martes, 6 de diciembre de 2011

ALICANTE HISTORIA DE LA ENFERMERÍA. I PARTE









Se ha celebrado en la Universidad de Alicante los días 24, 25 y 26 de Noviembre de 2011 el:
III SIMPOSIO IBEROAMERICANO DE HISTORIA DE LA ENFERMERÍA
XII CONGRESO NACIONAL Y VII CONGRESO INTERNACIONAL DE HISTORIA DE LA ENFERMERÍA
VII JORNADAS INTERNACIONALES DE CULTURA DE LOS CUIDADOS


Nunca se había repetido este cuádruple Congreso que ha acogido a cerca de 200 enfermeras y enfermeros e historiadores de todas las Autonomías del Estado Español, además de los compañeros que han cruzado el gran charco desde Argentina y Chile, hasta México, pasando por Colombia, Perú y demás Países sudamericanos, para pasar estos días intercambiando nuestros saberes y nuestras historias.

Como no podía ser otro este magnífico evento ha sido posible a un extenso grupo de personas que capitaneados por el Presidente organizador José Antonio Ávila Olivares (Presidente del Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana. CECOVA) y el Profesor José Siles González, como presidentes del Comité Organizador y el Comité Científico, que se terminaron con un éxito abrumador. Más de 170 comunicaciones, 40 pósters y carteles y 14 ponencias contando con la Conferencia Inaugural a cargo de Taka Oguisso de la Universidad de Sao Paulo en Brasil, y la Conferencia de Clausura impartida por Francisca Hernández Martín del Seminario Permanente para la Investigación de la Historia de la Enfermería, perteneciente a la Universidad Complutense de Madrid.
FOTO 001 Compañeros de la Secretaría técnica y azafatas
Además del personal del CECOVA y de la propia Universidad, también había trabajando con ellos, los profesionales del Colegio Oficial de Enfermería de Alicante con su presidenta al frente Belén Payá Pérez.

En la secretaría técnica del Departamento de Congresos “Viajes Nuestro Pequeño Mundo” estuvieron con su magnífica sonrisa José Luis Angulo Chamizo que estuvo al frente con todo lo relacionado a la informática y sus programas para que no diesen ningún problema en las exposiciones. Estuvo apoyado por un gran equipo este compañero del Colegio de Enfermería de Alicante con los compañeros de la secretaría técnica como Manuel Fernández-Cañada Díaz, Pilar Val Tortosa y Cristina Porras. Como azafata del stand del CECOVa estuvo Malva Chavarri Bermejo y como azafatas de sala estuvieron Sara Cibanal Arce y Paula Pazos Climent, todos ellos nos hicieron la estancia en el Congreso muy agradable.

En el Comité Organizador estuvieron: además del presidente antes mencionado Ricardo Martín, Antonio Hernández, Fernando Fernández, Belén Payá, Manuel Lillo, Isabel Casabona, Ana Lucía Noreña, Antonio Peña, José M. Pazos, Antonio Verdú, remedios Yañez, Mª Ángeles Gómez, Ascensión Marroquí, Mª José Flores, Elena Ferrer, Mª Pilar Beneito, Monserrat Angulo, César Rico, Belén Estevan, F. Javier Fernández, Mª Dolores Mateo, Alberto Ruiz, Sofía García, Salvador Lozano, Betlem Coves y Ana Delgado.
Foto 002 Mesa inaugural

En el Comité Científico en su presidencia el Profesor José Siles, secretaria Carmen Solano, vicepresidenta sección española Francisca Hernández y como vicepresidenta sección Latinoamericana Taka Oguisso. Los vocales con mucho peso dentro de la Historia de la Enfermería fueron: Manuel Amezcua, Magdalena Santo Tomás, Luis Cibanal, José Ramón Martínez, Amparo Nogales, Antonio C. García, Manuel J. García, César Hueso, Encarnación García, Flores Vizcaya, Rosa Mª Pérez, Eva Gabaldón, Juan Mario Domínguez, Carmen Chamizo, Mercedes Núñez, Miguel Castells, Miguel Ángel Fernández, Mercedes Rizo, Julia Huaiquian, Mitzi Letelier, Noemí Moreno, Mª Teresa Pinedo, Genival Fernandes, Alfredo Bermúdez, Fernando Porto, Luliana Barichon, Paulo Souza-Campos, Alexandra Carrijo, Alice Curado, Oscar M. Ramos, Isabel Soares, Teresa Calvário, Ana B. Pires, Marília Pais Viterbo de Freitas, Joel Mancia, Wellington Amorin y Miriam Borenstein.

