viernes, 21 de octubre de 2016

MI ESTANCIA EN EL SANATORIO ANTITUBERCULOSO DE SAN SEBASTIÁN. SEGUNDA PARTE



1960 - 1961

SANATORIO ANTITUBERCULOSO DE LAS ENFERMEDADES DEL TÓRAX

GRUPO SANATORIAL “AMARA”

Segundo cuaderno del Diario que ha escrito de su puño y letra Ignacio A. A. y nos cuenta que ingresa con 36 años en el Sanatorio Antituberculoso de Amara en San Sebastián con fecha de 13 de febrero de 1961, hasta el 26 de junio de 1961.

FOTO 33 Mi diario, segundo cuaderno, Ignacio A. A. 13 de febrero de 1961

SEGUNDA PARTE

Día 5/02/61 (folio)
Después de catorce días que no he escrito ni una palabra en mi diario, quiero volver a empezar a escribir. El día 29/01/61 por la madrugada tuve la mala suerte de volver a tener una hemoptisis, la verdad es que no veo como describir mi malestar y nerviosismo que sentí, es algo que no lo podré olvidar nunca, siento un miedo atroz, tan grande de que me pueda venir la muerte, sé de algún compañero ingresado que con una hemoptisis fulminante, pasó a mejor vida y me asusta. La muerte si en verdad no la tengo miedo pues en si estoy resignado a que me pueda llegar en un momento de estos, lo que más temo es la forma y lo desagradable que es tener que morir así, en fin, espero que me operen y puedan quitarme esta obsesión que tengo. Estoy muy asustado. Me han dado Largantín para los nervios.

Como es domingo de madrugada y después de la hemoptisis a las tres, me he quedado dormido hasta las siete que me he despertado y sigo echando sangre, me han puesto tres inyecciones de cuaguleno. A las doce menos cuarto han venido mis amigas, la verdad es que estoy muy nervioso, pues temo que me pueda dar la tos y de un esputo pueda manchar a mis amigas. Ha venido mi amiga Machus, como siempre tan agradable ha sentido mucho encontrarme en estas circunstancias tan desagradables, espero que la próxima vez que me vea pueda estar de pie y no en la cama como hoy y yo esté de mejor humor. A Pepi la veo muy preocupada con lo que me pasa y la verdad es que no le puedo dar ninguna buena noticia y además ella no puede hacer nada para verme mejor. No hemos podido hablar nada en mi situación y Pepi se ha tenido que ir  muy preocupada porque hoy iban a comer con Pilar en Irún. Machus me ha traído un pastel hecho por ella, tiene muy buen pinta y mi Pepi unos bizcochos. Les he dado a mis compañeros para que prueben el pastel de Machus y todos se han quedado maravillados de lo bueno que está y los elogios que han dicho de la cocinera. Lástima que no esté ella para que lo oyera.

FOTO 34 Con un buen vino celebrando la Nochevieja en el Sanatorio 1965 – 1966

Por la tarde han venido mis padres y como siempre cuando estoy con ellos se me pasa el tiempo volando. Les he comentado lo que me ha pasado y se han llevado un disgusto tremendo, yo por mi parte cuando estoy con ellos me tranquilizo, pues veo que no sale con mucha fuerza la sangre, a las siete se han marchado mis padres y yo sigo quieto sin moverme en la cama.

Han pasado estos ocho días y sigo con los esputos con sangre aunque veo que se van limpiando, he pasado una semana muy nervioso, pues todas las noches estoy con la obsesión de que me pueda volver a pasar otra vez, hoy es otra vez domingo y como digo la semana se ha pasado y la he pasado toda ella metido en la cama. El jueves día de visitas por la tarde, vinieron a visitarme la madre de J. Miguel y su hermana, tenían deseos de saber como estoy para poder decírselo a J. Miguel, como quiera que no me puedo levantar de la cama no les he podido enseñar nada del Sanatorio, a las cinco vino mi madre y el hermano de J. Miguel, enseguida se marcharon. A mi madre le he notado triste pues comprendo que se lleva un gran disgusto cuando me pasa esto, como siempre paso un gran rato con ella y a las siete menos cuarto se ha marchado.

Por lo demás desde el jueves hasta hoy domingo no hay que nerviosismo por mi parte ya que deseo que pronto se me pase y haber si pronto empiezo hacer las pruebas y pueda salir bien para que me operen. A las doce menos cuarto han venido mis amigas y se han extrañado que todavía esté en la cama sin poder levantarme para nada. Pero esta enfermedad es así y no hay más remedio que aguantar, como siempre he disfrutado mucho con ellas y he pasado un rato feliz. A la una se han marchado, a ver si el domingo que viene pueda recibirlas en la puerta.

A las cinco han venido mis padres y como me han visto que estoy mejor se han puesto muy contentos, me he levantado un rato y he paseado con ellos por la galería ya que tenemos un tiempo de primavera y da gusto estar en ella, después de tanta cama. Creo que el frío empieza a desaparecer y que venga la primavera. A las siete se han marchado mis padres y mis hermanos. A las ocho he cenado medio pollo que me han traído mis padres y que me ha sabido a gloria. Hemos hablado después de cenar mi amigo Agustín, Ortega y yo y a las diez a la cama.

En el segundo cuaderno de mí Diario, empiezo a escribir por semanas
Semana 13/02/61
La semana ha pasado sin grandes acontecimientos. El jueves vino mi madre, como siempre pasamos un buen rato, también estuvo mi hermano Alberto. A mi madre la encontré muy bien, pues está contenta ya que yo me encuentro bien, pues el lunes ya tenía casi limpios los esputos. A las siete se han marchado mi madre y mi hermano. Pichi hizo la cena y también calentamos una cazuela de bocartas al ajillo, que estaban muy ricas ya que hacía mucho tiempo que no comía pescado fresco.

Hoy es domingo (12) y como tal estoy contento pues espero que tenga las visitas de mis amigas, así como la de Pepa. A las diez menos cuarto he ido a misa y hemos salido a las diez y cuarto, luego hemos hablado un rato con Mary y María José, a las once menos cuarto hemos ido Pichi y yo al jardín a dar unos paseos y han venido con nosotros Mary y María José también a la galería y hemos hablado un rato, además nos hemos hecho unas fotos y nos hemos reído mucho por las posturas que teníamos que ponernos. Son las once y media y me tengo que marchar pues espero que lleguen mis amigas.

Al ir haber si han llegado me encuentro con la sorpresa de que me están buscando Iñaqui con un señor que es el marido de la Clementina, hemos hablado un buen rato hasta que veo venir a mis amigas, pero veo que no vienen ni Pepi ni Pilar ¡me extrañó mucho! Pero me dice Berta que cree que han perdido el coche, también vienen con Berta una pareja muy simpática que es Begoña con su novio.

A las doce han venido Pepi y Pilar que han perdido el coche anterior y han tenido que venir en un taxi, ¡la verdad es que le estoy saliendo muy caro a Pepi! Ya que con todas las revistas que me trae siempre hay algún regalo. ¿No sé como les voy a pagar todo esto que hacen por mí? La simpática Machus me manda un estupendo juego de colonia, como siempre tan cumplida, la verdad es que veo que tengo unas buenas amigas que me quieren. Con Pepi no puedo hablar casi nada, la verdad es que tengo muchos deseos de poder sentir otra vez su mano junto a la mía y con ello de mostrarnos que sigue nuestro cariño.

FOTO 35 Primavera 1966. Personal y enfermos. Niños ingresados jugando en el jardín

A las doce y media han venido mi hermano y mi cuñada Conchita con la niña así como mi cuñado Gabriel, a todos los encuentro muy bien, a mi sobrinita la veo muy guapa y simpática, al verdad que estoy hecho un lío pues no sé cómo atender a todos y sobre todo a Begoña y a su novio, en fin espero que habrán comprendido que no podía atenderlos a todos. Hoy según me ha dicho Pepi es la pedida de mano de Consuelo, espero que sean muy felices cuando se casen. A la una se han marchado mis amigas, la verdad es que me quedo con mucha pena verlos marchar ¿Cuándo podré hacer lo mismo? Mi hermano y mis cuñados pasamos todos juntos un buen rato y con mi sobrina que es muy simpática pero muy pilla, y además tenemos un día precioso de primavera.

¿Cuánto me acuerdo los días en que íbamos al campo por estas fechas Pepi, Pilar y Berta, en fin, no quiero recordar? A las dos menos cuarto se han marchado mis hermanos y luego a comer sopa, paella y carne con una naranja y un café. A las cinco han venido mis hermanos Alberto y Mary, me he levantado y hemos paseado un poco ya que el tiempo es estupendo, mis padres así como mi cuñada han llegado a las cinco y media con el coche, hemos pasado una hora muy felices y a las siete menos cuarto se han marchado con mucha pena pues esperaban estar más rato, pero no ha podido ser.

A las siete y media hemos hecho una visita a la capilla Iñaqui y yo y después hemos ido a cenar, pues hoy es el santo de un compañero que es de Irún y se apellida Pujol. Tenemos para cenar dos cazuelas de pollo en menestra y chuletas y dos botellas de champán, así que el ambiente en el comedor es estupendo y después de cenar hemos cantado y nos hemos hecho unas fotos que nos las ha sacado mi amigo Paco. Después nos hemos ido a la sala de juegos donde hemos tomado café y coñac y ha subido un compañero que sabe tocar la guitarra y la que se ha montado, menuda juerga, pues nuestro amigo Pichi nos ha cantado en flamenco y hemos pasado unas buenas horas, hasta que a las diez y media nos han mandado a la cama las monjas. Así termina esta semana.

FOTO 36 Día de San Sebastián. Enfermos y visitas, entre ellos Alfonso. 20 de Enero de 1971

Día 19/02/61
Empiezo la semana el lunes y no tengo mucho que contar ya que es lo de siempre, aunque puedo decir que subí a ver el cine y el título era “La estrella de África” pasamos un buen rato.

Martes y Miércoles sin novedad. El jueves día de visitas, a la tarde vino mi madre y como siempre pasamos un rato muy feliz. A las siete fui a hacerme la cena y después me fui bastante cansado a la cama y con mucho frío y algo de fiebre, tenía y presentía lo peor, como que me vino a las diez y media un vómito de sangre y como siempre me llevé un gran disgusto, pues no se ve que me cure, ya que sólo llevaba siete días antes sin tener sangre en los esputos, en fin, veremos a ver lo que dura, veo que no es muy fuerte, así que espero que pronto se quite.

Viernes y sábado sin novedad, a las diez y media me pusieron una inyección de cuaguleno y otra para la tos. A la una y media de la madrugada me dio una fuerte tos con picazón que no podía quitar, llamé a las monjas de guardia y me dieron unas pastillas de codeisán, me quitó la tos y me quedé dormido y a las ocho  de la mañana del domingo me despierto y me siento como si flotara, hay algo raro en mi cuerpo y se lo digo a mi compañero Agustín y me dice que estoy intoxicado por las inyecciones y las pastillas pues parece ser que contienen algo de morfina.

FOTO 37 Fiesta en el Sanatorio, verano de 1966. Jóvenes de Acción Católica

Sigo encontrándome mal, desayuno y mi cuerpo está completamente mareado. Devuelvo el desayuno y la verdad que estoy muy asustado ya que tengo miedo que me venga la sangre como que así es, tengo unos grandes mareos y me quedo dormido, pero a los cinco minutos me despierto con mareos grandísimos. A las once y media viene mi tía Consuelo y la verdad que es cuando estaba peor, no puedo casi ni hablar, a las doce menos cuarto llegan mi hermano con mis amigas, la verdad es que estoy muy malo, veo por las caras que ponen que mi cara debe ser la de un muerto. Las veo que están asustadas y lo comprendo; mi buena amiga Menchu tiene mala suerte ya que las dos veces que ha venido me ha encontrado en la cama y esta vez así, también ha venido Pepi y la verdad es que no estoy para atender a nadie. A mi hermano le digo que le enseñe a la tía el sanatorio, mis amigas están dándome ánimos, pero la verdad es que me encuentro muy mal.

Viene la señorita Juli y les anima diciendo que no es más que la intoxicación que tengo y que cuando me pasen los efectos, estaré mejor. Pilar quiere enseñar a Pepa el sanatorio y se marchan y nos quedamos solos Pepi y yo, está asustada pues no me ve bien y tengo muy mala cara y no podemos decirnos nada, pero me siento feliz ya que ella está a mi lado. A la una se han marchado y veo que se van muy preocupados, mi hermano también se va preocupado.

No como nada y sigo vomitando y cada vez como más sueño, duermo un buen rato y veo que me ha hecho bien y a las cinco minutos han venido mis padres, mi madre que es muy lista se ha dado cuenta que algo me pasa, la verdad es que no puede verme así y se pone a llorar, comprendo que para mis padres esto es muy fuerte y les estoy dando un gran disgusto, les explico lo que me ha pasado y están muy tristes, veo que yo ya voy mejor y le digo a mi madre que me prepare un ponche con dos huevos que es lo que hoy voy a comer, en cuanto lo tomo, me encuentro mejor y mis padres están ya más conformes, aunque se marchan muy tristes y con mucha pena, pero yo ya me encuentro mejor. Me han traído una cazuela de merluza en salsa verde y a las siete y media ceno tres tajadas de merluza y ya veo que me encuentro mejor y más animado. A las diez y media me voy quedando dormido. Hasta la semana que viene haber si es mejor.

FOTO 38 Día de San Sebastián. Enfermos y visitas, entre ellos Alfonso, abajo a la derecha el hijo de Alfonso. 20 de Enero de 1971

26/02/61
Puedo decir que la semana la he pasado mucho mejor. Lunes, martes y miércoles he tenido visitas de mi madre y hermanos, pues la verdad mi madre está muy preocupada y se había llevado la semana pasada un gran disgusto, ésta está más tranquila al verme mejor. El jueves día de visitas cuando vino mi madre, me encontró con mejor cara y mucho más animado, además me levanté de la cama y di un paseo. Cómo anteriormente pasamos un buen rato. Tuve una visita inesperada, ya que vino mi vecina de enfrente de mi casa María Luisa. También estuvieron mi hermano Alberto con su mujer.

Los esputos siguen un poco manchados, pero como siempre esto tiene que llevar su curso que son de ocho a diez días, noto que la inyección de cuaguleno no me hace casi nada ya que veo que tiene un tiempo para hacer efecto y por mucha vitamina K, no es eficaz hasta ocho o diez días de haberla puesto.

El domingo vinieron mis amigas como todos los domingos y mi hermano, pasamos juntos un buen rato y con mi chiquilla Pepi, le dí una foto para que no me eche mucho de menos, ella me dio también unas fotos que se había hecho y la verdad es que las encuentro muy bien. ¿Tengo unos deseos de poder tenerla a mi lado y darle mi cariño?. A la una se han marchado y como siempre me quedo triste al verlos marchas. Por la tarde vinieron mis padres y me trajeron una hermosa cazuela de merluza, están contento ya que me ven bien y eso es lo que ellos quieren, también vinieron mis hermanos. Como siempre pasamos unas felices horas.

FOTO 39 Salón de actos Navidad de 1967. Al fondo el cuarto de la cámara de cine

A las siete se han marchado y me he subido al cine que dan una película francesa “Maurice Chevalier” al final de la película se hizo un comentario sobre ella, ya que esta película ha sido presentada por un socio del cine club. El coloquio estuvo muy bien con muchas preguntas y esperamos que se vuelvan a repetir estas funciones de cine. A las nueve cenamos la cazuela de merluza que estaba estupenda, pasamos un buen rato comiendo y bebiendo, nos bebimos unos dos litros de vino tinto entre todos los del comedor. A las diez y media a la cama. Hasta la semana que viene.

Día 5/03/61
La semana ha sido tranquila, lunes, martes y miércoles no ha habido ninguna novedad. El jueves como día de visita ha venido mi madre, me ha encontrado muy bien y como siempre he pasado un buen rato con ella, se ha quedado con pena de no haberme traído unas anchoas que me encantan, a las siete se ha marchado contenta ya que me ve muy bien. Hoy viernes, el día se ha pasado como siempre en reposo, leyendo y hablando un rato con los compañeros. También he tenido la sorpresa que ha venido mi madre y me ha traído dos cazuelas de anchoas a la Papillon que estaban estupendas. Hemos pasado por rayos x y espero que la semana que viene me hagan las pruebas de respiración, quiera Dios que las haga bien. El sábado se ha pasado sin complicaciones.

FOTO 40 Fiesta en el Sanatorio, verano de 1966

El domingo como todos espero con alegría que venga Pepi y los amigos. Después de levantarme y asearme y desayunar, he ido a misa y después de la misa no me quiero acostar, así que espero a mis amigos, pero tengo una gran sorpresa, no han venido, no se lo que les ha pasado, espero que el próximo domingo me lo digan. La verdad es que me he quedado con mucha pena de no ver a Pepi. Hemos hecho un aperitivo con cigalas, jamón y aceitunas con vermouth y a la una en vista que no han venido mis amigas me he marchado a dar una vuelta por el jardín, donde me han invitado unos compañeros enfermos a chorizo de Pamplona, anchoas en aceite y cerveza; no se lo que voy a comer con tanto aperitivo.

A las cinco han venido mis padres y como siempre hemos pasado muy buen rato. Mi madre me ha traído una fuente de anchoas rebozadas y una cazuela de anchoas al ajillo. Hemos comido las rebozadas que me han sabido mejor y a las siete como todos los domingos se han ido muy contentos, ya que yo estoy mucho mejor. Mi hermano Alberto también ha venido. A las siete y media nos hemos puesto a cenar, José Ángel y su novia Piedad, Pujol y yo; tenemos unas buenas botellas de vino Las Campanas y Champaña. Hemos cenado las bocartas y filetes y todo nos ha sabido a poco. A las nueve después de cenar y tomar un buen café hemos montado una partida de tute los cuatro, hasta las diez que nos han mandado a la cama. Hasta la semana que viene.

Día 12/03/61
La semana hasta el jueves es como siempre monótona y aburrida. El jueves tuve la sorpresa de ver a mi sobrino Alberto que hacía cuatro meses que no lo veía, le he encontrado muy cambiado, veo que se está haciendo un hombre, le he regalado un caballito de los que hago en madera y la verdad es que le ha gustado y le ha hecho mucha ilusión, también ha venido mi querida madre y he pasado un rato muy bueno con ella. Me ha traído una fuente grande de merluza, que espero que nos sepa a gloria. A las siete menos cuarto se han ido y me he ido a preparar la cena, tenemos callos, merluza y una buena ensalada, la verdad es que hemos cenado estupendamente, nos han sobrado unas cuantas tajadas de merluza, que esperamos comérnoslas mañana en el campo. A las diez a la cama.


FOTO 41 Sor Pilar Urteaga con una botella de Sidra “El Gaitero”

El viernes fue un día de sorpresa, pues me dijeron que había nacido una preciosa niña de mi hermano Martín. Por la mañana a las doce menos cuarto me han llamado para hacerme una radiografía. A las doce y media nos hemos ido al campo, pues llevamos toda la semana saliendo y la verdad es que mejoramos cuando perdemos de vista el sanatorio, parece que somos otras personas, nos sentamos en el campo y tomamos el sol y el día estupendamente y el tiempo se nos pasa enseguida y tenemos que volver al sanatorio, que pena nos da.

Hoy han dado cuatro altas a los compañeros de nuestra galería y lo hemos celebrado, así que después de cenar nos hemos puesto a pasarlo bien, nos hemos tomado varios cafés y un poco de coñac. Mi amigo Jaime nos ha dado un recital de guitarra y mi buen amigo Antonio nos ha cantado y se ha arrancado por bulerías y cuando estábamos todos cantando se ha presentado mi hermano Martín, que se ha quedado muy sorprendido viéndonos a todos tan alegres y para comunicarme que había sido padre por segunda vez y yo que tengo otra sobrinita lo he celebrado por ser tío otra vez. A las diez y media nos han mandado a la cama las monjitas y nos hemos ido con mucha pena, pues la verdad es que lo estábamos pasando muy bien y hacía una noche preciosa.

El sábado se pasa tranquilo. El domingo por primera vez salgo del sanatorio a la carretera, pues tengo permiso ya que hoy tenemos el bautizo. A las doce menos cuarto llegan mis amigas y tengo la sorpresa de que viene Mari Carmen una buena amiga mía. Pepi me trae un hermoso ramo de flores que me lo manda Machus, como siempre mi buena amiga, y el ramo se lo he dado a la Madre Superiora que se ha puesto muy contenta. Hemos paseado por la carretera, a Manoli le encuentro muy guapa, pues no parece que tenga dos hijas, ya que conserva su tipo muy bien.

FOTO 42 Sor Esperanza Uranga y Hermana Mercedaria con el Director José Luis Martínez de Salinas y el Dr. Miguel Galicia

Tenía la ilusión de pasear este domingo con Pepi después del bautizo, pero como siempre una vez más me ha desilusionado, la he invitado a que venga al bautizo y después pasar la tarde juntos, pero tiene una gracia de decir que no, cuando uno más lo desea. En fin no quiero exponer mis pensamientos porque la verdad es que no tengo ninguna ilusión por ella. A la una se han marchado y la verdad que esta vez se me ha hecho el tiempo muy largo y he venido al sanatorio sin ninguna ilusión, la verdad es que prefiero que no venga porque así estoy más tranquilo y no pienso en las cosas. Han pasado dieciséis días que no la veía y justo he hablado con ella de la invitación, pues ella nunca tiene nada que decir. No quiero pensar más porque me pongo malo de sólo pensarlo…

Por la tarde hemos ido al bautizo y le han puesto de nombre María del Carmen, a mi cuñada la encuentro muy bien. Me ha gustado ver la zona de las incubadoras donde están los niños sietemesinos y los mellizos, la verdad es que poca cosa somos cuando nacemos.

A las siete y media se han ido mis padres, les he despedido y me he venido al Sanatorio. Hemos cenado unas buenas anchoas fritas y a la papillón. Tenemos un compañero nuevo para merendar, lo bueno es que si nos descuidamos, no cenamos, ya que mide un metro noventa y pesa ciento trece kilos. Después de cenar hemos tenido un recital de guitarra de Tino y Antonio, unos fenómenos y lo hemos pasado muy bien. Y a las diez y media a la cama. Hasta la semana que viene.

FOTO 43 Documento para ingresar en el Grupo Sanatorial de Amara. Aunque era una enfermedad contagiosa, el documento caducaba a los 10 días de su expedición

Día 19/03/61
Como siempre la semana comienza sin grandes novedades. El lunes es un día tranquilo y por la tarde después de cenar tuvimos cine con el título “El cuarto hombre”, muy entretenida. El martes y miércoles sin novedad. Hoy jueves como día de visita, estoy deseando que venga mi madre para darle un fuerte abrazo. Por la mañana la he pasado tranquila ya que espero que por la tarde me hagan las pruebas, según me ha dicho la señorita Juli. Por la tarde a las cinco menos cuarto ha venido mi madre como siempre cargada de cosas para mí y con una estupenda cazuela de anchoas al ajillo; hemos pasado unas horas muy felices y a las seis y media se ha marchado. Después he ido a la novena de San José que la estoy haciendo para Pepi y para mí. Le pido que nos de felicidad si somos dignos de ella, que nos la dé, si no que nos ayude. Después de la novena me avisan que ha estado preguntando por mí la señorita Juli, me supongo que es para las pruebas. Bajo a mirar si la veo y por fin me dicen que son las pruebas que tengo que hacer. Pido a Santa Gema que me ayude, y cuando me llaman voy muy nervioso, pero no tanto como la otra vez.

FOTO 44 Pacientes ingresados en el comedor. Fiesta de la Merced con los payasos Hermanos Tonetti

La primera prueba es de respiración profunda con aire, hago la primera pero veo que la hago mal y la empiezo otra vez y aguanto 45 segundos y me dice Don Juan Antonio haber si la he hecho bien, pues le parece mucho y le digo que sí, ahora viene la que más temo, la de sin aire, empiezo y termino son 40 segundos, yo mismo me he quedado asombrado, me dice el Dr. Juan Antonio que son unas buenas pruebas, entonces le pregunto cuando es el susto que me pasó anteriormente y me dice que tengo que seguir todavía con el tratamiento y que esté tranquilo, pues me tienen que extirpar el pulmón entero. Me he quedado sin respiración, la verdad es que yo esperaba que me quitaran un lóbulo y por lo que se ve, es la única solución; tengo una gran tristeza que no lo puedo remediar. Después de cenar hemos charlado un rato Agustín, y otros compañeros; yo la verdad no tengo ganas de hablar y al mismo tiempo tengo el presentimiento de que voy a volver a echar sangre. Cuando me meto en la cama viene lo que presentía, mis esputos salen manchados, me han puesto una inyección de cuaguleno.

A las once viene Galilea y nos da la noticia de que nuestro compañero José Mari ha muerto, después de la operación. Me ha causado una honda impresión su muerte, era un buen compañero, pues en mis anteriores diarios he hablado mucho del chaval q.d.e.p. La operación era del corazón y por lo que han dicho iba al quirófano a vida o muerte. La verdad es que estoy deshecho de tantas impresiones. Hasta mañana.

El viernes me despierto y sigo con los esputos rojos y espero que para mañana estén limpios, en la visita de la señorita Juli, me pregunta por los esputos si están manchados o no, y le digo la verdad que si están manchados, me intentó animar ya que se dio cuenta de mi disgusto y la impresión que me ha causado el saber que me tienen que operar. La verdad es que me emocioné y ella me animó mucho contándome unos cuantos casos que ella sabía que habían ido muy bien. Quiera Dios y se lo pido con toda mi Fe que no me tenga que hacer la extracción total del pulmón.

FOTO 45 Médicos y personal del Grupo Sanatorial Amara

Sábado, sigo tranquilo ya que veo que los esputos están casi limpios, sigo con mis pensamientos y no se me van de mi mente, sólo pienso en la operación. Hoy me he confesado en la cama pues mañana domingo cumplo con Pascua y con San José, que también termino la novena.

