lunes, 26 de marzo de 2012

LILÍ MARLEEN ¿Era una Enfermera?

La Historia de un poema hecho canción

Lilí Marleen, fue la protagonista de la canción más famosa de la Segunda Guerra Mundial. Fue la canción favorita de los soldados de todos los ejércitos combatientes en el frente europeo, y se tarareaba entre las trincheras en todos los idiomas.

La canción “Lilí Marleen”, refleja la historia de un soldado enamorado, no sólo unió a soldados enemigos, sino que además se convirtió en la canción alemana con más éxito del siglo XX. Cuando El autor de aquellos versos, en medio de la I Guerra Mundial, no podía ni imaginar que su Lilí Marleen sería cantada generación tras generación por los grandes compositores de la música alemana, traducida a decenas de idiomas, parodiada y versificada durante cien años, e incluso, llegando a ser número uno en Japón.

FOTO 001 La Chica bajo la Farola

Dos personas distintas y un solo nombre

El soldado alemán Hans Leip (Hamburgo, 22 de septiembre de 1893 – Fruthwilen, cerca de Frauenfeld, Turgovia, Suiza, 6 de junio de 1983), tras ser trasladado durante la Primera Guerra Mundial al frente ruso, compuso una poesía en la que recordaba a su novia Betty, hija de un tendero de ultramarinos su novia le llamaba Lilí, y trabajaba en la tienda de ultramarinos de la familia, en su ciudad natal, y a Marleen que era una preciosa y joven enfermera que habría conocido haciendo guardia, en su puesto de centinela. Ambas le volvían loco a Hans Leip, un joven soldadito de 18 años que desde la distancia y la soledad del frente añoraba a las dos bellezas, sin poderse decidir por ninguna de ellas. Así que decidió escribir un poema en 1915 y dedicárselo a las dos, a Lilí y a Marleen, uniéndolas para siempre bajo un mismo título: “Lilí Marleen”. En ese poema narraba cómo se despedían ambos bajo una farola junto al portalón del cuartel.

Hans Leip publicó por primera vez el poema de Lilí Marleen en 1937, 22 años después de haberlo escrito. Lilí Marleen no es sólo una historia de amor, sino también una triste despedida, ya que el soldado que entregó su corazón a las dos jóvenes se ha de marchar al frente. A nadie le interesó durante el periodo de entreguerras. En los locos años 20 no había lugar para poemas melancólicos.

Una canción para tiempos de guerra

Los poemas de Leip, por tanto, fueron publicados en una colección el año 1937 y llamaron la atención del compositor Norbert Schultze (Brunswick, 1911 – 17 de octubre de 2002), ya por entonces un reconocido autor cuyas composiciones habían tenido una gran acogida por parte de la crítica y el público alemán. El poema de Leip se titulaba Das Lied eines jungen Soldaten auf der Wacht (“Canción de un joven soldado de guardia”) y Schultze le puso música ese mismo año con el nombre Das Mädchen unter der Laterne (“La chica bajo la farola”) y no con el que ha pasado a la historia.


FOTO 002 Partitura de música. Uniformes de hombre y mujer enfermeras alemanes

En ese mismo año de 1937, el compositor alemán Norbert Schultze le puso música al texto, y en 1938 es estrenada la canción adquiriendo una tremenda popularidad durante la Segunda Guerra Mundial. En 1939, una joven y aún desconocida Lale Andersen grabó el primer disco, aunque en un principio se negó a ello, de Lilí Marleen. Los nazis prohibieron la canción al considerarla de “carácter funesto”, pero esta vez Lilí Marleen no volvería a caer en el olvido.

Al principio el disco no tuvo éxito, vendiéndose apenas 700 ejemplares del disco. Sin embargo, dos años más tarde, en 1940, ya comenzada la Segunda Guerra Mundial, un suboficial de una compañía acorazada alemana de reconocimiento que tenía el disco la dejó oír un día en una reunión informal en el cuartel y gustó tanto a sus compañeros que fue adoptada como canción de la compañía.

Uno de los oficiales de la compañía, el teniente Karl Heinz Reintgen, había sido destinado antes a Belgrado (Yugoslavia) para hacerse cargo de la dirección de la emisora militar de esta ciudad y se llevó consigo el disco de Lilí Marleen. Desde allí emitió la canción por primera vez el 18 de agosto de 1941, dedicándola a sus compañeros que se encontraban en el desierto norteafricano. Comenzó a tener un gran éxito y desde todos los frentes llegaron peticiones para que se emitiera, de modo que la emisora comenzó a radiarla todos los días a las 21 horas 57 minutos, como cierre de su programación. Debido a la potencia de la emisora, los soldados aliados también escucharon la canción y el tema fue adoptado en ambos frentes. Así, los soldados alemanes se sorprendieron cuando al hacer prisioneros enemigos comprobaban que conocían la canción.

El éxito de la canción llamó la atención del Ministro de Propaganda Josef Goebbels. Tras escucharla, su sentencia fue negativa, ya que consideró que únicamente podía influir de forma negativa en la moral de las tropas y ordenó que fuera suprimida del repertorio de la emisora. Las protestas de los soldados fueron tales que Radio Belgrado tuvo que mantenerla en antena, pese a la opinión del Ministro, y siguió emitiéndose todas las noches.

Ya antes del final de la guerra, el tema se tradujo a otros idiomas y fue interpretado por diversos cantantes, tanto hombres como mujeres, convirtiéndose en la canción de guerra más popular hasta hoy conocida.

En alemán, además de por Lale Andersen, fue interpretada por Willy Fritsch, el Heyn Quartett, el coro de la Wehrmacht y Mimi Thoma

En inglés fue cantada por la misma Lale Andersen en 1942. En 1943, la BBC emitió una versión paródica en contra de Hitler cantada por Lucy Mannheim y con la misma música de Schultze pero con una letra, reducida de cinco a cuatro estrofas, de autor desconocido. En 1944 fue cantada por Anne Shelton y posteriormente por Vera Lynn, cuya versión se radiaba desde la BBC de Londres en transmisiones para el ejército aliado. El VIII Ejército británico adoptó la canción, que comenzó a cantarse en cuarteles y hospitales militares. Ese mismo año, la versión del cantante Perry Como ocupó el puesto nº 13 en el ranking de los Estados Unidos. En 1945, la actriz y cantante Marlene Dietrich también grabó una versión en inglés.

En francés fue cantada por Suzy Solidor; en italiano por Milly y Meme Bianchi; en húngaro por Ilona Nagykovácsi; en finés por Georg Malmsten (1942) y en danés por Lou Bandy (1942).

Después de la Segunda Guerra Mundial, la ya muy popular canción fue adoptada por un gran número de ejércitos de todo el mundo, en versión cantada o adaptada como marcha. En unos casos se tradujo el texto y en otros se adaptó con nuevas letras acordes con la realidad militar de cada ejército. Así, entre otros muchos, existen versiones en alemán, danés, francés, español, estonio, italiano, polaco, latín, finés, ruso o húngaro. Se dice que pudo haberse traducido a más de 48 idiomas. La compañía discográfica Bear Family publicó una caja de siete CD con 195 versiones de la canción.

FOTO 003 Enfermeras alemanas

En cuanto al éxito de la canción, Lale Andersen, refiriéndose al porqué de que fuera tan apreciada por los soldados de ambos bandos durante la guerra, dijo poéticamente «¿Acaso puede el viento explicar cómo se convirtió en tempestad?». En 1980, el director alemán Rainer Werner Fassbinder dirigió una versión cinematográfica, muy novelada, de la historia de Lilí Marleen, protagonizada por Hanna Schygulla y Giancarlo Giannini.

Un siglo de éxitos

La versión de Lilí Marleen de Marlene Dietrich se tituló "La chica bajo la farola". Al mundo nunca le interesó que Hans Leip considerara que el poema se encontraba entre lo peor que había escrito. Tampoco que pensase que Lilí Marleen no debía ser cantada por mujeres, porque era la historia de un hombre enamorado. Nadie tuvo tanto éxito entonando Lilí Marleen como ellas: Lale Andersen y Marlene Dietrich.

La letra de la canción traducida al castellano dice lo siguiente:

Frente al cuartel,

delante del portón,

había una farola,

y aún se encuentra allí.

Allí volveremos a encontrarnos,

bajo la farola estaremos.

Como antes, Lilí Marleen.

Nuestras dos sombras

parecían una sola.

Nos queríamos tanto

que daba esa impresión

Y toda la gente lo verá,

cuando estemos bajo la farola.

Como antes, Lilí Marleen.

Pronto llama el centinela

“Están pasando revista

Esto te va a costar tres días”

Camarada, ya voy

Entonces nos decíamos adiós

Me habría ido encantado contigo

Contigo, Lilí Marleen

Ella conocía tus pasos

tu elegante andar

todas las tardes ardía

aunque ya me había olvidado

Y si me pasara algo

¿Quién se pondría bajo la farola

Contigo?, Lilí Marleen

Desde el espacio silencioso

Desde las tierras de la tierra

Me mantienen como en un sueño

tus adorables labios

Cuando la niebla nocturna se arremoline

yo estaré en la farola

Como antes, Lilí Marleen

Aunque hay diferentes versiones, la canción se ha traducido a 48 idiomas incluyendo el ruso francés, italiano, y, sorprendentemente, el hebreo.

Otra letra de la misma canción:

Bajo la farola,

frente a mi cuartel

sé que tú me esperas,

mi dulce amada bien…

Mi corazón al susurrar

bajo el farol, latiendo está…

Lilí, mi dulce bien

Eres tú, Lilí Marleen

Cuando llega un parte

y debo marchar,

sin saber querida

si puedo regresar…

Sé que me esperas

siempre fiel,

bajo el farol,

frente al cuartel…

Lilí, mi dulce bien

Eres tú, Lilí Marleen

FOTO 004 Diferentes portadas de la misma canción


CONCLUSIÓN

Y aunque resulte prácticamente imposible saber nada más de esa enfermera que inspiro a un joven soldado aburrido, “Lilí Marleen” nos acerca a esa enfermera universal, Florence Nightingale, que iluminada tenuemente por su famoso candil, se paseaba entre los soldados heridos, por los pasillos del Hospital de Scutari durante la guerra de Crimea, y al igual que Marleen, les ayudaba a llenar los sueños con gratos recuerdos.

AUTORES

Raúl Expósito González

Enfermero. Servicio de Anestesia y Reanimación. Hospital “Santa Bárbara” de Puertollano. Ciudad Real. Experto en Barberos, Ministrantes y Sangradores

raexgon@hotmail.com

Jesús Rubio Pilarte

Enfermero y sociólogo. Profesor de la E. U. de Enfermería de Donostia. EHU/UPV

Miembro no numerario de La RSBAP

jrubiop20@enfermundi.com

Manuel Solórzano Sánchez

Enfermero Servicio de Oftalmología

Hospital Universitario Donostia de San Sebastián. Osakidetza /SVS

Vocal del País Vasco de la SEEOF. Insignia de Oro de la SEEOF

Miembro de Eusko Ikaskuntza

Miembro de la Sociedad Vasca de Cuidados Paliativos

Miembro Comité de Redacción de la Revista Ética de los Cuidados

M. Red Iberoamericana de Historia de la Enfermería

Miembro no numerario de La RSBAP

masolorzano@telefonica.net

1 comentario:

Enfermeriaycuidados dijo...

Que buen blog, que gusto poder seguír aprendiendo en la red acerca de la Historia de una bonita profesión. Un saludo desde Enfermeriaycuidados