En la mesa inaugural estuvieron: Belén Payá Pérez, Presidenta del Colegio de Enfermería de Alicante; José Antonio Ávila Olivares, Presidente del CECOVA; Juan Antonio Marqués Espí, Gerente del Hospital; Ana Laguna Pérez, Vicedecana de la Universidad de Alicante; Profesor José Siles González, Presidente del Congreso y Francisca Hernández Martín.
FOTO 003 Taka Oguisso y Manuel Solórzano

La Conferencia Inaugural corrió a cargo de la ex - presidenta del CIE Taka Oguisso su conferencia trató sobre “La incidencia del Consejo Internacional de Enfermeras en la historia y socialización de la Enfermería”. Nos contaba que el CIE es un instrumento muy importante para la difusión de la enfermería moderna, universitaria y competente, y para estimular la unión de los profesionales alrededor de una organización fuerte y representativa, que además pueda influir en la política social, de salud y de enfermería, así como en las normas profesionales y socio-económicas en sus respectivos países. Además si estamos convencidos que la Historia de Enfermería es fundamental para que se conozca nuestra propia profesión y su identidad profesional, la socialización de estos conocimientos será también fundamental para la valoración de la Historia de Enfermería. De forma clara y sutil tenemos que luchar todos juntos para mantener el número de horas de clases en los cursos de enfermería de todo el mundo para hacer sobrevivir la Historia de Enfermería en todos los países del mundo.

Se dio paso a la Primera Mesa Redonda siendo moderadora Mercedes Nuñez del Castillo. Los ponentes fueron Francisco Herrera Rodríguez de la Universidad de Cádiz. En su disertación habló sobre “Un Viaje a Newark en busca de la polio”. “Némesis” es la última novela publicada por Philip Roth, en este libro se ocupa de la epidemia de poliomielitis del año 1944 en la localidad norteamericana de Newark. Philip Roth describe magistralmente los padecimientos del personaje central de la novela, Bucky Cantor, desde los primeros síntomas a la terapia de la Hermana Kenny, incluso su padecimiento del síndrome postpolio décadas después. Roth narra el calvario clínico y terapéutico del señor Cantor, pero sobre todo su hipertrofiado sentimiento de culpa que le hace vivir la enfermedad como un castigo que debilita su identidad y acentúa su vulnerabilidad. Le siguió Alfredo Bermúdez González de la UNAM de México, habló sobre “Las Dimensiones del Cuidado”. En México “la noción de cuidado” se encuentra ubicado en la asignatura de Enfermería Fundamental del Plan de Estudios de la Licenciatura de Enfermería, dentro de la segunda unidad temática nombrada: Dimensiones del Cuidado y con tan solo un total de seis horas para cuatro subcontenidos. El contenido “noción del cuidado”, tal vez debiera estar en el inicio del programa, ya que ofrece la posibilidad de una primera consideración al respecto de los elementos que le son particulares y que adquieren sentido en su devenir social, económico, político y cultural para colocarlo disciplinarmente como el objeto de estudio de la enfermería y por supuesto implica una reflexión desde lo histórico, filosófico y epistemológico para reconocer los elementos conceptuales que le dan sentido a la construcción disciplinar de enfermería. Y para terminar Manuel J. García Martínez de la Universidad de Sevilla, nos habló “El oficio de partera entre los siglos XV al XVIII. Fuentes documentales para su estudio”. La partera tradicionalmente ha venido desarrollando su ejercicio profesional a lo largo de los siglos en el campo de la salud reproductiva de la mujer desarrollando las funciones asistencial, docente, de peritaje, religiosa y como asesora en dicha materia. A pesar de ser una ocupación u oficio tan antiguo como la humanidad misma, como queda constancia en innumerables testimonios escritos e iconográficos, son relativamente escasos los trabajos de investigación llevados a cabo sobre esta profesión a finales de la Edad Media y la Edad Moderna.

Las presentaciones de la Primera Mesa siendo la moderadora Eva Gabaldón Bravo, comenzaron con la comunicación titulada “Inicios de la enfermería militar en la aviación militar española”, primera comunicación de su género presentada por Jaime E. Saumell Bonet, Susana Rodríguez González, Francisco Velo Serrano y Manuel Davó Devesa. En sus conclusiones nos decía que los primeros profesionales de enfermería militares en el Servicio de Aviación, fueron practicantes profesionales del Ejército, auxiliares del Cuerpo de Sanidad Militar, en 1928. Y los primeros fueron Honorato Lozano Martínez y Francisco Hernández Sánchez. Le siguió la comunicación “La matritense sociedad de ministrantes” su exponente fue Raúl Expósito González que terminó su disertación diciendo que por tanto, a Madrid le cabe la gloria de ser la ciudad española en la que se inició el movimiento asociativo y corporativista de los ministrantes y practicantes en España. Le siguió Ricardo López Marín, A. Molina Rodríguez y M. E. Martínez Roche, su título “Presente, pasado y futuro de la figura paternal en relación a la crianza en occidente” terminó con una cita de Rojas del 2003 que decía que “los hijos necesitan un modelo paterno para formar su yo, para consolidar su identidad, para desarrollar sus ideales y aspiraciones”.
FOTO 004 Compañeros del Congreso

Le siguió Carmen Mezquita Pipió e Isabel González Saavedra, su título “Literatura, cine, juegos didácticos: herramientas para el aprendizaje de la Historia de la Enfermería”. En sus conclusiones nos decían que requiere mucho tiempo del alumno y parece a veces, complicado y desordenado. No siempre hay garantía que con todas las actividades que se proponen se logren los objetivos propuestos. Le siguió Jessica Medina García, su título “Hospital de San Lázaro de Granada: 470 años de historia, asistencia sanitaria y vida de los leprosos en el hospital”. En sus conclusiones decía que la pobreza y la enfermedad eran un problema de orden público y social y la asistencia una labor del Estado, fue un referente especialista con los enfermos de lepra. Le siguió Manuel Solórzano Sánchez y Jesús Rubio Pilarte su tema “La Imagen social de la enfermería en los países de mayoría católica en el siglo XIII”, en sus conclusiones nos decían que “El salario, las condiciones y funciones de la enfermera, así como su dependencia funcional de una de las figuras directoras del hospital, y no del médico o del cirujano sangrador, permiten afirmar que la enfermera en el siglo XVIII en los países católicos era una figura con formación técnica, ético-moral, con un rol autónomo y reconocida socialmente”. Le siguió Márcia Cristina da Cruz Mecone, Barbara Bonini y Genival Fernandes de Freitas, su tema “Aspecto cultural do cuidado: Enfoque no período Helênico”, en sus conclusiones el estudio de las antigüedades contribuye al reconocimiento relacionado con el periodo pre-profesional de la enfermería que precedió al cristanismo. Le siguió Elisabeth Núñez Carrasco, si tema “Revisión Histórica sobre la vivencia de las Enfermeras en la Reforma Educacional Chilena en los años 80”. En sus conclusiones nos decía que: las enfermeras enfrentan la situación con enojo pero a la vez con acciones políticas que le permite continuar con el desarrollo de su profesión en el interior de las universidades chilenas. Y para terminar la mesa Sor Jesús Amillano (Sierva de María). En el principio de su alocución nos decía que: en 1911 en su archivo de Roma, en el libro de Crónicas inicia el Año con el epígrafe: Primeros estudios para Enfermeras Tituladas en la Escuela que para Religiosas ha abierto en el Vaticano S.S. Pío X. Ya anteriormente, en audiencia privada concedida a María Dolores Serrano el Papa le animó a la formación integral de sus religiosas incluyendo, para nuestra misión, títulos oficiales.
FOTO 005 Cuatro magníficos enfermeros: Diego José Feria, Jaime E. Saumell, José Eugenio Guerra y Raúl Expósito

A la tarde la segunda Mesa Redonda moderada por Luis Cibanal Juan. Los ponentes fueron Amparo Nogales Espert de la Universidad Juan Carlos I de Madrid. En su disertación habló sobre “Los Cuidados de Enfermería en el Siglo XXI. Una mirada hacia el arte de cuidar”. En su resumen nos habló sobre los cuidados de enfermería como arte. Potenciando la vida interior, el mundo de la sensibilidad, recogiendo sensaciones, impresiones y sentimientos. Le siguió Genival Fernández de Freitas de la Universidad de Sao Paulo de Brasil. Habló sobre la “Historia y Fenomenología: La vivencia de los cuidados a través del tiempo”. Terminó su exposición haciendo mención a una cita de José Siles 1999 diciendo que “el Cuidado es un concepto cuyo gran potencial epistemológico contribuye al proceso de vertebración de la disciplina enfermera”. Y para terminar Fernando Porto Ramos de la Escuela de Enfermería Alfredo Pinto, UNIRIO, Universidad Federal del Estado de Río de Janeiro en Brasil. Su título “Representación de la imagen del cuidado”. Habló sobre el respeto, la estima, el cuidado y el reconocimiento del valor humano, superando el odio, los conflictos, la ignorancia, afirmando el amor y la justicia en la humanidad.

Las presentaciones de la Segunda Mesa siendo la moderadora Isabel Casabona Martínez, comenzaron con la comunicación de Carlos Lousada Subtil y Margarida Vieira. Su título “Expósitos, amas, rodeiras e hospitalarias: personajes de la Salud Pública en el Vintismo (1820-1823)”. Nos habló del problema de los expósitos, pesada herencia del Antiguo Régimen que fue pasando poco a poco desde el ámbito familiar, y la misericordia de la Iglesia en el ámbito del Estado, particularmente en el poder periférico representado por los consejos municipales. Le siguió Rosa María Rico Venegas, su título “El cuidado enfermero. Cultura o necesidad: reflexión para mejorar la práctica profesional”. La dimensión cultural del cuidado de Enfermería es un tema muy poco estudiado en el México. Es necesario para todos los profesionales de la salud, comprender y estudiar los fenómenos religiosos y culturales de los individuos, familias y comunidades y de esta manera poder entender el comportamiento hacia los problemas de salud. Le siguió Elaine Marcussi, su título “Escuela de Enfermería de Ribeirao Preto de la Universidad de Sao Paulo: Reflexiones en la prensa escrita en 1951”. Decía que la mayoría de las noticias destacadas en la Facultad de Medicina son de escasa visibilidad en la Escuela de Enfermería. Las noticias en la prensa escrita son una herramienta rica para la investigación de la visibilidad de la enfermería y el contexto cultural y social. Le siguió Óscar Ferreira con su tema “Enfermerías-escuela: una innovación en las prácticas clínicas de enfermería en Portugal de 1940”. Decía que las Escuela y los hospitales requerían un acuerdo para garantizar a los estudiantes y a los maestros y al personal la información necesaria para prestar los cuidados de enfermería que necesitan los pacientes. Le siguió Noemí Alcaraz Moreno, su título “Visión Fenomenológica de la Relación de Ayuda en una Unidad de Hemodiálisis”. Decía en sus conclusiones que la manera en que algunos profesionales de la unidad de hemodiálisis responden a las necesidades de sus pacientes es a través de un cuidado integral, comprensivo y auténtico del ser humano. Le siguió Carmen Torres Penella, Ana Ramió y Roser Valls, su título “Guerra, hambre, aventura en la vida de Cándida Sala, enfermera de la Cruz Roja” en sus conclusiones nos decía que el humanismo del cuidado familiar motivó a Cándida a ser enfermera en la Guerra Civil Española. Su testimonio permite hacer visible la labor de ayuda y solidaridad de las enfermeras en la guerra, de su experiencia de vida se desprende: unas inquietudes personales de superación y valentía que las desarrolla en la profesión enfermera y unas actitudes cuidativas que deberían servir de modelo de identificación a la enfermería de hoy. Le siguió Diego José Feria Lorenzo y José Eugenio Guerra González, grandes amigos y excelentes compañeros, su título “La Enfermería Británica y Post británica en el Hospital de Ríotinto 1873 – 1983”. En sus conclusiones nos hablaban de la formación y cuidados de la enfermería inglesa, estaban en un lugar superior en cuanto a organización y competencia. La enfermería española no tuvo contacto con la inglesa según se desprende del relato de Carmen Vela, aunque siguieron organizando los cuidados en el hospital. Contaron con un gran prestigio tanto unas como otras/os, describiendo una labor principalmente técnica en lo que se refiere a los profesionales españoles. Labor que hacía presagiar los cambios en la formación de año 1953 (ATS), orientados hacia una enfermería técnica y hacia una figura de auxiliar del médico. Le siguió Dolores Ruiz Berdún, su título “Los antecedentes a la colegiación obligatoria de las matronas en Madrid”. Habló de cuando se aprobó por Real Orden de 7 de mayo de 1930. Decían que los males que afligen a la clase de Matronas y su tratamiento, por el señor Esbert y Roca”: El Eco de las Matronas (núms. 7 y 8, 1890): Las que mangonean el gremio procuran prescindir de la generalidad de las demás que pudieran desquiciar sus planes. La inmensa mayoría de las otras, llevadas de inconcebible apatía, ni procuran reunirse, ni aunar fuerzas.
FOTO 006 Compañeros del Congreso