Domingo, me he despertado a las seis de la mañana y ya no me he podido quedar dormido. Tengo ilusión de que venga Pepi y me diga si le ha gustado mi regalo. A las siete y media me he aseado y a las ocho he comulgado en la cama, este no era mi pensamiento pero como le han traído la comunión para mi compañero Ortega, me la han dado a mí también. Hoy es el santo del Director Dr. José Luis Martínez de Salinas y a las nueve y media tenemos misa de comunión. A las once menos cuarto he desayunado y a las once y cuarto nos hemos ido a la carretera para hacernos unas fotos, he paseado un rato con Mary que por cierto tuvimos una conversación bastante fuerte.

A las doce menos cuarto llegan mis amigas Machus, Pepi y Berta, felicito a Pepi, subimos a mi galería, como siempre Machus tan cumplida me ha traído un pastel hecho por ella, Berta una caja de pastas y Pepi unos pasteles; los invito a tomar una botella de champán en el comedor y pasamos un rato muy agradable, luego subimos ha ver como le entregan un regalo al director y ha ver unas cositas que han traído unos chicos de Rentería, salimos y se marchan mis amigas pues hoy tienen prisa, me he quedado sin saber si a Pepi le ha gustado mi regalo, como siempre tan elocuente. Espero que mi madre me diga algo del regalo, si le ha gustado o no.

FOTO 46 Comunidad de las Hermanas Mercedarias de la Caridad

Después de comer el puré de verduras, paella y carne, hoy nos han dado una comida muy buena, hemos tomado café y un poco de coñac y nos hemos ido varios compañeros al bar de enfrente de la carretera y hemos tomado también un café y una copa de coñac. A las cinco han venido mis padres y mi madre me ha preguntado porque no había ido Pepi a casa a por el regalo, la verdad que no lo sabía y me ha sentado muy mal que no fuera Pepi a por el regalo. Lo que pienso son tantas cosas que no las puedo expresar aquí. Solamente puedo decir que esta vez de verdad me ha decepcionado y pienso que para mí se han terminado todas las ilusiones y cariño que tenía por ella.

Les he contado a mis padres mis resultados de las pruebas y al mismo tiempo les he dicho la mala noticia que me dio el médico. Como quiera que se lo he contado bastante animado, ellos lo han cogido también con resignación, aunque veo que mi madre no puede contener las lágrimas. A las seis nos vamos del bar donde estaba con mis padres y hemos ido al sanatorio, ya que mis padres me traen muchas cosas para comer. No os he dicho que cuando me he levantado de la cama sentía mucho frío. A las siete menos cuarto se han marchado mis padres y yo sigo con mucho frío y me meto en la cama, me ponen el termómetro y tengo mucha fiebre. Para las diez de la noche la fiebre me había bajado, no he cenado y espero que no me suba esta noche. Hasta la semana que viene.

Día 26/03/61
La semana empieza con el lunes y sin ninguna novedad. El martes sigo igual y el miércoles lo mismo. El jueves cambia como es el día de visita tengo más ilusión, ya que espero a mi querida madre. A la mañana nos hemos ido al campo a pasear como todos los días que hace bueno ya que pasamos un buen rato fuera del sanatorio. Por la tarde ha venido mi madre y como siempre hemos pasado un buen rato, mi madre está contenta ya que me encuentra bien y con ánimo de que pronto me operen, a las siete se ha marchado, también han venido mi hermano Alberto y su mujer.

FOTO 47 Los Reyes Magos. Los Reyes eran los médicos y los empleados y enfermos hacían la comitiva dentro del Sanatorio. El Rey Mago con una niña ingresada 5 de enero de 1967

El viernes sin novedad y el sábado igual. El domingo tengo deseos de que llegue Pepi pues quiero demostrarle que su comportamiento no me gusta nada, ya que cuando las cosas se hacen con ilusión es muy triste que las desprecien. A las diez menos cuarto hemos ido a misa ya que hoy es domingo de Ramos. A las diez y cuarto hemos salido de misa y hemos dado un paseo y hemos estado hablando con las mujeres que han ido a misa, después hemos hecho el almuerzo y a las doce menos cuarto han venido Pilar, Berta y Pepi que además viene acompañada de Begoña y su novio. Cuando han llegado nos hemos ido por la carretera al campo a dar un paseo. Hemos podido hablar un rato Pepi y yo, le he dicho lo disgustado que estoy con ella y el porqué no ha ido a buscar el regalo, el motivo que me da es que le ha dado mucho apuro, creo que para mí el motivo es que hay otras cosas y otros motivos y por eso no ha ido a buscar el regalo a casa de mis padres. Hemos pasado un rato muy agradable en el campo y a la una menos cuarto nos hemos levantado para bajar al sanatorio. A Pepi la veo cariñosa, creo que ha comprendido que estoy disgustado de cuanto hace y me dice que el martes irá a mi casa a buscar el regalo, espero que lo haga, la verdad es que cuando está cariñosa me gusta y hoy lo está, nos hemos despedido hasta el viernes santo.

A la tarde han venido mis padres y como siempre hemos pasado una feliz tarde. Les he contado a mis padres el motivo de que no fuera a casa Pepi a buscar el regalo y lo han comprendido que sería para Pepi un poco de apuro y por eso mi padre le dice a mi madre que se lo envíe a su casa. En fin, espero que le llegue y que le guste y eso es lo principal. A las siete se han marchado mis padres y mi hermano Alberto. Después hemos ido a cenar y luego hemos ido a charlar un rato con Mary, María José y Clarita al comedor, claro que las charlas son a treinta metros, nos reímos mucho. También estaban Tino y Paco y montamos una pequeña juerga y a las diez y media a la cama. Hasta la semana que viene.

FOTO 48 Personal de limpieza del Sanatorio 1967. Los Reyes Magos. El nacimiento de la entrada. Alfonso Emperador con los reyes, 1968

Día 2/04/61
Puedo decir que hasta el jueves no hay ninguna novedad. Estamos en Semana Santa, como siempre esta semana es aunque uno no ponga mucho interés, es de pensar que hacer para reencontrarse en la vida, qué hacer con mi vida y es verdad que ahora no pienso mucho en ella. El que dio todo por nosotros, el que sufrió con nosotros. Creo que es por primera vez que he cumplido con los deberes de esta semana, como digo yo. Por la tarde vinieron mis padres y como siempre pasamos unas horas muy agradables. Mi madre me dijo como fue Pepi y su hermana a casa a buscar el regalo y le dio mi regalo y creo que le gustó mucho.

El viernes por la mañana como siempre después del reposo salimos a pasear al campo donde pasé una hora muy feliz, ya que disfruto mucho del tiempo tan estupendo que hace. Por la tarde después del reposo fui hacer veinte minutos de oración. Estando en la capilla vinieron Pepi y Pilar. Después de rezar nos fuimos a dar un paseo por el campo y otra vez fui feliz y a las seis y media se marcharon, aunque ellas pensaban quedarse hasta las siete, pero no pudieron porque avisaron que cerraban la puerta. El sábado pasó sin novedad.

FOTO 49 Después de la cena, oyendo la radio 1967. Botella de vino y fumando. Tamborrada del Vasconia, 1968. 20 de enero a las diez de la mañana. Alfonso Emperador en la galería del segundo piso, fumando. Navidad de 1961. Alfonso Emperador, subcampeón de ajedrez y campeón de parchis

El domingo por la mañana después de misa me puse a jugar una partida de tute hasta la hora de la visita. A las doce menos cuarto llegaron Pepi y Pilar, como siempre ver a Pepi me hace sentirme feliz, aunque algunas veces no quisiera que viniese y me quitase todas las ilusiones que pongo por estar a su lado. De todos modos pasé unas horas muy feliz con ellas y como siempre tuvieron que marcharse y me quedé con mucha pena, ya que siempre me dejan los buenos recuerdos que tengo pasados con ellas, y en particular con Pepi.

¿Cuándo podremos disfrutar otra vez de tardes felices? Creo que para mí ya han pasado todo lo malo, sería mucha suerte poder sentir otra vez al ser un hombre sano y con facultades de poder vivir… una vida feliz, poder decir soy un hombre y poder trabajar y decirle a Pepi, podemos ser muy felices, ya que puedo responder a nuestra felicidad. ¿Esto creo que es soñar despierto?

Por la tarde vinieron mis padres y como siempre pasamos unas horas felices. Hablamos de todo pero la verdad es que nos preocupa mi hermano Martín ya que mientras no encuentre piso, creo que no serán felices como todo matrimonio desea. Me ha sorprendido mi madre al decirme si ya era novio de Pepi, pues ella se ha enterado en la calle. Por una chica que trabaja con su hermano Pepe, la verdad le he dicho que andamos casi como novios pero que nada le puedo ofrecer y creo que en nada puede quedar en mi situación. Mi madre me ha dicho que le gusta la chica, yo me he alegrado mucho que le guste. ¿Me gustaría poder presentarla algún día como mi novia? Pero lo veo tan difícil, el tiempo lo dirá.

FOTO 50 Lola Flores el día de la Fiesta de la Merced. 24 de septiembre de 1959 Grupo de Lola Flores.

