lunes, 19 de mayo de 2008

DIA MUNDIAL DE LA HEPATITIS

Con el lema "¿Eres tú el número 12?", hoy 19 de mayo se celebra esta jornada en la que se recuerda que una de cada 12 personas en el mundo está infectada por los virus B o C


Una de cada 12 personas en el mundo -aproximadamente 500 millones- está infectada por el virus de la hepatitis B o C. Es un dato que se desea subrayar hoy 19 de mayo, Día Mundial de la Hepatitis, jornada que se celebra con el lema "¿Eres tú el número 12?".

Los organizadores de la jornada -la World Hepatitis Alliance (WHA) globalmente y la Asociación Española de Enfermos de Hepatitis C (AsoEEHC) en nuestro país— recuerda que la detección precoz y la administración de tratamiento desde las primeras fases de la enfermedad puede frenar e incluso revertir la lesión hepática, prevenir las complicaciones asociadas a su aparición y reducir el impacto en la calidad de vida de los pacientes.

En opinión de Amparo González, presidenta de la AsoEEHC, "el principal objetivo es concienciar sobre la importancia de detectar y poder tratar de forma precoz la enfermedad. Asimismo, tratamos de destacar el papel fundamental que juega la información para las personas que padecen algún tipo de hepatitis".

Para ello, hoy se celebrará en el Ministerio de Sanidad y Consumo una jornada de concienciación dirigida a pacientes, profesionales de la salud y población general.

En el marco de este Día Mundial, la presidenta de AsoEEHC ha presentado en el Ministerio de Sanidad, en el Congreso de los Diputados y en la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, 10.000 firmas con el fin de lograr que se realicen pruebas de marcadores hepáticos a todas las personas que lo soliciten y que sospechen que puedan estar contagiadas por un virus de la hepatitis y que esta prueba pueda realizarse en los Centros de Atención Primaria.

La Asociación cita una serie de factores de riesgo que facilitan el contagio del virus de la hepatitis C. En el caso de que se haya estado expuesto a alguno de ellos, sería recomendable realizar un análisis de sangre:

-Tatuajes o piercings.
-Consumo de cocaína intranasal.
-Transfusiones de sangre anteriores a 1992.
-Uso compartido de jeringuillas para el consumo de droga.
-Intervenciones dentales en países en los que no se esterilice correctamente el material.
-Personal sanitario de riesgo.
-No compartir útiles de aseo ni otros objetos que puedan haberse contaminado con sangre.

Alianza Mundial de la Hepatitis
La entidad organizadora de la jornada, la Alianza Mundial de la Hepatitis (WHA), es una organización no gubernamental que se ha creado muy recientemente. Con motivo del Día Mundial, ha pedido a los gobiernos de todo el mundo que adopten medidas contra las hepatitis víricas que permitan mejorías en materia de prevención, diagnóstico y tratamiento. Se estima que 500 millones de personas (una de cada doce) están infectadas por el virus B o C, una cifra diez veces superior a la de afectados por el VIH/sida. Sin embargo, esta incidencia tan frecuente contrasta con una falta de sensibilización y voluntad política en la lucha contra la enfermedad.

Actividades en España
En España, la Asociación Catalana de Enfermos de Hepatitis (ASSCAT) organiza en Barcelona diferentes actividades dirigidas a la población, como mesas informativas en la que se distribuirá un manifiesto y datos de interés sobre la enfermedad. Estos puntos de información estarán en la Puerta de l'Ángel de Barcelona, en los principales hospitales de la ciudad y en centros comerciales de El Corte Inglés. También está previsto informar sobre el Día Mundial de la Hepatitis en las estaciones de metro.

"La atención diaria al enfermo es nuestro principal objetivo", señala la presidenta de ASSCAT, María del Valle Lorite. "Es muy duro el momento del diagnóstico; no sabes nada de la enfermedad y buscas información por todos los medios a tu alcance. Por lo que es preciso que se lleven a cabo más campañas de educación sanitaria, como viene haciéndose desde hace años en caso del VIH con el Día Mundial del Sida. A pesar del número tan elevado de infectados por hepatitis víricas, muchos de ellos desconocen estar contagiados, lo que impide que reciban tratamiento".

Para María del Valle, uno de los problemas más graves que deben afrontar los afectados se produce cuando el tratamiento fracasa. "En esta situación, los pacientes encuentran consuelo al hablar con otra persona que haya pasado o esté pasando por una situación similar. Algunas veces ni siquiera se cuenta con el apoyo de los familiares, ya que al tratarse de una enfermedad silenciosa, que no muestra síntomas, llegan a dudar de que realmente estés enfermo".

Según la presidenta de ASSCAT, la mayoría de los afectados oculta que tiene hepatitis, dado que sigue siendo una enfermedad estigmatizada, muy asociada al sida y, por tanto, a determinadas conductas de riesgo. "El miedo a no confesar tu condición de enfermo es comprensible teniendo en cuenta que te puede costar perder tu trabajo". "Existe una falta información y formación de toda la ciudadanía, por lo que una parte importante de nuestra labor es difundir todo lo referente a las hepatitis y fundamentalmente hablar con los pacientes y acompañarles, sobre todo mientras están recibiendo el tratamiento, ya que es una terapia larga y con muchos efectos secundarios".
Fuente: jano.es