Le siguió Luciana Barizon Luchesi, su título “Ciencia, Arte y Estética en la enseñanza de la Historia de la Enfermería”, en su discusión nos decía que: hay un aumento de la participación activa de los estudiantes en las clases y amplían el interés por la investigación, además el uso de metodologías activas ha contribuido a la diversidad cultural y ciudadana de los estudiantes, ya que permite la visión de la Historia de la Enfermería de manera crítica y participativa. Le siguió Pablo Molanes Pérez, Irene López León, Josefa César Muriel y Ana M. Sainz Otero, su título Mortalidad por tuberculosis en el Puerto de Santa María 1923 – 1926”. Nos decía en sus conclusiones que la Tuberculosis es la primera causa de mortalidad en el Puerto de Santa María desde el 1923 hasta el 1926. Es necesario una serie temporal más amplia para poder asignar la causa del descenso de las defunciones en 1926 a las mejoras de las condiciones higiénico - sanitarias derivadas de la actuación institucional. Le siguió Nuria Martínez Cadaya y Mª Luz Fernández Fernández, su título “Cambios en el Rol de A.T.S. a Diplomado Universitario en Enfermería”. En sus conclusiones nos decía que se ha demostrado que el rol enfermero ha sufrido cambios significativos desde la puesta en marcha de los estudios universitarios aunque no se la verdadera efectividad del mismo. Es imprescindible reflexionar en profundidad a cerca de los motivos que prolongan esta situación, y adoptar las medidas necesarias para asumir plenamente el rol autónomo. Le siguió Mª Elena González Iglesias, su título “Exámenes de enfermeras celebrados en la Facultad de Medicina de Santiago de Compostela en 1917”. Nos habló del artículo publicado el 7 de marzo de 1917 en el diario coruñés El Noroeste que publicaba la siguiente noticia: “Del Sanatorio de Oza. Exámenes de Enfermeras.- En virtud de una real orden dictada por el ministro de Instrucción pública exceptuando á las enfermeras del Sanatorio de Oza de tener que acudir á Madrid para obtener el título de tales, anteayer fueron examinadas y aprobadas en Santiago las señoritas Jesusa García Collazo, Eva Lafuente, Mercedes Fernández, Clotilde Rodríguez, Araceli y Gloria Vispo, Antonia García Pombar y Acracia Barbeito, algunas de las cuales llevan ya varios años desempeñando funciones de enfermeras en el mencionado Sanatorio…”. Le siguió Mercedes Fraile Bravo, Francisco Tirado, Jesús Prieto, Luis Mariano Hernández y Daniel Leno González. Su título “Naturalis Historia de Plinio; Concepción y terapéutica. A propósito de los Cuidados de la mujer”. Nos decía que: Se estructura en 37 libros, por materias: geografía, astronomía, botánica, veterinaria, etc. A la medicina le dedican el libro XXVI, siendo más abundantes los libros dedicados a la terapéutica y la farmacopea a partir de animales y plantas, estableciendo el tipo de remedio a utilizar para facilitar la concepción, así como cada uno de los problemas en la menstruación, embarazo y parto en la mujer de la época romana. Este manual supone una importante recopilación de la farmacopea romana de principios del siglo I a C. conservándose íntegramente. Utiliza plantas y animales como elementos naturales de formula terapéutica que alivian, sanan o curan diferentes problemas de salud en general y de la mujer en particular: concepción, embarazo, parto, puerperio y menstruación. Le siguió Hugo Neves, su título “Delirium, evolución conceptual”. Nos hablaba sobre la enfermedad que es un síndrome capaz de reversibilidad, con una tasa de mortalidad elevada, pero que afecta principalmente a los pacientes hospitalizados. Este fenómeno se ha confundido muchas veces con el concepto de demencia, ya que ambas implican déficits cognitivos. Este trabajo tiene como objetivo comprender la evolución histórica del concepto y su impacto en los cuidados de enfermería. Le siguió para terminar Fernando Talens Belén e Isabel Casabona Martínez, su título “Teorizar la Práctica Clínica a través de los Cuidados de Enfermería”. Decía que los cuidados son el resultado de un proceso multifactorial. Elementos como la motivación/vocación, intervienen en los cuidados, pero no dan razón de la disciplina, praxis enfermera. Cuidados constituyen un ente diferenciado de las técnicas y actividades asistenciales. La práctica clínica sin los cuidados, representan actividades “vacías” de significado. Las actividades, técnicas, corresponden con un oficio, los cuidados de enfermería son propios de una profesión.

A la misma hora que la segunda mesa se realizó el Taller de Investigación cualitativa: El trabajo con narrativas impartido por el experto enfermero de la Fundación Index César Hueso Montoro, al que asistieron más de 40 profesionales, para dar por finalizada la intensa jornada. Tuvo dos partes, la primera trató sobre el Marco de referencia teórico y metodológico de la Investigación Cualitativa y la segunda parte sobre el trabajo con narrativas: a propósito del Relato biográfico.

El viernes comenzó con la Tercera Mesa Redonda siendo el moderador César Hueso Montoro, empezó la disertación la compañera de Teresa Miralles Sangro de la Universidad de Alcalá de Henares en Madrid, que no pudo acudir porque leía su Tesis Doctoral en Madrid, su conferencia titulada “Ejemplaridad Profesional: Universalidad de la enfermera”, en sus conclusiones nos decía que en la filatelia se produce una significativa personalización de figuras enfermeras. La presencia de las enfermeras en la filatelia, entendida como ejemplaridad profesional se mantiene con muy pequeñas fluctuaciones a lo largo de todo este periodo. Hoy Teresa ya es Doctora, enhorabuena. Le siguió Antonio Claret García Martínez de la Universidad de Huelva, su título “La construcción de la Historia: fuentes documentales para conocer el día a día de la Enfermería española”, nos contaba que: La cantidad y variedad de los documentos que se han localizado en los últimos años en archivos y bibliotecas de toda España, incluso de otros países, está posibilitando un conocimiento más profundo y exacto de la Historia de la Enfermería española, permitiendo la propuesta de nuevas teorías y la revisión de algunos de los conceptos vigentes hasta ahora. Así sabemos que una enfermera trabajaba en 1547 con un médico en la cárcel de la Chancillería de Valladolid y que pidió a través de un escrito un aumento de salario al Príncipe Felipe (futuro Felipe II). Por otra parte, son muchas las enfermeras laicas que trabajan en España en los siglos XVII en adelante, como podemos ver en los documentos existentes en los Archivos de Protocolos Notariales. Con el estudio de cientos de estos documentos, sin lugar a dudas, llegaremos a conseguir una visión más completa y adecuada de la Enfermería española y de las enfermeras y enfermeros que la ejercieron. Le siguió Julia Huaiquian Silva de la Universidad de Concepción en Chile. Su conferencia versó sobre la “Presencia de la Orden de San Juan de Dios en Chile Colonial”.
FOTO 007 Compañeros del Congreso

Después de la mesa redonda fue la defensa de los pósters con sus responsables Flores Vizcaya y Manuel Lillo.

