Juan Ignacio Valle Racero. Sevilla

FOTO 10 Asociación de Enfermeros Jubilados de Bizkaia

La verdad es que siempre vi a Koldo como un señor serio y formal. Recuerdo que la primera vez que me llamó la atención creo que fue en el Congreso de Zaragoza. Presentó un libro y me pareció enorme, muy grande. Me inspiró un absoluto respeto. Donde había llegado ese hombre! Qué magnitud y sapiencia en su trabajo.
La siguiente vez que coincidí con él fue en Alicante. Coincidimos en la misma mesa en la comida. Tú estabas al lado (Manolo) y recuerdo en aquella comida a un Koldo con un gran sentido del humor, menos académico y muy humano. Lamento no haber hablado demasiado tiempo con el. Mercedes Fraile Bravo. Mérida. Extremadura

NUESTRO PRIMER RECUERDO
Nuestro primer recuerdo es de Granada, lugar inigualable para iniciar una amistad, aunque la de Koldo hubiera fraguado en cualquier confín del mundo. Él -y Encarni, inseparables- lo ponía todo: la semilla, el abono, el riego… No creemos que hubiera pedregal alguno que se le resistiera a florecer, nosotros desde luego lo hicimos. Y conservamos esa peculiar amistad intermitente que nos ofrecían los congresos de Historia de la Enfermería con algún que otro encuentro entre medias y, sobre todo, con internet.

Recordando su magnífica ponencia en Las Palmas, rehuía de ser erudito presentándose como lector y viajero. Ahí es nada, un Humanista del XVI en el siglo XXI. Como amigos, hemos también de pedir perdón, pues la ilusión de su proyecto de conmemoración del centenario de Florence con un Congreso en Bilbao fue una gran derrota en la que no supimos estar con él. Y poco después su llama se volvió mortecina…
Su pasión y su legado profesional, la exquisita colección de textos enfermeros que reunió tan devota como pacientemente, deberá dejar su nombre imperecedero en alguna institución enfermera como imborrable, quedará en nosotros su recuerdo.
Agur bero bat Koldo. Juan Lezaun Valdubieco y Manuel Ferreiro Ardións. Vitoria

FOTO 11 Máximo González Jurado, Koldo Santisteban y Mª José García Etxaniz

Presidente Colegio Enfermería La Rioja
Mi amistad con Koldo se remonta solamente al año 2011, en la que una tarde en la que se ofreció a enseñarme los cambios que se habían producido en su querido Bilbao, hizo que ambos descubriéramos nuestra común devoción por la profesión enfermera y el gran interés por su historia. A partir de aquí comenzamos una relación sobre todo de amistad, pero también de colaboración profesional, plasmada especialmente en la exposición “Ayer y hoy de la Enfermería Riojana” en la que colaboró no sólo con sus extraordinarios fondos bibliográficos, si no sobre todo formando parte incondicionalmente de la organización y poniéndome en contacto con gran número de compañeros, como Manolo Solórzano o Raúl Expósito, que gustósamente contribuyeron también al éxito de este evento.
Nuestra amistad fue creciendo más allá de la relación profesional y tuve el honor de ser su anfitrión y guía en Logroño junto a su esposa Encarnita y de visitarles en su querido valle de Carranza.
Seguí con dolor la evolución de su enfermedad que el me relataba con serenidad, con admiración por su entereza y forma de afrontarla. De mi relación con Koldo, lamento no haberle visitado una vez más y que no haya sido posible que nos acompañara en la celebración del Centenario del Colegio de La Rioja, al que estoy seguro que le habría encantado acudir. Querido Koldo: gracias y descansa en paz. Pedro Vidal Hernández. Logroño

FOTO 12 Koldo con Ángel Sánchez y Jesús Rubio. Bilbao 2010

KOLDO SANTISTEBAN.  “IN MEMORIAM”

EL EMBAJADOR DEL CEMENTERIO DE LOS LIBROS OLVIDADOS

Hace unos meses que Koldo ya no está con nosotros. Su recuerdo me trae a la memoria el famoso “Cementerio de los Libros Olvidados” de Carlos Ruiz Zafón, ese lugar en el que los libros esperan pacientemente para atrapar a nuevos lectores ávidos de conocimientos, aventuras y emociones, porque los libros, especialmente los antiguos, eran su gran pasión.

Podríamos decir que su casa era una embajada de ese depósito secreto de libros que acumulan el saber y sentir de generaciones pretéritas, del Cementerio de los Libros Olvidados. Haciendo historia, como a él le gustaba, ese espacio novelado surge como un espacio real para dar refugio para todos esos libros perseguidos y condenados a la hoguera, al que se van sumando esos otros libros que, por su desuso, van siendo marginados y destruidos.

Koldo se esforzó en el rescate de libros antiguos, especialmente de enfermería y ciencias de la salud, consiguiendo atesorar una magnífica colección que compartió con nosotros en numerosas exposiciones, convirtiéndose, sin saberlo, en “embajador honorario del Cementerio de los Libros Olvidados”.