A las siete se marcharon mis padres y después me fui al rosario, posteriormente estuve hablando un rato con Mary. Tengo que hablar de esta chica pues yo no sé qué busca y a dónde quiere llegar, tengo que encontrar siempre una mujer ¿Hasta en el sanatorio? Si quisiera también la tendría. Esta chica es muy simpática y nos hemos hecho muy buenos amigos, creo que podría llegar a ser algo más, pero la verdad es que me cuesta hacer de menos a Pepi, ella no sabe la falta que me hace su cariño y algunas veces hubiera dejado de pensar en ella y hacerle el amor a Mary. Pero la verdad es que por ahora no puedo, puede más el cariño que siento por Pepi. Sé que ella duda de mi cariño, pero es verdad que siento por ella lo que no he sentido por otras. Aunque me queda una duda y es su carácter, no la comprendo y creo que tendría que cambiar si esto llega a formalizarse.

Semana 02/04/61
Lunes sin ninguna novedad y he salido a pasear al campo que es donde mejor lo paso. Por la tarde después del reposo me he levantado y he hecho la cena, hemos cenado y después hemos hablado un rato. Paco, Tino y yo vamos a ver si podemos aprender a tocar la bandolina y Paco la guitarra, la cosa es pasar más rápidamente el tiempo de estar ingresado. El martes sin novedad, por la mañana no he podido ir al campo pues me he quedado hablar con Mary. Por la tarde me han traído la bandolina pues han ido Paco y Tino a mi casa. Luego he subido al cine ya que nos dan una buena película. Yo ya la había visto, así que sólo he estado un rato.

FOTO 51. El alto es Andrés Altaburu, el que está agachado (de visita) Fernando Garijo (Párroco de Loyola), Rafael Serrano y Elisa, todos con el puro. Nochevieja de 1961

Miércoles, como todos los días me he levantado y después de asearme me he ido a desayunar, le he dado a Tino para que me ponga a punto la bandolina, y luego he ido para acostarme un rato. A las once me han llamado para decirme que me van hacer sobre las siete una operación que se llama “cateterismo”. La verdad es que me ha causado una gran sorpresa ya que no tenía ni idea que me lo podían hacer a mí. Esta operación se basa en pasar por una vena del brazo izquierdo un catéter hasta el corazón, después pasa por el pulmón izquierdo al derecho para explorar en qué condiciones está el pulmón. Quiera Dios que todo lo tenga bien, ya que de esta operación depende si me pueden operar del pulmón. Quiero creer que no tenga ningún contratiempo aunque dicen que no es dolorosa, creo que es bastante peligrosa, ya que consiste explorar el corazón. Mi estado por ahora es tranquilo, son las cinco y media cuando estoy escribiendo este diario. ¿No sé si tengo miedo de la operación? Pero creo que lo que más me preocupa es el resultado. Pienso en mis padres que no saben nada, creo que es mejor así, pues ellos no padecen y no sufren, ya que mi querida madre sé que se hubiera llevado un gran disgusto lo mismo que mi padre y la verdad es que ninguno de los dos está para sobresaltos.

Lo único que deseo es que todo salga bien y mañana le pueda dar a mi madre un fuerte abrazo, ya que mañana es jueves y es día de visita. Son las seis y la verdad pienso que me podría pasar algo y esto es lo único que les dejo a mis padres. En este mismo momento ha entrado Sor Cristina que es la monja que tenemos en la galería y me dice que me prepare y yo le digo que si me tengo que confesar, me dice que no pero que rece un Señor Mío Jesucristo. Yo la verdad es que no me he acordado mucho de él, ella cree que estoy de guasa pero le digo que no y entonces me dice que me va atraer un catecismo pues dice que no se dan casos de muerte pero quién sabe. ¿En fin, que me da unos ánimos? Procuraré ponerme a bien con Dios, aunque creo que eso es muy difícil. Le pido a mi Virgencita de Lourdes que no me abandone en estos momentos.

FOTO 52 Sor Pilar del Amo, Sor Araceli Pérez del Burgo. Sor Araceli haciendo una cama. Sor Soledad Sáez de Ocariz y Sor Ana María Arejolaleiba (Ecónoma)

Quiero contar mi impresión después de la operación. Puedo decir que no sentí ningún dolor, solamente una pequeña presión en el brazo y un poco se siente cuando pasa por debajo del sobaco, pues cuando llega al corazón, me enteré por el médico; dura casi dos horas cuando salí de la operación, pues me llevaron en la camilla hasta la sala, me metí en la cama y entonces es cuando sentí la reacción ya que me entró unos nervios enormes y al mismo tiempo mucho frío y esto me duró una hora y me pusieron una inyección y se me fue calmando el frío, la verdad es que pasé un momento muy malo ya que no tenía fuerzas ni para quitarme el chaquetón ya que me metí con él en la cama. Me quedé dormido ya que la monja Sor Cristina Iriondo me trajo un vaso de leche pues pasé mucha sed y como estaba dormido no me quiso despertar.

Por la mañana me desperté a las siete y me quedé dormido hasta las ocho y media. El día lo pasé bastante bien en lo que cabe ya que me encontraba un poco mareado, solamente me levanté para ir a desayunar y a comer al comedor. Por la tarde cuando vino mi madre y se lo conté se llevó una gran sorpresa, pero como me vio bien no se llevó gran disgusto. Pase como siempre un buen rato con mi querida madre, a las siete menos cuarto se marchó con mucha pena de dejarme, pero no tiene más remedio. Me trajo una cazuela con una liebre que por cierto cuando la cenamos nos chupamos hasta los dedos de lo buena que nos supo. Después a la cama hasta el siguiente día.

FOTO 53 Nochevieja 1961. Alfonso, Nati, Andrés Altaburu y agachado Fernando Garijo. Partidas simultáneas de ajedrez, con el Dr. Luis Alzua, ganó él y Alfonso segundo. Día de la Merced, 24 de septiembre de 1962

El sábado estoy bien y pasa sin ninguna novedad. Le dedico unos discos a Mary pues es muy simpática y me ha escrito una carta para que se me harían las horas más cortas, es una buena compañera y paso un buen rato cuando charlamos en el paseo. Tengo a mis compañeros Tino y Pichi que andan con Clarita y María José y la verdad que se lo pasan muy bien pues los domingos cuando salen a pasear con ellas, ellos se marchan por detrás del sanatorio y se juntan con ellas, se lo pasan muy bien, pues todos están ansiosos de amor. Yo por mi parte quiero que no pase nada entre Mary y yo, pues quiero tener la conciencia tranquila y respetar el cariño de Pepi, aunque muchas veces pienso yo que este cariño es tan poco, pasa el tiempo justo, los domingos nos vemos y nos estrechamos las manos pero entre nosotros no hay una palabra cariñosa y así pasa el tiempo. Esta semana no han venido porque han tenido que ir donde su tía, así que pasan quince días sin vernos y ni siquiera tengo unas letras de ella, la verdad es que no sé como puede durar este cariño.

El domingo después de misa y charlar un rato con Mary me puse a jugar un rato y a las once y media vino mi hermano Martín, hacía mucho que no lo veía, le he encontrado bien y me dice que la niña Conchita está con sarampión y la pequeña Mary está bien así como su esposa. Nos hemos ido al campo y hemos pasado un buen rato y a las doce y media se han marchado y yo me he quedado sólo en el campo. Por la tarde como siempre han venido mis padres y con mi hermano Alberto con su mujer y mi sobrino, hemos pasado un feliz rato y a las siete se han marchado. He ido al rosario y después hemos charlado un rato con las chicas y a cenar al comedor y a las diez y media a la cama. Hasta la semana que viene.

FOTO 54 Sor Esperanza Uranga, el médico Don Juanes y los niños ingresados el día del Domund

Semana 8/04/61
Lunes y martes sin novedad. El miércoles, hoy es un día que aunque no tiene muchas novedades hay una. Esta es que han despedido a Mary, María José, Mila y a la mujer del alcalde. La verdad es que nos hemos llevado un disgusto tanto yo como los amigos y entre ellos Pichi ya que le toca también a su novia, creemos que esto se puede arreglar.

El jueves como día de visita espero con alegría a que venga mi madre; por la mañana he podido hablar un rato con Mary y la cosa está bastante grave. Por la tarde ha venido mi madre y como siempre es para mí de gran alegría verla, hemos pasado un feliz rato hasta las siete que se ha marchado.

Hoy viernes se celebra las Bodas de Plata de Sor Esperanza Uranga y con este motivo esperamos que puedan perdonarles a las chicas. Nos dio una charla el director Dr. José Luis Martínez de Salinas sobre la labor de Sor Esperanza y fue muy amena. Por la tarde nos hemos enterado de que no las han perdonado y las mandan al sanatorio de Logroño.