Le siguieron las presentaciones de la Tercera Mesa de conferencias siendo su moderador Mercedes Rizo Baeza, empezó Ana Choperena Armendáriz, su título “Autobiografías de Enfermeras: La Profesionalización de Enfermería durante las Guerras”. Nos decía que: Este trabajo propone el análisis histórico de un grupo de autobiografías de enfermeras cuyas dramáticas experiencias en el ejercicio de su profesión durante la Guerra Civil Americana ayudaron a configurar la profesión de enfermería. De esta manera, el análisis histórico de las experiencias de enfermeras puede conducir al conocimiento de la naturaleza de una joven profesión que nació en el siglo XIX y que se ha ido configurando a lo largo del XX, alcanzando un estatus perfectamente definido y una disciplina propia, con su desarrollo y práctica específica. Se ha escogido el contexto de la Guerra Civil Americana por su repercusión en cuanto al desarrollo profesional de la enfermería. Es bien sabido que la experiencia de los acontecimientos dramáticos excita la reflexión personal al cabo de un tiempo, y en muchas ocasiones da lugar a relatos autobiográficos retrospectivos que reflejan el aspecto referencial de los acontecimientos. Le siguió Manuel Amezcua Martínez, su título “La ciudad alcohólica: para una historia del beber en Granada”. Como conclusiones nos decía que la comprensión del fenómeno del beber colectivamente pasa por la aceptación del hecho cultural de la bebida y el papel que ha desempeñado a lo largo de la historia en la construcción de las relaciones sociales. Le siguió Lorena Tejero Vidal y Carmen Torres Penella, su título “La profesionalización de la enfermería en Lleida a partir de las Hijas de la Caridad”. En sus conclusiones nos decía que: desarrollaron la gestión y la atención de los cuidados directos a los enfermos. Realizaron un gran servicio a la sociedad y tuvieron sus normas propias de gobernación interna. Le siguió Óscar Ferreira, su título “Las ceremonias de graduación y la imposición de la cofia en las enfermeras la Escuela Técnica”. En su conclusión nos decía que: La Escuela Técnica de Enfermeras ha sido quien en la década de 1940 marcó en Portugal el comienzo de la realización de estos rituales. La responsabilidad de estas ceremonias fue de las primeras directoras de la Escuela. Más tarde se difundieron a otras instituciones educativas a través de las egresadas. Le siguió María López Vallecillo, su título “Contraste de culturas durante la guerra civil”. Habló sobre la vida de Priscilla Scott-Ellis, era una mujer de clase social alta acostumbrada a no pasar carencias económicas, esto se comprueba en sus ratos de ocio. Aún así, siempre prefirió el trabajo en el frente adaptándose a las situaciones adversas. Disfrutaba siendo enfermera, aprendiendo y trabajando con los heridos, nunca abandonó su trabajo como enfermera aún estando enferma. Le siguió Mª Ángeles Navarro Perán, su título “La Ética en el cuidado enfermero durante el siglo XX. Un análisis educativo”. En sus conclusiones nos decía que la enseñanza enfermera durante el siglo XX, está instalada en postulados éticos. Le siguió Dolores Ruiz Berdún, su título “La tradición obstétrica familiar: la hija de Juan de Navas”. Nos decía que para poder estudiar en el curso de matronas tenía que tener estas características: Manos delgadas, dedos largos y tacto fino, además tiene que ser perspicaz y ágil, con buena presencia y buena educación y tener una perfecta conducta cristiana. Le siguió Mariona Bracons Aspachs, su título “Transmisión del saber sobre lactancia materna en el grupo “Associació mamas-alletament matern” de Cataluña. En sus conclusiones nos decía que las mujeres tienen pocos conocimientos, aunque mucha información sobre la lactancia materna a demanda y esto les proporciona inseguridad sobre la capacidad de alimentar a sus hijos. Le siguió Francisco Conde Mora, su título “Salus Infirmorum y el Cuidado de las Casas Reales de España y Marruecos”, nos hablaba que su propósito era analizar los cuidados y las cuidadoras de las Casas Reales de España y Marruecos. Recordemos como la Casa Real de Borbón en el exilio, la casa del Conde de Barcelona, había puesto a sus infantes al cuidado de personal sanitario de Salus Infirmorum. Le siguió Mª Eugenia Galiana Sánchez, su título “Género, ideología y salud: la enfermería de salud pública en la sanidad española contemporánea (1923-1959). Propuesta teórico – metodológica y primeros resultados”, nos decía que durante el período de entreguerras, el ámbito sanitario se configuró como uno de los espacios de visibilidad donde las mujeres españolas y en concreto las enfermeras de salud pública alcanzaron un importante reconocimiento social y profesional. Le siguió Óscar V. Gimeno Blanes, Leila Camacho Contreras y Estela Ramírez Miranda, su título “Principales diferencias en los cuidados de enfermería en un hospital de Camerún”, nos contaba que el paciente o su familia tienen que hacerse cargo de los gastos derivados de su atención sanitaria, además tienen que facilitar el material fungible, su ropa del paciente y de la cama, aseo, de su propia comida, su higiene personal y pagar los medicamentos que vayan a ser necesarios para su diagnóstico, tratamiento y sus cuidados; no pudiendo muchos de ellos pagarlo.
FOTO 008 Compañeros del Congreso