Eskerrik asko, Koldo por permitirnos compartir tus tesoros, transmitirnos tu pasión y recordarnos las raíces de la profesión de enfermería, imprescindibles para construir su futuro. Jesús Rubio Pilarte. Profesor de la Facultad de Medicina y Enfermería Sección Gipuzkoa. Universidad del País Vasco. Euskal Herriko Unibertsitatea

FOTO 13 Compañeros y amigos en los Congresos de Historia de la Enfermería

HOMENAJE PÓSTUMO A KOLDO SANTISTEBAN
El fallecimiento de Koldo Santisteban fue un duro golpe para todos los que tuvimos la fortuna de conocerlo, tratarlo y disfrutar del áurea cálida, inteligente, amistosa y simpática que emanaba de su personalidad. En el grupo de los compañeros estudiosos de la historia de la enfermería que tantas veces tuvimos ocasión de compartir con él congresos, jornadas y encuentros, su muerte abrió una brecha que se mantendrá siempre abierta en nuestros corazones y en nuestro recuerdo.

En mi caso, además, como miembro de la Junta de Patronos de la Fundación José Llopis  patrocinadora del Museo de Histórico de Enfermería de Alicante del que Koldo era colaborador de la sección “Textos y Documentos”, tuve ocasión de vivir con él muy agradables ratos en los que me beneficié tanto de su  sapiencia como de su buen humor, dinamismo y amistad. Tengo, pues, buenas razones para echarlo de menos y lamentar su pérdida, tras la cual, cada día se manifiesta con más realce el valioso legado de sus aportaciones a la historia de nuestra profesión, sobre todo en el campo, que le entusiasmaba como bibliófilo, de la colección y catalogación de libros antiguos relacionados con la Enfermería. Recordaré especialmente la grata ocasión en la que vino a Alicante, en 2009, con “sus libros” para la exposición de libros de Enfermería “Cien años de historia. Cien libros con historia”.

No tuve la posibilidad de despedirme de él de la forma que me hubiera gustado hacerlo por la distancia física que se interponía entre nosotros. Por eso quiero agradecer a Manuel Solórzano que me haya brindado esta ocasión de rendir con estas apresuradas líneas mi fervoroso homenaje a su memoria. ¡Koldo Santisteban, amigo, puedes descansar en paz; tanto tú como tu obra ya figuráis en los libros de historia de los que pasaron por la vida haciendo el bien! José Antonio Ávila Olivares. Presidente del Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA).

FOTO 14 Libro “La amiga del soldado herido” y exposición Florence Nightingale

LA AMIGA DEL SOLDADO HERIDO

FLORENCE NIGHTINGALE

Título original: Florence Nightingale. The Wounded Soldier´s Friend. 1890

“Es este un mundo de sufrimiento, donde cada corazón
Conoce su angustia y malestar;
La sabiduría más verdadera y el arte más noble
Es de quien puede el dolor aliviar;
Quien, con pasos suaves y tono gentil
Domina el débil espíritu
Y abre los ojos lánguidos,
Cuando, como el ala de un ángel, se siente fugazmente pasar”

Vistiendo la blanca flor de una vida de inocencia,
Atendiendo las causas más insignificantes”.

Gracias al tesón de nuestro querido compañero Koldo Santisteban Cimarro, Vocal II del Colegio de Enfermería de Bizkaia, que sin su ilusión y entrega, nunca habría visto la luz este nuevo libro sobre Florence Nightingale en castellano. Otra forma de recuperar la memoria histórica de la Historia de la Enfermería.

Agradecimiento al Colegio de Enfermería de Bizkaia en colaboración con La Academia de Ciencias de Enfermería de Bizkaia, acordaron conmemorar y perpetuar el Centenario de la Muerte de Florence Nightingale (1910 – 2010), con la edición de un libro que fue la primera biografía sobre Florence editada en vida de ella, se titula “Florence Nightingale La amiga del soldado herido” 1890 Eliza F. Pollard. Traducción actualizada por Javier Prieto Goitia. Se le añade un capítulo de la muerte de Florence y dos capítulos sobre los artículos que escribió 1882, titulados: Formación de las Enfermeras y Cómo cuidar al enfermo.

FOTO 15 Koldo Santisteban Cimarro

En el año 2010 intentó sin éxito preparar en Bilbao el Congreso Nacional e Internacional de Historia de la Enfermería

I Jornadas de Enfermería Oftalmológica-Zona Norte
Bilbao, 22 de Octubre de 2011

Para la inauguración de la Jornada contamos con el enfermero y vocal II del Colegio de Enfermería de Bizkaia y Académico de la Academia de Ciencias de Enfermería Koldo Santisteban Cimarro; también estuvo presente la Presidenta del Colegio Mª José García Etxaniz, además de 110 enfermeras más. Las enfermeras y enfermeros que acudieron a la jornada pertenecían a: Barcelona, Cantabria, Guadalajara, Huesca, Madrid, Navarra, Zaragoza y País Vasco.