Sábado sin novedad. Domingo: como día de visitas espero que vengan mis amigas después de quince días sin poder venir y no nos hemos visto. A las doce menos cuarto han venido mis amigas Pepi, Pilar y Consuelo con su novio. Pepi me ha hecho una tarta que tiene muy buena pinta y hemos pasado muy buena mañana, también ha venido a última hora una tía de Consuelo y solamente nos hemos podido saludar pero se ha marchado más contenta ya que me encuentra esta vez mucho mejor que la última vez que me vio.

FOTO 55 Reyes y comitiva, con el enfermero José Ramón, 5 de enero de 1968

Pepi desea que vayamos al cine a ver la película Ben Hur, a gusto iría pero no quiero ir hasta que no sepa mi resultado de la prueba. ¡Tengo un presentimiento y este es que me parece que no me pueden ayudar! La verdad es que estoy con incertidumbre y deseo que pronto me digan el resultado. He tenido carta de J. Miguel, me dice que espera que pronto me restablezca. Por la tarde vinieron mis padres y mi hermano con su esposa, pasamos unas horas muy felices, mi madre me ha traído un pollo que espera que me lo coma a gusto. Le he felicitado ya que el miércoles fue el santo de mi padre y el sábado el de mi madre. Hasta la semana que viene.

Semana 16/04/61
Lunes: Hoy nos hemos enterado que por fin salen para Logroño nuestras buenas amigas Mary y María José. La verdad es que nos ha dado mucha pena ya que no ha sido motivo para tanto. En vista de lo ocurrido se ha hecho una pequeña colecta entre nuestra cuadrilla, ya que les ha cogido a las dos sin un duro. La verdad es que siento mucho la marcha de estas amigas y compañeras de nuestra desgracia, pues pasamos unos buenos ratos hablando y siempre con un cambio de impresiones de diferente sexo. Hemos quedado que nos escribiremos, espero que así sea.

Martes: Hoy a las ocho menos cuarto se han marchado Mary y María José, las he despedido desde la ventana cuando marchaban en el taxi. Por lo demás sin novedad. Miércoles sin novedad.

FOTO 56 Niños ingresados en el Sanatorio, día del Domund

Jueves: Hoy he tenido una tarjeta de Mary. Por la mañana hemos dado un buen paseo pues el tiempo es estupendo. Por la tarde ha venido mi madre y como siempre hemos pasado un rato muy feliz, me ha dado la sorpresa que quieren comprar una casita en Oyarzun. Mi madre está muy contenta de poder tener una casita de campo y si yo me curo poder pasar allí mi convalecencia. En fin ya veremos en queda todo, ya que dentro de unos días tienen que ir a verla. Me ha traído una bota para vino que me viene muy bien.

Viernes: Hoy estoy con pena ya que por unos cuantos enfermos se ha prohibido salir del recinto del sanatorio, a estos enfermos los encuentran en Astigarraga bebiendo. La verdad es que siento mucho esta prohibición ya que para mí era un desahogo poder salir y dar una vuelta por el campo y alrededores del sanatorio. ¡Mala suerte!

Sábado: Sin ninguna novedad, muy aburrido. He recibido carta de Mary contándome como ha sido su llegada al sanatorio de Logroño, se encuentran muy bien, cosa que celebro.

Domingo: Como día de visita estoy contento ya que espero que venga Pepi como casi todos los domingos; a las diez menos cuarto he ido a misa, después de que terminase la misa hemos ido a entregar el regalo al señor administrador ya que hoy es su santo. Hemos aportado dinero todos los enfermos para hacerle un regalo que se compone de una botella con música y unas copas de coñac Napoleón. A las doce han venido Pepi y otra compañera cosa que me ha sorprendido, ya que solo vienen las dos, motivo por el que no ha aparecido Machus y compañía; hemos pasado un buen rato y a la una se han marchado. Por la tarde han venido mis padres y mi cuñada y les he encontrado a todos muy bien y ellos a mí también; hemos hablado referente a mi estado y les he dicho que no se nada de cuando me van a operar. También han venido mis hermanos Martín y Alberto con su esposa y a las siete se han marchado y mis padres a las siete y media porque han aprovechado el coche de mi cuñada. He subido al rosario y después he cenado una paloma que estaba estupenda y a las diez  y media a la cama. Hasta la semana que viene.

Semana del 22/04/61
Lunes: Sin ninguna novedad, sigo deseando de saber algo referente a mi operación.
Martes: Hoy hemos subido a misa a rezar por Jesús Sobera ya que hoy le operan y la verdad es que estaba contento pues también lleva una buena temporada ingresado en el sanatorio, espero que tenga suerte. Por lo demás sin novedad.
Miércoles: Puedo decir que mi compañero Jesús, después de cuatro horas que ha durado su operación, salió muy bien. Hoy he tenido carta de Mary, la verdad que es una chiquilla muy impaciente, pero muy simpática.
Jueves: Hoy como día de visitas estoy contento, por la mañana como siempre esperando que haya alguna novedad. Por la tarde a las cinco ha venido mi madre y la hemos pasado juntos y muy felices. A las siete se ha marchado y como siempre me quedo triste ya que deseo cada vez más estar junto a mis padres en nuestra casa. ¿Espero que tenga suerte y que no sea muy tarde cuando esté con ellos?
Viernes: Sin novedad. He tenido carta de Mary y la verdad que es muy simpática y me hace ilusión contestarle a sus cartas, ya que para mí es una gran distracción y desahogo y poderla contar como yo que ella se encuentra en la misma situación, y me comprende mejor.
Sábado: Sin ninguna novedad.

Domingo: Como hoy es día de visita, estoy contento. Después de misa me he puesto a jugar un rato hasta que vengan mis amigas y a las doce menos cuarto han llegado, hoy han venido Berta, Pepi y Pilar. Por cierto que Berta se ha caído cuando bajaba del trolebús y se ha pegado un buen porrazo, la verdad es que lo he sentido mucho. Como siempre he pasado un rato muy agradable con ellas. De Pepi poco puedo decir sino que como siempre se marcha así como ha venido ya que no podemos hablarnos nada. Yo me digo como podré algún día hablar sólo con ella. Mañana uno de mayo era una buena y gran ocasión, no sé si se animará a venir, me haría muy feliz poder hablar un rato con ella. A la una se han marchado. Mis padres han venido a las cinco y hemos pasado una tarde felices.

FOTO 57 Día de la Purísima Concepción 1962. Vinieron a servir lasa chicas de Acción Católica. Tute y ajedrez, Campeonato en Navidad de 1962

Semana 30/04/61
Lunes: Sin novedad. La esperaba pero no vino.
Martes: Hoy como los dos últimos días me he despertado a las seis de la mañana, veo por la ventana que viene un día estupendo, he estado leyendo un rato hasta las ocho y media que me he levantado y aseado y a las nueve he ido a desayunar al comedor, y luego reposo en la galería. He tenido carta de Mary. La verdad que es una chiquilla encantadora, pues veo que quiere que mi vida en este sanatorio la pase más distraído, ya que con sus cartas, que son muy agradables, procura hacerlo. Yo por mi parte también le contesto y hago que nuestra amistad siga en buena armonía. ¡Sé que me quiere! Pero la verdad es que yo solo siento por ella una buena amistad.

Miércoles: Hoy he tenido una sorpresa, pues la verdad es que no esperaba la visita de mi madre. A las cinco se ha presentado y como a mí me ha extrañado su visita en un día que no las hay, me ha contado el motivo de ella. Ha venido para estar y hablar con el médico Juan Antonio, para saber de mí. Veo que tengo que pasar todavía algún tiempo más ingresado ya que por lo que ven ellos, mi vida tiene que mejorar para esperar a la operación y hay que esperar hasta finales del mes de mayo para comprobar como respondo al tratamiento y tendremos la respuesta para operar a finales de mes o más adelante. Yo por mi parte estoy contento pues veo que no me olvidan y que esto lleva su curso. Mi amachito como siempre tan decidida. Iba muy contenta porque el médico Juan Antonio le ha atendido muy bien.

Jueves: Como todos los días de visita estoy contento pues así puedo estar con mis padres a la tarde y pasar un buen rato.
Viernes: Sin novedad.
Sábado: Un día más.
Domingo: Hoy me he levantado contento pues espero que vengan mis amigas y así pasarlo más entretenido. A las doce menos cuarto ha venido sólo Berta, ya que Pepi y Pilar se han ido al pueblo para celebrar las fiestas. Hemos pasado un buen rato Berta y yo. Hemos hablado de todo un poco ya que hacía mucho tiempo que no hablábamos solos. A la una se ha marchado. A las cinco de la tarde han venido mis padres y como siempre lo he pasado muy bien con ellos, a las siete se han marchado. Yo me he subido al rosario pues estoy haciendo el mes de mayo. A las siete y media hemos tenido cine, una película que me ha gustado mucho “El gran carnaval”.

FOTO 58 Sor Elena Gauba Lete, Sor Francisca Mateos y el médico Casto González Velasco. Las enfermeras: Isabel Paz, Rosa Besné, Candida Cue y Mª Asún García

Semana 7/05/61
Lunes: Hoy también hemos tenido cine, la película “Gayarre de 1959”, me ha gustado mucho y así paso el tiempo más rápido.
Martes: Sin novedad.
Miércoles: He tenido carta de Mary desde el sanatorio de Logroño, sigue tan simpática como siempre.
Jueves: Hoy es fiesta, así que espero que vengan mis amigas. A las once menos cuarto ha venido mi hermano que hacía unos cuantos días que no le veía, le encuentro muy bien. A las doce menos cuarto han venido Pepi y Pilar, como siempre hemos pasado un rato muy bueno. A las cinco han venido mis padres y mis hermanos y hemos pasado unas horas muy felices y a las siete se han marchado. Yo me he subido al rosario.
Viernes: Sin novedad.
Sábado: Sin novedad.

Domingo: Hoy han venido mis amigas y Juancho con Consuelo, ya se les acerca el día de su boda pues se casan el día 25 de mayo, les deseo que sean muy felices. Hemos pasado un rato muy distraído ya que Juancho desea saber los nombres de unos restaurantes de Barcelona para comer los platos típicos y hemos hablado de su viaje de bodas. A Pepi la encuentro bastante delgada. A las cinco y media han venido mis padres y mi cuñado Gabriel, también han venido mi hermano Alberto con su mujer y el niño, lo hemos pasado muy bien.

FOTO 59 Enfermos y la empleada Nati, Navidad y Nochevieja de 1961

Semana 14/05/61
Lunes: Sin novedad.
Martes: Sin novedad.
Miércoles: Mi vida sigue igual, sin ninguna novedad.
Jueves: Hoy como día de visitas, siempre es un aliciente pues espero a mí madre y como siempre espero pasar un rato agradable. La mañana ha sido tranquila, como tenemos un tiempo de verdadero verano aprovecho para dar un paseo por el jardín. A las cinco ha venido mi madre y como siempre cargada de cosas para que no me falte de nada; hemos hablado de nuestras cosas y hemos pasado un rato estupendo.
Viernes: Sin novedad. Salvo que hemos tenido cine, luchas grecoromanas.
Sábado: Sin novedad.

Domingo: Después de misa, para que el tiempo se me haga más corto juego con mis compañeros unas partidas, hasta que vengan mis amigas. Hoy he tenido la gran sorpresa, a la mañana ha venido Pepi sola; después de seis meses hemos podido hablar los dos solos y acariciarnos y sentir un poco que nuestro amor no se ha olvidado; tengo que decirle tantas cosas que el tiempo se pasa volando y han quedado muchas cosas sin decir, pero he pasado las mejores y felices horas en su compañía. Espero que no sea muy tarde cuando podamos estar otra vez juntos. Hoy hay grandes fiestas en San Sebastián y el deseo de Pepi era que bajase y viera las carrozas y pasear juntos de la mano. Pero mi deseo no es ese por ahora y no puedo bajar hasta que no sepa mi resultado de cuando me van a operar. Por la tarde han venido mis padres y hemos pasado unas horas muy felices. Hoy he sido muy feliz.

FOTO 60 Enfermas ingresadas en el comedor del Sanatorio

Semana 21/05/61
Empezamos la semana sin ninguna novedad.
Lunes: Como todos los días, uno más que pasa sin pena ni gloria.
Martes: Sin novedad.
Miércoles: Sin novedad.
Jueves: Hoy día de visita y como siempre deseoso de que llegue la tarde para estar con mi madre. La mañana la he pasado en reposo y paseando un poco por el jardín y a las cinco ha venido mi madre y como siempre hemos charlado un rato, ya que la hora se pasa muy rápido y a las siete coge el trolebús y se va.
Viernes: Hoy es un día grande (25) para mis amigos Juancho y Consuelo que se casan en Ayete y la comida la tienen en el Hotel de Londres y de Inglaterra. Espero que todos pasen un día feliz y ellos tengan mucha felicidad.
Sábado: Hoy se marcha de alta Iñaqui Sagasta, le he deseado que tenga mucha suerte y procure de no volver de nuevo por el sanatorio.

Domingo: Como todos los domingos deseo que llegue la hora de las visitas, pues espero con ilusión que vengan mis amigas para que me cuenten como lo han pasado en la boda. Después de misa me he puesto a jugar unas partiditas a cartas, a las doce menos diez han venido mi amigas y me cuentan muchas cosas en lo que se refiere a la boda, por lo que me cuentan, lo han pasado muy bien, aunque no había mucho hombres jóvenes para poder bailar. He pasado un rato muy feliz con ellas. Por la tarde han venido mis padres con mi hermano Alberto, aunque tiene un ojo malo por algo que se le ha metido. A las siete y media, el rosario y a las ocho y media he cenado unos filetes de carne con pimientos rojos que estaban muy ricos. He tenido una carta de Mary y está disgustada porque cree que no le escribo y nuestra amistad se ha roto y no solo ha sido esto si no que se me ha declarado por carta y la verdad que me veo en un lío, pues no sé cómo escribirla sin dañar su vanidad ya que como toda mujer la tiene. Espero que se arregle, pues hoy mi ilusión es Pepi y no tengo pensamientos de otra mujer.

FOTO 61 Mª Jesús Lazcoz, Hermana Mercedaria, Dr. Miguel Ángel Villameriel y paciente. Sor Pestiños, Paula Fernández y Sor María Jesús Ridaura

Semana 28/05/61
Lunes: El día no tiene muchas novedades, pues yo sigo igual; aunque como novedad es que estoy animado para trabajar en una obra de teatro que vamos a dar en el salón de actos, su título se llama “La Oca”, es una obra de teatro muy simpática y la obra comienza con mi papel que es el de un maestro de escuela que no ejerce, estoy de socio con un hermano que se llama Urbano y yo Agustín, ya veremos si estoy animado y puedo terminar los ensayos.
Martes: Seguimos con los ensayos de la obra de teatro, pasamos un rato estupendo, ya que nos reímos mucho con la obra ¡Bueno! Y con Segura que es otro hermano mío en la obra que tiene un papel muy sinvergüenza ¡en el buen sentido de la palabra!
Miércoles: Seguimos ensayando aunque como es natural todos estamos bastante verdes en el ensayo, pero espero que vayamos entrando en la obra.
Jueves: Hoy es fiesta así que espero que vengan mis amigas. A las doce menos cuarto han venido mis amigas: Machus que hacía bastante que no me hacía una visita, ha venido y como siempre muy simpática, también han venido Pepi y Pilar. Pilar me ha traído un estupendo vino que tiene muy buena pinta, Machus también me ha traído un botellón de champán y unas frutas. Lo hemos pasado muy bien, pues me han contado sucesos que ocurrieron en la boda de Juancho y Consuelo. Por lo que me dicen Berta iba bastante llamativa, pero estaba muy guapa. Por lo demás, lo pasaron muy bien. Se marcharon a la una y como siempre yo me quedé con tristeza, ya que se me hace muy corta la visita.

Por la tarde vinieron mis padres, así como mi hermano y no pudieron estar con el médico Juan Antonio, pues querían tener una consulta con él, sobre mi enfermedad. A las siete se marcharon después de pasar unas horas muy felices. Después de cenar, pues me trajo mi madre un pollo en menestra que estaba estupendo. A las nueve a ensayar la obra de teatro y hemos pasado un rato excelente, la verdad que en este rato estábamos todos ensayando y se me olvidaba todo. Vamos en los ensayos muy despacio y muy bien, espero que salga bien la obra de teatro. Hasta la semana que viene.

FOTO 62 Reunión en el Hospital del Tórax: Rosa Aguirre, Ana Urresti, Tere Beares, Mª José Santamaría, el capellán Juantxo Aguirrezabala y la Directora de Enfermería Leonor Munarriz

Semana 4/06/61
Voy hacer un resumen de la semana.
Lunes: Seguimos con los ensayos, por lo demás sin novedad.
Martes: Veo que vamos progresando en los ensayos, espero que nos salga bien.
Miércoles: Sin novedad.
Jueves: Hoy como día de visita espero a mi madre con gran alegría ya que espero que me pongan el resultado del curo de mi operación. A las cinco ha venido mi madre y por lo que me ha dicho, tengo que esperar para mi operación, pues parece ser que va mejorando mi lesión y dice el médico que siempre es lo último la operación. Yo por mi parte no estoy tan animado como antes ya que viendo el resultado de mi compañero Jesús, no tengo ningunas ganas de quedarme como él, en fin, el tiempo lo dirá. Como siempre con mi madre me lo he pasado muy bien y se ha marchado a las siete de la tarde.
Viernes: Seguimos ensayando. He tenido carta de Mary y me manda unas fotos donde la encuentro muy bien. En los ensayos creo que hemos avanzado mucho.
Sábado: Sin novedad.

Domingo: Hoy como día de visita es pero a mis amigas. A las doce menos cuarto han venido Pepi, Pilar y Berta y como siempre lo hemos pasado muy bien. Y a la tarde han venido mis padres y se me ha pasado la tarde rapidísimo.

