martes, 9 de agosto de 2016

CALLE DR. GÓMEZ ULLA. MADRID



El famoso médico y militar don Mariano Gómez Ulla ha llegado a tener más de 50 calles con su nombre en el callejero español. Algunas han desaparecido por eliminación de nombre del viario (militares, políticos, médicos, etc.), relacionados con el franquismo.

Foto 1. Esta foto de la calle del Dr. Gómez Ulla, se encuentra en el Barrio de Salamanca de Madrid, cerca del Parque de Eva Perón. Foto realizada por el autor, 25 de junio de 2016

La calle le fue asignada en el año 1948, tres años después de su muerte. Fue dedicada a propuesta de varios colectivos, entre ellos el de los practicantes españoles que erigió una placa al efecto.

En uno de los boletines de Medicina y Cirugía Auxiliar de noviembre del año 1952, se hacía un pequeño homenaje recordatorio del Dr. Mariano Gómez Ulla, por su apoyo a la “Clase” de Practicantes sobre todo en las ramas militares y de sanidad y por su participación en la Guerra de África, Guerra Civil Española y en la Segunda Guerra Mundial con la División Azul. Llegó a presidir el Hospital Militar de Carabanchel, que al fallecer él en la madrugada del 25 de noviembre de1945, a los 67 años de edad, de un infarto de miocardio, pasaría a llevar su nombre (Hospital Militar Central de la Defensa “Gómez Ulla”), a partir del 5 de junio de 1946.

En la sede del antiguo Consejo Colegial de Practicantes de Madrid existía entonces un cuadro al óleo que presidía dicha sede. Es en dicho año de 1945, cuando el Ejército creó el Cuerpo Auxiliar de Practicantes de Sanidad Militar. Se dicta una ley específica de 1945 donde se crean la categoría de practicantes de primera, con asimilación al grado de teniente y los de segunda, asimilados al de brigada. En 1965, se crea el cargo de subteniente que se aplica a los practicantes con al menos diez años de antigüedad como brigada. Luego en el año 1972 se volverían a reorganizar nuevamente (categorías para Practicantes, primeramente y para ATS con posterioridad).

A inicios del año 1936, en la sede del Colegio de Practicantes de Madrid se le hizo un homenaje por los Practicantes de Medicina del Ejército, el acto fue recogido por la revista “El Auxiliar Médico” (1) de muchas provincias, entre ellas, la del Colegio de Practicantes de Córdoba.

El Ayuntamiento de Madrid acordó dedicar una de sus calles al Dr. Gómez Ulla. El Consejo Nacional de Practicantes, solicitó autorización para colocar en ella una placa como testimonio de gratitud de la clase al ilustre General. Dicha solicitud fue concedida el 2 de marzo, abriéndose una suscripción entre todos los Colegios de Practicantes de España estableciendo una cuota mínima de 50 pesetas. Esta suscripción, lejos de sufragar los gastos de la placa, perseguía de alguna manera que quedará constancia de la aportación de todos los Colegios Profesionales y darle así a este homenaje carácter nacional (2).

Bibliografía
1.- “El Auxiliar Médico”, revista del Colegio de Practicantes de Córdoba, año XII, n.º 122, p. 29.
2.- Raúl Expósito González

AGRADECIMIENTOS
El autor desea expresar su agradecimiento por los comentarios especializados de Juan Ignacio Valle Racero y Raúl Expósito González

AUTOR:
Manuel Solórzano Sánchez
Diplomado en Enfermería. Hospital Universitario Donostia de San Sebastián.
OSI- Donostialdea