lunes, 4 de diciembre de 2017

INSIGNIA CRUZ DE BENEFICENCIA 1934



IMPOSICIÓN DE LAS INSIGNIAS DE LA CRUZ DE BENEFICENCIA AL INSPECTOR PROVINCIAL DE SANIDAD

UN ACTO EN EL GOBIERNO CIVIL

Conforme a lo anunciado, el domingo se celebró este acto, solemne y sencillo al mismo tiempo, de imponer las insignias de la Cruz de Beneficencia, al inspector provincial de Sanidad, don Andrés López Prior; distinción que le ha sido concedida en premio a su labor meritísima, humanitaria en extremo, al combatir—en el año 1930—con éxito y exposición personal, una terrible epidemia en “el pueblo de Padules”, de la provincia de Almería.

FOTO 1 Las personas condecoradas con la Orden de Beneficencia, que asistieron el domingo al acto de imposición de las insignias al doctor López Prior, que llevó a cabo el gobernador de Guipúzcoa. Foto. Gueréquiz 1934

La Agrupación femenina del Partido Radical organizó varios actos con este motivo, el primero de los cuales fue el de la entrega de las insignias, que, como decimos en el título que encabeza estas líneas, se celebró en el Gobierno civil. Al acto asistieron numerosos invitados, estando representadas diversas entidades de la localidad y la provincia, y nutrida representación del Partido y de la Juventud radical, así como de la Agrupación femenina.

También acudieron numerosos señores que, por sus actos humanitarios están en posesión de la Cruz de Beneficencia.

Entre los asistentes recordamos a la señora viuda de Caimi; teniente coronel señor Ibáñez; señor Insausti, por el Batallón de Ingenieros y en representación del comandante militar de la Plaza, señor Legorburu; don Alberto Peyrona, por el Colegio de Doctores; don Román Elorz, en representación de los Practicantes; don Francisco Gascón, don Florencio Sarasueta, don Manuel Melgarejo; doctores Mozo, Castillo y Larraz; señores Pérez Egea y García, que representaban a las Sociedades Unión Artesana y Euskal-Billera; inspector provincial de Primera Enseñanza, señor Rivas; señor Urbina y otros que lamentamos no recordar.

FOTO 2 Médicos entre los que se encuentran Labayen, Celaya, Kutz y Martín Santos

Hubo en este acto, rodeado de la emoción que produce el rendir homenaje al mérito, y más cuando este mérito supone el haber salvado la vida de muchos semejantes, varios discursos, que pronunciaron la señorita Ana Sagarminaga, como presidenta de la Agrupación Femenina Radical, que ofrecía el homenaje al señor López Prior; un abrazo y unas frases de elogio y felicitación del señor Ibañez, en nombre de los caballeros de la Orden de Beneficencia; don Román Elorz, en nombre de los practicantes de España, y de los colegiados de San Sebastián también le abrazó, felicitándole con efusión; y el señor Peyrona, en nombre del Colegio de Doctores— que pertenece el homenajeado—ensalzó la figura del señor López Prior, muy acreedor al galardón concedido.

Las insignias de la Cruz de Beneficencia de primera clase con distintivo morado y negro, le fueron impuestas por el gobernador civil de la provincia, señor Muga, que primeramente dio lectura al decreto en el que se concede esta honrosa distinción al inspector de Sanidad de Guipúzcoa, y después ensalzó los méritos del homenajeado, que hizo el generoso ofrecimiento de su inteligencia y de su corazón, sacrificándose por la Humanidad.
En sus frases cálidas y llenas de sincera emoción, tuvo el señor Muga elogios para cuantos ostentaban aquel distintivo que significa amor a la Humanidad.

Un abrazo del señor Muga al homenajeado fue subrayado con una ovación entusiasta.

El señor López Prior, con visible emoción, pronunció unas palabras en las que su modestia —que hacía resaltar más el homenaje que se le dedicaba— querían restar méritos a su acto, que no fue sino una demostración del entusiasmo que le guía en su carrera, puesta al servicio de la ciencia y de la Humanidad.

FOTO 3 Los Practicantes Colegiados que asistieron al homenaje a sus compañeros señores Lanchares y Galparsoro, que han terminado las carreras de odontólogo y médico respectivamente. Fotógrafo Merino. 1934

Se congratuló de que los servicios de los sanitarios, que no son médicos de cabecera, sino los llamados a prevenir los males que azotan a la colectividad, sean apreciados por el público, y expresó su satisfacción de que el homenaje hubiera sido organizado por unas mujeres, ya que en ellas se anida, con más Intensidad, la fibra del sentimiento.

La distinción, el homenaje de que era objeto, lo dedicaba a la santa mujer que, haciendo frente a las circunstancias de la vida, supo darle bríos y llevarle al final de su carrera.

Santa mujer que fue su más leal compañera en sus primeros trabajos, y a la que recordaba con lágrimas en los ojos: su madre.

Terminó diciendo que su sueño son su modestia y el deber que, como inspector de Sanidad, le está encomendado.

Un aplauso sincero, ganado por la emoción de sus palabras, ahogó las últimas frases. El señor López Prior fue muy felicitado por todos los concurrentes.

Después de este acto, todos los invitados fueron obsequiados con un lunch, servido en una pastelería de la ciudad.

Y a primera hora de la tarde, en los locales del Partido Radical, se sirvió un banquete, ofrecido por la Agrupación Femenina.

Bibliografía
La Voz de Guipúzcoa, 5 de junio de 1934, página 16

Manuel Solórzano Sánchez
Graduado en Enfermería. Servicio de Traumatología. Hospital Universitario Donostia de San Sebastián. OSI- Donostialdea. Osakidetza- Servicio Vasco de Salud
Insignia de Oro de la Sociedad Española de Enfermería Oftalmológica 2010. SEEOF
Miembro de Enfermería Avanza
Miembro de Eusko Ikaskuntza / Sociedad de Estudios Vascos
Miembro de la Red Iberoamericana de Historia de la Enfermería
Miembro de la Red Cubana de Historia de la Enfermería
Miembro Consultivo de la Asociación Histórico Filosófica del Cuidado y la Enfermería en México AHFICEN, A.C.
Miembro no numerario de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País. (RSBAP)

No hay comentarios: