sábado, 8 de octubre de 2016

MI ESTANCIA EN EL SANATORIO ANTITUBERCULOSO DE SAN SEBASTIÁN. PRIMERA PARTE



MI ESTANCIA EN EL SANATORIO ANTITUBERCULOSO
DE SAN SEBASTIÁN. PRIMERA PARTE

1960 - 1961

SANATORIO ANTITUBERCULOSO DE LAS ENFERMEDADES DEL TÓRAX

GRUPO SANATORIAL “AMARA”

Este es el Diario que ha escrito de su puño y letra Ignacio A. A. y nos cuenta que ingresa con 36 años en el Sanatorio Antituberculoso de Amara en San Sebastián con fecha de 15 de noviembre de 1960.

FOTO 1 Sanatorio Antituberculoso “Amara” San Sebastián

Con esta fecha e ingresado en un Sanatorio Antituberculoso de San Sebastián. Hora: cinco y media de la tarde.
Mi primera impresión ha sido de agrado ya que en él veo limpieza y cuidados y bastante alegría entre los enfermos.
Siento mucho por mi pobre madre ya que es la que se ha llevado un gran disgusto al dejarme y por ello ha sido mi emoción ya que no lo he podido evitar.
Tengo cinco compañeros de cuarto que por cierto son agradables y pronto nos hemos hecho amigos.

La primera visita ha sido a las ocho y media de la noche. El médico que me ha mirado ha sido Don José Luis Martínez de Salinas. La noche no ha sido muy tranquila, el motivo han sido los nervios. Tengo los compañeros, cinco, que se llaman Agustín, Blas, José Mari y Marino.

Día 16/11/60 Miércoles
Después de una noche bastante nerviosa, la hora de levantarse es a las ocho y media, veo que todos menos uno hacen la cama, a mí también me ha parecido bien hacerme la cama, pero me la hicieron las monjas. Sigo mejorando la amistad con mis compañeros. La hora de la comida es a la una y media, después reposo, a las cuatro me han llamado para hacerme el historial y a las 8 una radiografía, ocho y media la cena y después he charlado con uno de mis compañeros hasta las diez, hora de dormir. Hoy hemos tenido música pues por lo que me he enterado estaba estropeado el micrófono, siempre es un alivio oír música, con mi aparato de galena (radio) puedo escuchar hasta las doce de la noche que me ha entrado el sueño. Tengo muchos deseos de que llegue mañana jueves pues así podré tranquilizar un poco a mi madre, porque es día de visita por la tarde.

FOTO 2 Mi diario Ignacio A. A. 15 de noviembre de 1960

Día 17/11/60 Jueves
Puedo decir que la noche ha sido buena pues he dormido muy bien y claro que esto es un síntoma bueno ya que mis nervios se han calmado, es más mis compañeros ya me dicen que es el mejor síntoma el dormir bien para hacerse uno a esto.

La mañana ha pasado como siempre y más nervioso esperando que den las 4 de la tarde para las visitas. La comida ha sido: sopa, alubias y sardinas fritas.

Después de la siesta ha entrado mi madre y mi hermano con su mujer. Veo que está contenta porque me encuentra bien y alegre, yo también la veo a mi madre que por minutos se tranquiliza más y cuando le he contado mi vida en el Sanatorio, la veo que se pone más contenta y como siempre mi madre, para que no me falte de nada ha traído de todo, hemos merendado en el comedor y por cierto que la chuleta que me ha traído es estupenda. También he tenido consulta de médicos y ya me han puesto el tratamiento: 15 gramos de estreptomicina e hidracidas. He tenido gran alegría pues no esperaba la visita de mi padre y ha venido también, se ha marchado muy contento.

En la cena no he comido más que una tajada de merluza y una manzana y una naranja. He escrito a mi hermana que espero se ponga contenta al recibir  mis noticias. Nos hemos reído un rato con el chaval que tenemos de compañero pues tiene 20 años y ha tenido una vida bastante agitada para su edad.

Termina este día ya que estoy muy contento, pues veo que mis padres también lo están y esperan como yo que salga bien de aquí. Espero que no sea nada lo de mi madre ya que el derrame que ha tenido en el ojo me tiene preocupado.

FOTO 3 Postal Grupo Sanatorial Amara. Dr. Martínez de Salinas, 1956

Día 18/11/60 Viernes
Como siempre me he levantado a las ocho y cuarto después de una buena noche. Hoy he tenido análisis de sangre y de orina y me han puesto mi primera inyección de estreptomicina intramuscular, al practicante le llaman “el picador” por lo lento que es poniendo las inyecciones.

La comida ha sido bastante buena: sopa, alubias blancas y tortilla. Por la tarde después de la siesta me he preparado una buena chuleta para merendar y a la cena no tenía ganas aunque era buena.

Después de cenar hemos visitado a un chico de Pamplona que tiene una fístula en el pulmón derecho y por lo que dice le tendrán que quitar todo el pulmón, deseo que tenga mucha suerte ya que veo que es un muchacho muy bueno y con una resignación muy grande. A las diez nos hemos metido en la cama y como todas las noches hemos tenido nuestras charlas, que me he reído bastante con el chaval contando la forma de que como le ocurrían sus cosas.

Día 19/11/60 Sábado
La noche ha sido muy buena, pues he dormido muy bien. Por la mañana después de asearme y como siempre he tomado mi desayuno que es chocolate y leche con nuestra ración de pan. Tengo un pequeño presentimiento y creo que cada vez es mayor ya que en mi expectoración la doy con un poco de sangre y la verdad, estoy nervioso, espero decírselo a la enfermera. Escribo una carta aunque todavía no la he terminado pues llevo tres días con ella y es para mi hermana, espero la termine hoy.

He comido y la comida era a base de sopa, garbanzos y huevos con tocino. La siesta, y entonces he visto que la expectoración sale más sucia. Ha venido de visita el Dr. Juan Antonio Fernández y su enfermera y se lo he dicho y me han dado de tratamiento para tomar, una inyección cada día, 4 inyecciones de cuaguleno.

FOTO 4 María Eugenia con otras pacientes ingresadas y personal sanitario del Sanatorio 1950

La verdad es que estoy triste y recordando y pensando me han caído las lágrimas ya que me he emocionado.
Persiste el sonrojado del esputo y mi compañero Agustín ha llamado a la monja de guardia, ella me ha puesto la inyección y estoy más tranquilo. Como todas las noches hemos tenido nuestras charlas, el motivo es de un perro que con sus aullidos decimos que presiente la muerte. Como quiera que está cerca de nosotros, del Hospital se dice que salen todos los días algún cadáver, y la verdad que el perrito nos da su noche.

Quiero contar también que tuve una gran caída cuando me estaba duchando, presiento que me he dado un gran trompazo, están muy mal las duchas y he pensado no volver más. También hemos tenido cine “El hereje” pero no he tenido ganas de ir, pues no tenía humor.

Día 20/11/60 Domingo
He pasado una noche tranquila aunque un poco nervioso por mi expectoración que a la mañana ha sido sucia pero luego se ha ido limpiando, tengo que estar en la cama en reposo, me han puesto otra inyección de cuaguleno. Por fin he terminado la carta de mi hermana. La comida ha consistido en sopa, paella, carne y fruta, naranja y café. Después la siesta y a las cuatro y media han venido mis padres y como siempre han sido de gran alegría, a mi madre la encuentro mejor ya que su cara está más alegre, mi padre como siempre hecho un chaval. También ha venido mi hermano y me ha traído unos cangrejos cogidos por él, estaban muy buenos y las chuletas que me ha traído mi madre, estupendas. Hemos pasado unas horas muy buenas y se han marchado muy contentos, yo por mi parte estoy más tranquilo. La cena ha sido: sopa, bacalao y natillas, sólo he tomado las natillas que estaban muy buenas, un vaso de leche y a las diez a la cama, he oído un poco la radio y me he quedado dormido.

FOTO 5 María Eugenia con otras pacientes ingresadas y personal sanitario del Sanatorio 1950

Día 21/11/60 Lunes
Una noche más que la he pasado dormido, digo dormido porque la he pasado de un tirón.

Sigo preocupado por los esputos, pues aún salen manchados. Después de comer me han tenido que poner otra inyección de cuaguleno ya que seguía manchando con sangre el esputo. Casi todo el día me lo he pasado en la cama. La cena también la he hecho en la cama. Teníamos cine a las nueve y cuarto pero no he ido. Como todas las noches hemos hablado un poco y con mi galena (radio) he escuchado un poco de música y con la misma me he quedado dormido.

Día 22/11/60 Martes
La noche la he pasado muy bien, he dormido hasta las siete y media. Hoy me encuentro mejor, ya que el esputo tengo limpio. La comida ha sido a base de sopa, alubias y huevos duros con pimientos. Ha venido mi hermano por la mañana, no le esperaba y me ha dado una gran alegría. Por la tarde me la he pasado en la cama, a las siete me he frito una chuleta que estaba muy buena. La cena ha sido de sopa y guisado de carne, sólo he comido el guisado y el vaso de leche.

Como todas las noches hemos tenido nuestro tema de conversación hasta que nos ha entrado el sueño. Quiero también escribir que hemos cogido 100 pesetas de lotería que nos ha dado Blas.

FOTO 6 María Eugenia con otras pacientes ingresadas y personal sanitario del Sanatorio 1950

Día 23/11/60 Miércoles
Como las noches anteriores he dormido bien. La mañana ha sido de sorpresa ya que ha venido mi abuela y no la esperaba. La comida ha sido: sopa, alubias y patatas con cardo. Después de la siesta he escrito una carta a Pepi contándole mi vida en el sanatorio. Hemos tenido nuestro rato de charla y me he quedado dormido.

Día 24/11/60 Jueves
Puedo decir que esta noche ha sido una más ya que he dormido bien. Por la mañana como todos los días después de asearme, desayuno y nuestro correspondiente reposo y con un día estupendo hemos podido bajar al jardín, yo le he hecho por primera vez. He podido contemplar el pabellón de los enfermos, nos miraban y nosotros también les hemos echado una mirada, algunos tienen novia que se han echado aquí; todos estamos contentos ya que podemos disfrutar de este día tan bueno.

Por la tarde la siesta, he leído un poco y escrito otro poco. He cenado medio pollo, una porción de queso y una naranja con un vaso de leche. Hemos estado hablando hasta las doce de la noche ya que ninguno teníamos sueño. Les he tenido que contar a mis compañeros algunas de mis aventuras amorosas que he tenido, pues cada uno nos contamos un poco de nuestra vida.

FOTO 7 De izquierda a derecha: amigo de la familia, Jerusalen, ingresada con 15 años, el 18 de enero de 1960, su madre Milagros y su padre Fernando. Terraza del segundo piso. 31 de enero de 1960

Día 25/11/60 Viernes
He pasado la noche de un tirón. El día es como ayer, estupendo, da gusto salir al corredor donde da el sol con un viento que da gusto respirar. Después del desayuno he leído el periódico en la cama y a las doce me he levantado para ir a dar un paseo por el jardín, como siempre están los enfermos en sus bancos y nos miran y hacen sus comentarios, vamos a jugar con los operados con el balón, están con ellos dos médicos, nosotros los vemos desde la mejor vista que hay, para que no salgamos a la calle, buscamos estar lo mejor que podamos tanto física como moralmente.

La comida fue de sopa, alubias y patatas con cerdo. Por la tarde la siesta y como siempre mi lectura y un poco de escritura. A las seis y media calentamos medio pollo que me había quedado… con una porción de queso y una naranja, esta fue mi cena con un vaso de leche. A las diez a dormir y como todas las noches nuestras charlas y así me quedé dormido.

Día 26/11/60 Sábado
La noche ha sido buena y a las ocho me he levantado y me he tropezado en el baño, pues no quiero ir a la ducha pues tengo miedo de caerme otra vez. Después de leer el periódico hemos dado unas vueltas por el jardín. La comida  ha sido de sopa, garbanzos y guisado con carne.

La siesta y la visita de Dr. Juan Antonio, le he dicho que me encontraba bien. La cena ha sido un muslito de pollo con queso y una naranja, nueces con higos y un vaso de leche. A las diez a la cama, hoy tenía sueño y me he dormido enseguida.

FOTO 8 Carnavales con amigos y compañeros ingresados. 6 de marzo de 1960, unos días antes de irse de alta. Por la derecha arriba Jerusalen, debajo Javier. Arriba a su lado madre y hermana y la sevillana Pili. Abajo vestida de casera Loli (falleció en el sanatorio)

Día 27/11/60 Domingo
He dormido muy bien y me he levantado a las ocho y media y como es domingo hemos ido a misa a las diez de la mañana. A las once ha venido mi hermano Martín que ha llegado el sábado de Durango donde trabajaba ya que lo ha dejado porque no era como él esperaba ¿la verdad es que tiene mala suerte para encontrar trabajo? Espero que tenga más suerte en la próxima colocación. La comida consistía en sopa, paella y carne de cerdo estofada y café.

Después de la siesta han venido mis padres y mi cuñado. Veo a mi cuñado un poco asustado ya que esta enfermedad (tuberculosis) causa un poco de respeto en los primeros días, le enseño todo cuanto tenemos aquí. A mi madre le encuentro con una cara triste y cansada, eso es debido al régimen que le han puesto por la tensión, espero que pronto se le arregle lo del ojo. A mi padre le encuentro muy bien, también han venido mi hermano con su mujer. Hemos pasado un buen rato. Mi madre me ha traído unas buenas chuletas para unos días. También unas frutas y unos pasteles que estaban muy buenos.

Pilar y Pepi: como siempre tan atentos. Tengo muchos deseos de verlas y la verdad es que prefiero que pasen unos días más. Hoy cenando me he comido una buena chuleta con una porción de queso y con un pastel.

He conocido a unas enfermas que iban al rosario y las he invitado a un pastel y ha comido solo una, son tres y se llaman Clarita, Mary y Rufina, son muy simpáticas y hemos estado hablando un buen rato, me van a dedicar unos discos. A las diez a la cama y con mucho sueño, ya que me he quedado enseguida dormido.

FOTO 9 Jerusalen con sus amigas. 31 de enero de 1960

Día 28/11/60 Lunes
La noche la he pasado muy bien y como todas las mañanas después de mi aseo he desayunado y a la cama, pues la mañana está muy mala con mucha lluvia y estamos muy a gustito en la cama.

La comida ha sido de sopa, lentejas con arroz y pescado. La tarde hasta las seis que me he levantado para hacerme la cena a base de una chuleta de las que me trajo mi madre, queso, un pastel y una naranja, me he tomado dos vasos de leche con una yema de huevo y a las nueve y cuarto me he subido al cine que daban la película “Alas de fuego”, ha terminado a las once y media y la verdad es que he tenido ratos que me quedaba dormido y así se terminó el día.

Día 29/11/2016 Mártes
La noche ha sido buena. Veo un amanecer precioso y espero que tengamos un día bueno. La mañana ha sido tranquila pues el tiempo sigue bueno y hemos podido dar un paseo por el jardín. La comida ha sido de sopa, alubias y huevos con pimientos. Tenemos la suerte que nos ponen música en el reposo, así lo hacemos mejor ya que no podemos dormir. A las cinco ha venido mi hermano y la sorpresa ha sido muy grande ya que ha venido mi cuñada con mi sobrina, me ha hecho mucha ilusión ver a mi sobrinita que está muy hermosa y muy guapa.

FOTO 10 Dr. Germano y Dr. José Luis Martínez de Salinas. Día de San José, en el Sanatorio, el 19 de marzo de 1960

Hemos estado hablando un rato por la reja de la puerta que da al jardín. Como todas las tardes me he frito mi chuleta y como siempre me ha venido de cina con un pedazo de queso, una naranja y un pastel. Me he metido en la cama a las ocho y ya no me he levantado hasta las 8 de la mañana.

Día 30/11/2016 Miércoles
La noche ha sido buena, he dormido hasta las siete y media. He visto amanecer desde mi cama, es muy bonito ver cómo nace el día. Por la mañana después de asearme y almorzar, realizo el correspondiente reposo, a las diez y media me ha puesto la inyección de estreptomicina intramuscular, nos solemos reír en el cuarto de curas donde nos ponen las inyecciones, ya que tenemos un practicante que es muy simpático, siempre tiene alguna salida que nos hace reír.

FOTO 11 Día de San José 19 de marzo de 1960. Jerusalen y Dr. José Luis Martínez de Salinas con dos compañeros ingresados en el Sanatorio

Tenemos un día muy bueno y hemos bajado al jardín a dar nuestro correspondiente paseo. La comida ha sido de sopa, alubias y huevos cocidos con guisantes y luego fruta. En la siesta hemos tenido visita de Don Juan Antonio, me encuentro cansado y se lo he dicho, pues creo que es debido a la tensión, espero que mañana la señorita Juli, que me toma la tensión. Ha nuestro benjamín de sala José María, le van hacer un cateterismo, esperamos que tenga suerte y todo salga bien. A las seis menos cuarto me he frito una chuleta con una porción de queso y una manzana, higos y nueces, esta ha sido mi cena. A las seis y media he ido a la novena de la Inmaculada. Le he pedido por todos y que tenga suerte en la operación. He hecho una visita a Jesús, un chico de Pamplona, le encuentro muy animado cosa que me ha alegrado ya que tiene una forma de voluntad y resignación que me admira en él, espero que pronto pueda levantarse y salir a pasear.

A las diez a la cama, no tenemos ganas de hablar y nos hemos quedado dormidos enseguida.

Día 1/12/60 Jueves
Una noche más que he dormido bien. Por la mañana después del desayuno como siempre nuestro reposo. Hoy esperaba carta de Pepi y tampoco he tenido ¿Cómo es posible que una mujer que te quiere, pueda pasar sin escribir 10 días? Cada vez dudo más de este amor. ¿Si supiera ella lo feliz que me haría sus cartas? ¡No quiero pensar más! Lo que sea será. Pero si quiero decir que estoy muy desilusionado, con ella.

Después del reposo hemos dado un paseo por el jardín, el día está bueno. La comida ha sido de sopa, garbanzos y carne de cerdo. Por la tarde después de la siesta y el reposo han venido mi querida madre y mi cuñada Conchita. A mi madre la encuentro mejor que el domingo. Me ha traído mi cuñada unas cigalas estupendas que me han sabido a gloria… También hemos comido unas morcillas que estaban estupendas, mi hermano Alberto con su mujer también han comido. Hoy a última hora ha venido mi padre justo para saludarme. Se han marchado todos muy contentos, pues todos me han encontrado muy bien. Hoy me he cambiado de peinado ya que me peino sin raya, estilo francés.

FOTO 12 María Eugenia con otra paciente ingresada 1950 y Jerusalen con sus amigas y familia en el Sanatorio 1960

Después de cenar mis cigalas y un vaso de leche, me he metido a la cama, hoy hemos tenido una larga conversación, tema sexual, que nos ha dado las doce de la noche sin dormir.
Ha nuestro compañero Juan le ha salido en la cara una urticaria que ha tenido que llamar a las enfermeras de guardia para que le dieran algo para poder dormir. Con este relato termino mi diario por hoy.

FOTO 13 Jerusalen ya operada y restablecida, seguía ingresada. 6 de marzo de 1960. Dr. José Luis Martínez de Salinas y Salcedo

Día 2/12/60 Viernes
Una noche más la he pasado tranquilo. Como todos los días me he levantado a las ocho y media, después del aseo he desayunado mi chocolate con pan y un vaso de leche. Después del reposo hasta las doce y media, aunque hoy he tenido que tomar mi inyección de estreptomicina. Como hace bueno he bajado al jardín hasta la una y media que he subido al comedor a comer, la comida ha sido sopa, alubias y tortilla y una pieza de fruta y como todos los días mi correspondiente ponche con leche. A las dos y media el reposo hasta las cinco y media que he hecho mi cena, una chuleta con una porción de queso y una naranja. A las seis y cuarto hemos subido a la novena, después de la novena, hablamos un poco con Mary, Clara y Rufina: son muy simpáticas. Después el reposo hasta las ocho y media, que me he levantado pues sólo he tomado la leche con dos huevos. Como todos los días tenemos en la radio nuestros discos dedicados, que siempre alegra un poco la vida y nos quita de pensar. Se me olvidaba decir que hoy a las nueve y cuarto hemos tenido cine, la película se titulaba “La máscara de hierro”. Después nos hemos acostado todos y como siempre hemos tenido nuestras charlas y poco a poco nos ha entrado el sueño y nos hemos dormido.

Día 3/12/60 Sábado
Una noche más que he pasado de un tirón. Por la mañana no ha habido nada especial que contar, ya que como siempre el reposo y como tenemos un tiempo muy bueno hemos dado nuestro correspondiente paseo. Por la tarde después del reposo me han llamado para hacer las pruebas que se hacen para los que van ha ser operados. Esto se compone de tomar el pulso que por cierto el paciente lo tenía muy alto ya que le daba 100, 120, 140 pulsaciones por minuto. Las 140 pulsaciones después de hacer 20 flexiones de piernas. Otra de las pruebas se compone de respirar aire con los pulmones y contenerlo, ha durado 50 segundos en la primera, en la segunda 35 segundos. Otra prueba es de vaciar el aire de los pulmones y taparse la boca y la nariz, solo puede llegar a 10 segundos, muy poco, pues la prueba tiene que ser de 20 segundos, quiero aclarar que he pasado un rato muy malo en esta prueba, la verdad creía que reventaba los pulmones. Espero que haciendo un poco de ejercicio pueda ganar algunos segundos más.

Como todos los días me he hecho mi cena que se compone de una buena chuleta. Después de cenar he subido a la novena de la Inmaculada, una vez terminada hemos bajado a nuestra galería y hemos visto pasar a las chicas y entre ellas como todos los días están, Mary, Clara y Rufina, juntos hemos podido hablar un rato con ellas ya que enseguida ha venido la monja y se las ha llevado, ellas con mucha pena y nosotros también, ya que pasamos un buen rato charlando.