Semana 11/06/61
Lunes: Sin novedad en mi enfermedad. Seguimos ensayando y pasándolo muy bien.
Martes: Sin novedad.
Miércoles: Sin novedad.
Jueves: Hoy espero con alegría a mi madre, pues espero que me diga algo de la consulta con el director Don José Luis Martínez de Salinas, pero ha venido mi madre y no han tenido la consulta, en fin, espero que sea para la próxima semana cuando nos enteraremos.
Viernes: Sin novedad.
Sábado: Sin novedad, seguimos ensayando.

Domingo: A las once menos cuarto ha venido mi hermano y mi tía Consuelo; me ha contado que ha estado con Javi porque se va a casar con su sobrina Consuelito. A mi hermano Martín le encuentro muy bien, me dice que los niños así como Conchita también se encuentran bien. Luego han venido Pepi y Pilar y como siempre lo hemos pasado muy bien, Pepi me ha traído un pastel hecho por su madre y también café, en fin, que son encantadoras mis amigas.

Por la tarde han venido mis padres con mi hermano Alberto que han estado en Uruñuela (Logroño) de vacaciones y lo han pasado muy bien. Mis padres me dicen que les gustaría ir en septiembre a este bonito pueblo, pues creen que me vendrá bien cambiar de aires, en fin, ya veremos. A las siete se han marchado y a las siete y media he comido unos chipirones en su tinta que estaban estupendos que me los ha traído mi madre y un pollito para la cena de mañana, en fin, estoy comiendo como un rey. Hoy a las nueve ha sido un desastre el ensayo, pues no nos sabíamos nadie nada.

Semana 18/06/61
Lunes: No tengo ninguna novedad, seguimos ensayando y cada vez sale mejor.
Martes: Puedo decir que sigue lo mismo, mi vida en este sanatorio, el mayor tiempo aburrido y además no hay ninguna novedad.

FOTO 63 Día de la Merced, 24 de septiembre de 1962. Alfonso y el payaso. Alfonso operado el 12 de diciembre de 1962

Miércoles: Hoy a amanecido un día como otro cualquiera, sigue la monotonía, mis ensayos y mi dibujo de figurín que gracias a ello se me pasa el tiempo volando.
Jueves: Hoy presiento mal día y tengo un gran disgusto ya que tengo mi mala suerte de que a amanecido con sangre en los esputos, ya no se que pensar, ¡que gran disgusto tengo! Espero que no sea muy fuerte y tenga una hemoptisis, aunque lo que he manchado no es muy fuerte, cuando veo la sangre se van todas mis ilusiones, por el hecho que he estado casi un mes con los esputos limpios, y me he venido abajo, sin ilusión y con una gran preocupación. Mis padres han venido a la tarde y también se han llevado un gran disgusto al verme tan hundido, pues es verdad que llevaba unos meses muy buenos y me encontraba bien. En fin, veremos como termina todo esto.

Viernes: Sigo con los esputos manchados, creo que no pasará esto, que Dios me escuche. Por la tarde tengo treinta y siete con cuatro de fiebre. Estoy preocupado.
Sábado: Sigo manchando los esputos. Tengo a la señorita enfermera que es un encanto pues me trata estupendamente y me ha puesto una inyección de cuaguleno y vitamina C. La verdad es que había pensado muy mal de esta enfermera que aunque tiene su genio, puedo decir que es maravillosa para los enfermos.

Domingo: Hoy espero a mis amigas que se van a quedar sorprendidas al no verme en la puerta esperándolas, las esperaré tumbado en la cama. A las diez ha venido mi padre, me ha cogido por sorpresa su visita por la mañana y tan temprano, pero me dice que va  a ir a la novillada a Tolosa y por eso viene antes. Ayer se me olvidó decir que he tenido treinta y ocho y medio de fiebre. A las doce han venido mis amigas, pensaba que no iban a venir porque hace un día estupendo y pensaba que se habían ido a la playa. Por la tarde ha venido mi hermano Alberto y luego ha llegado mi madre, tengo treinta y ocho de fiebre. Gracias a Dios que tengo buen apetito, además mi madre me ha traído un pastel de carne de mi amiga Consuelo que está en San Sebastián. Por lo demás, esto sigue igual, los esputos siguen mejorando de color y cada vez son más limpios. Hasta la semana que viene.

FOTO 64 Enfermos ingresados. Abajo enfermas ingresadas, en el comedor y en la galería

Ya no escribe más, al cuaderno de su diario le quedan siete hojas en blanco.
Posteriormente e indagando en su vida, el paciente después de nueve meses de estar ingresado, no se le operó, no se le quitó el pulmón, y pudo hacer su actividad laboral, casarse y llegar a la senectud, falleciendo a la edad de 83 años.

CONCLUSIONES
A principios del siglo pasado la enfermedad se vive en la familia, el tuberculoso pasa sus días en la intimidad de su habitación, escondido, en secreto, protegido por una familia. Después la enfermedad tendrá otro escenario: “el sanatorio”.

Había poca medicación para su tratamiento, una de ellas era la toracoplastia. Habrá que esperar a los años 50, a la llegada de los antibióticos.

Se constata que la tuberculosis es una enfermedad de la clase obrera.

Los sanatorios eran centros dinámicos, parecidos a hoteles de reposo donde los pacientes pasaban ingresados entre 90 a 350 días y las habitaciones eran las piezas fundamentales de los sanatorios

Al estar tanto tiempo ingresados los pacientes creaban amistades, camaraderías, grupos y vivían su enfermedad de otra forma.

FOTO 65 María, Justi y dos compañeras ingresadas en la terraza. En el comedor

Con buen tiempo salían a pasear y llenaban el tiempo con películas en la sala de cine una vez por semana, celebraban las fiestas, como Reyes, San Sebastián, San José, La Merced, Navidades, Nochevieja y Año Nuevo, etc.

Habitaciones de 4 y de 6 pacientes ayudaban a la convivencia y a preocuparse por la enfermedad de los demás. Hablaban y compartían sus penas y se ayudaban entre ellos.

Realizaban obras de teatro, concursos de todo tipo: de sacos, de feos, de coger la pera con la boca, de poesía y declamación, de chistes, de petanca, etc. Campeonatos de ajedrez, tute, mus y parchís.

Para terminar: La Carta que envía a su amiga, al mes de su ingreso en el Sanatorio del Tórax

San Sebastián a 22 de diciembre de 1960

Querida amiga:
Espero te encuentres bien, ese es mi deseo. Yo por mi parte no puedo decirte lo mismo, ya que me encuentro enfermo en un sanatorio, Y no he querido contarlo a nadie por lo que es esta enfermedad. Sé que esto te va a extrañar mucho, pero la verdad es que hace un mes que estoy en el sanatorio del tórax, a consecuencia de una lesión pulmonar. Caí malo en septiembre con una congestión pulmonar que estuve a la muerte. Cuando me hicieron el reconocimiento me encontraron una lesión en el lado izquierdo. No quiero contarte mi gran tristeza, cuando ingresé.

Hoy ya me encuentro más animado, y más resignado. Como no tengo fiebre estoy bien y espero que esto no sea para muy largo. ¿Cómo estás? Espero que tan guapa y con deseos de darte una vuelta por aquí. Siento mucho no poder estar para hacerte compañía…
Como quiera que se acercan estos días tan señalados, te deseo que seas muy feliz en estas Navidades. Yo por mi parte las pasaré recordando el pasado.
Con un abrazo cariñoso. Ignacio

FOTO 66 En el salón de actos de la cuarta planta, viendo la película semanal. Día de la Merced 24 de septiembre de 1969, concurso de sacos en el Sanatorio del Tórax

AGRADECIMIENTOS
Itxaso Martín Zapirain
Mª Eugenia Salsamendi Arizmendi
Amaia Ruiz Salsamendi
Rafa Iraundegui
Mª Jerusalen Orella Roncal
Alfonso Emperador Decorpas
Ángel Martín Artime
Raúl Expósito González
Pedro Cano Abadía
Jesús Rubio Pilarte
Itziar Eizmendi Goicoechea
Justi Correyero Garrido
Isabel Álvaro Correyero

AUTOR:
Manuel Solórzano Sánchez
Diplomado en Enfermería. Servicio de Traumatología. Hospital Universitario Donostia de San Sebastián. OSI- Donostialdea. Osakidetza- Servicio Vasco de Salud
Insignia de Oro de la Sociedad Española de Enfermería Oftalmológica 2010. SEEOF
Miembro de Enfermería Avanza
Miembro de Eusko Ikaskuntza / Sociedad de Estudios Vascos
Miembro de la Red Iberoamericana de Historia de la Enfermería
Miembro de la Red Cubana de Historia de la Enfermería
Miembro Consultivo de la Asociación Histórico Filosófica del Cuidado y la Enfermería en México AHFICEN, A.C.
Miembro no numerario de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País. (RSBAP)