Le siguió Sagrario Gómez Cantarino, su título “La Expresión de la sexualidad durante la Gestación y Puerperio. Centro salud: rural y urbano”, nos decía que la sexualidad es toda expresión de cariño, ternura, amistad y compañía, ésta se expresa por medio de abrazos, miradas y palabras, en definitiva: es un sistema de comunicación. Le siguió Mª Luz Fernández Fernández, como siempre magnífica en su exposición, su título “Elisabeth Kenny. La inspiración de cuidar”, nos hablaba que era una enfermera del servicio australiano de Enfermería durante la I Guerra Mundial, donde obtuvo el título de “Sister” que utilizaría siempre y equivalente en el ejército a primer teniente. Desarrolló un tratamiento para la poliomielitis que supuso un cambio radical en el abordaje de esta enfermedad y el tratamiento Kenny, provocó el rechazo de los médicos que a pesar de los resultados no aceptaron su propuesta. Le siguió Fernando Gil González, su título “Los Cuidados Intensivos en el Antiguo Egipto a través de los textos”, nos disertó sobre los papiros de Ebers 1550 a.C.; de Hearst; Kahún; de Londres; de Chester-Beauty que data del 1300 a. C.; de los papiros III y IV del Rameseum y del papiro Smith que data del año 1500 a.C. Le siguió Aurora Félix Alemán, su título “Bienestar del cuidador/a familiar del adulto mayor con dependencia funcional: una perspectiva de género”, nos decía que las características sociodemográficas del cuidador/a familiar y del cuidado del adulto mayor con dependencia funcional que se encontraron en el estudio, permitió identificar que las Cuidadoras Familiares de Adultos Mayores con Dependencia Funcional son un grupo en desventaja social y de salud en las que su ocupación, el parentesco y nivel de dependencia del adulto mayor afectan a su bienestar mayormente en la dimensión espiritual y en menor medida en la dimensión social. Le siguió Mitzi Letelier Valdivia, su título “Cultura Profesional Enfermera en torno a la experiencia del estudiante Erasmus Curso 2010 / 2011”, nos dijo que la cultura profesional es diversa; se identifican características del contexto que favorecen el aprendizaje del estudiante y otras que la dificultan así como del profesional con los que interactúan durante las experiencias clínicas. Le siguió Cristina Jeremías, su título “O Corte no fanado feminino: significado e forma de viver o corpo”, decía que actualmente, el mosaico social de nuestra sociedad es diferente de la registrada hace décadas, los fenómenos de la globalización y la movilidad humana hacen que nos crucemos en nuestra vida cotidiana con personas de diferentes nacionalidades, culturas, etnias y religiones. Le siguió Manuel Moreno Preciado, su título “Salud y Bienestar en un entorno de crisis” nos decía en su discusión que se hace necesario un fuerte compromiso de la enfermería basado en la ética y la profesionalidad para hacer frente al deterioro de la salud que conllevan las situaciones de pobreza, precariedad y marginalidad asociadas al contexto de crisis. Le siguió para finalizar Mª Ángeles Molina Castaño, su título “Nacer en los cuarenta”, trata sobre el estudio de once mujeres abaraneras (Murcia) cuya juventud se desarrolló en la década de los 40, rodeadas de un ambiente social que dificultaba la vida cotidiana a consecuencia de las posguerra.
FOTO 009 Jesús Prieto, Francisco Tirado, Mercedes Fraile, Manuel Solórzano y Luis Mariano Hernández

En la Segunda Parte del Resumen, irán la tarde del viernes día 25 con la Cuarta Mesa Redonda, la Mesa Cuarta de comunicaciones, la exposición y presentación de los libros que se han llevado para este Congreso, el acto lúdico y su finalización con la Mesa Libre de comunicaciones y la Conferencia de Clausura. Seguiremos informando.

Gracias a todos los que me han enviado sus resúmenes y sus trabajos completos, sin ellos no podría realizarlos, porque el tiempo lo pongo yo, pero la información es toda vuestra. Gracias.

Esta magnífica jornada ha estado organizada por el Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana CECOVA; por la Asociación de Historia y Antropología de los Cuidados y por el Departamento de Enfermería de la Universidad de Alicante. Además han colaborado con este evento los Colegios Profesionales de Enfermería de Alicante, Castellón y Valencia. La Federación Iberoamericana de Historia de la Enfermería. La Asociación Nacional de Historia de la Enfermería. La Facultad de Ciencias de la Salud y el Vicerrectorado de Extensión Universitaria de la Universidad de Alicante y La Fundación Index.

Y por todos los ponentes, conferenciantes y asistentes, sin ellos no se podrían hacer estos templos del saber y de poder intercambiar nuestra experiencias, libros y trabajos sobre lo que nos une la Historia de la Enfermería y en definitiva el “Conocimiento Enfermero”.

AUTORES
Jesús Rubio Pilarte

Enfermero y sociólogo. Profesor de la E. U. de Enfermería de Donostia. EHU/UPV
Miembro no numerario de La RSBAP
jrubiop20@enfermundi.com

Raúl Expósito González
Enfermero. Servicio de Anestesia y Reanimación. Hospital “Santa Bárbara” de Puertollano. Ciudad Real. Experto en Barberos, Ministrantes y Sangradores
raexgon@hotmail.com

Manuel Solórzano Sánchez
Enfermero Servicio de Oftalmología
Hospital Universitario Donostia de San Sebastián. Osakidetza /SVS
Vocal del País Vasco de la SEEOF. Insignia de Oro de la SEEOF
Miembro de Eusko Ikaskuntza
Miembro de la Sociedad Vasca de Cuidados Paliativos
Miembro Comité de Redacción de la Revista Ética de los Cuidados
M. Red Iberoamericana de Historia de la Enfermería
Miembro no numerario de La RSBAP
masolorzano@telefonica.net