Koldo nos deleitó con su trabajo sobre “libros antiguos” que trataban a la oftalmología desde hace muchos años, en su exposición empezó mostrando el libro “Instrucción de enfermeros para aplicar los remedios a todo género de enfermedades de 1664 y acudir a muchos accidentes, que sobrevienen en ausencia de los Médicos. Compuesto por los Hermanos de la Congregación del Hermano Bernardino de Obregón. En su capítulo V decía así: Como se ha de poner el colirio: “Tomando primero una pluma de gallina, ó de paloma, mojando en el dicho colirio, mandará el enfermero mirar al cielo al paciente, abriendo los ojos, y le irá echando tres, o cuatro gotas dentro. Esto bastará cada hora una vez. Advirtiendo que los colirios no se calientan, sino como vienen de la botica, si es verano, y si es invierno tibio”. No está nada mal que en un compendio de 220 páginas se le dedica un capítulo entero a la oftalmología. Allí lo tuvimos presente con los demás ejemplares que expuso.

FOTO 16 I Jornadas de Enfermería Oftalmológica, Bilbao 2011

Siguió con el libro “Instituciones quirúrgicas y Cirugía completa universal de 1748 ilustrada con gran número de láminas finas, y muy fieles, que demuestran al natural, los más preciosos instrumentos, y operaciones de cirugía. Trabajo y estudio en que por más de 40 años se empleo el desvelo del Dr. Laurencio Heifter. Traducido de la lengua latina por Andrés Gracia Vázquez, varios títulos y Colegial fundador del Real Colegio de Cirujanos de Madrid. Esta obra se presenta en 3 tomos, el contenido sobre ojos esta en el tomo 2º, así como los buenísimos grabados que posee. De cómo se han de sacar aquellas cosas, que por casualidad cayeron o se entraron en los ojos. De la sangría o modo de sacar la sangre de los ojos.

El “Manual de Cirugía práctica de 1760, recogemos de sus páginas: los tópicos que pueden usarse en las oftalmias, una de las recetas decía así: “Agua de flor de saúco, mucílago de simiente de membrillos, hecho con agua de esperma de ranas y azafrán”. Mézclese todo y pónganse paños mojados tibios sobre los ojos inflamados.

FOTO 17 Poema de Mikel Laboa para Koldo Santisteban

El clásico libro “Manual de la Enfermera”, editado por primera vez en 1932, fue el libro de texto de nuestras escuelas durante muchos años, hay ediciones de loa años 70, y como soporte gráfico se emplea la fotografía. El Dr. Manuel Usandizaga incluye en el capítulo 32, la oftalmología, en su página dos, habla sobre los defectos de refracción, estrabismo, catarata, glaucoma, cuerpos extraños, conjuntivitis, dacriocistitis, operaciones en los ojos y los Cuidados de los enfermos de oftalmología. En las reglas generales pone por ejemplo: Lavarse siempre las manos antes y después de hacer un tratamiento en un enfermo de los ojos. En otro capítulo habla de la instilación conjuntival de colirios. Irrigación. Compresas húmedas calientes. Aplicación de pomadas en los párpados. Aplicación de pomadas en el saco conjuntival. Extracción de cuerpos extraños conjuntivales. Examen de los ojos en un niño pequeño. Encima de la mesa estuvieron los libros antiguos para que los participantes los pudiesen ver y tocar estas reliquias de la enfermería oftalmológica.

¡Koldo Santisteban, amigo, puedes descansar en paz; tanto tú como tu obra ya figuráis en los libros de Historia de la Enfermería, de los que pasaron por la vida haciendo el bien!

Eskerrik asko, Koldo por permitirnos compartir tus tesoros, transmitirnos tu pasión y recordarnos las raíces de la profesión de enfermería, imprescindibles para construir su futuro.

Agur bero bat Koldo

Compañeros y amigos:
Carlos Álvarez Nebreda; José Antonio Ávila Olivares; Raúl Expósito González; Diego José Feria Lorenzo; Mª Luz Fernández Fernádez; Manuel Ferreiro Ardións; Mercedes Fraile Bravo; Javier González Caballero; José Eugenio Guerra González; Francisca Hernández Martín; Isidoro Jiménez Rodríguez; Juan Lezaun Valdubieco; Begotxu Madarieta; Mª Teresa Miralles Sangro; Jesús Rubio Pilarte; Txaro Uliarte Larriketa¸ Juan Ignacio Valle Racero; Francisco Ventosa Esquinaldo; Pedro Vidal Hernández.

Bilbao, Colegio de Enfermería de Bizkaia, 25 de Octubre de 2016
Manuel Solórzano Sánchez