Se me olvidaba decir que ayer pasamos por rayos y la verdad que todos los de la sala que damos muy tristes, pues no se ve lo que pasa, que nos da que pensar si la cosa se va complicando, si íbamos mejor y así estamos hasta que fuimos al cine y gracias a ello se nos pasó un rato el malestar. A Mariano le encontraron muy bien, es lo único que dijo el médico Juan Antonio. Con esto doy por terminado el diario de hoy.

FOTO 14 Certificado Médico de Alta de Jerusalen O. R., 10 de marzo de 1960

Día 4/12/60 Domingo
He tenido una noche buena ya que he dormido de un tirón hasta las siete y media de la mañana. Después de mi aseo personal, como es domingo me he arreglado un poco. El desayuno y después a la misa a las diez menos cuarto. Como hace buen tiempo hemos dado unas vueltas por la galería (terraza) y luego he salido a pasear con mis compañeros. Ha venido mi hermano con su mujer y la niña que sigue tan simpática y cada vez la encuentro más guapita, voy a tener una sobrina que va a ser cuando tenga 18 años. Un bombón. ¿Quiera Dios que pueda disfrutar de ser esa chica?

Me hizo mi hermano unas fotos que espero haber salido bien. He pasado un buen rato con ellos. Después de la comida que ha sido compuesta de sopa, patatas con puerro y carne, manzanas y luego café. Después de mi reposo me he levantado a esperar a mis padres que han llegado y como siempre hemos pasado un rato feliz. También han venido mi hermano con su mujer, que por cierto mañana marchan hacer una turné por varias provincias de España. Después de marcharse mis padres y mis hermanos he subido a la novena de la Inmaculada. A las ocho y media he ido al comedor para tomar mi vaso de natillas. Mis amigas me mandan como siempre unas revistas y unas golosinas. Se ha marchado a Madrid a pasar las Navidades.

FOTO 15 Mi ficha del Sanatorio Ignacio A. A. 1966

De Pepi sigo sin tener cartas ¿no quiero expresar mis sentimientos hacia ella? Sólo quiero decir lo poco que siente hacia mí, y la verdad que estoy muy desengañado. Después de hacer mis ejercicios de respiración pues he llegado a veintiuno segundos. ¡Esto me ha costado un disgusto! Ya que la expectoración ha salido manchada de sangre y el susto ha sido muy grande. Enseguida he llamado a la enfermera de guardia y me ha puesto una inyección de cuaguleno. Como no tenía ganas de charlar he procurado estar quieto en reposo para ver si puedo dormir. ¿Estoy muy nervioso?

Día 5/12/60 Lunes
La noche la he pasado algo nervioso ya que tenido miedo que el esputo saldría más manchado, pero gracias a dios no ha sido así y estoy ahora más tranquilo. Por la mañana seguía igual el esputo algo manchado y la señorita Juli me ha dado una inyección de cuaguleno que me ha ido muy bien, también me han puesto la inyección de estreptomicina.

FOTO 16 Mi diario Ignacio A. A. 10 de enero de 1961

Hemos tenido una misa por el alma del suegro del Dr. José Luis Martínez de Salinas. Después de la misa me he metido en la cama hasta la hora de comer. La comida ha consistido en sopa, lentejas, huevos fritos, fruta y un vaso de leche. En el reposo ha venido a verme la señorita Juli que es nuestra enfermera, después de tomarme las constantes y escribirlo en la gráfica hemos tenido un rato de conversación, el tema es el de siempre entre hombres y mujeres. Le he preguntado por qué no se casa y ella me contesta que tiene un montón de complejos. Antes de esto nos hablaba de que se aburre porque tiene unas horas muy raras para salir y la verdad que no me extraña que se le quite el deseo de salir a las ocho y media de la tarde desde aquí, ya que no tiene comunicaciones para luego volver a subir al Sanatorio. Entonces le henos dicho que debía de conseguir su media naranja en el Sanatorio y eso le ha hecho feliz; nos ha contestado que tiene miedo de no ser comprendida por el hombre. Le hemos dado una serie de consejos, pero nos ha dicho que bastantes hombres hay en el Sanatorio y comprende que ella tiene vocación de enfermera, que por cierto debe de ser muy lista, ya que es la instrumentista del Dr. José Luis Martínez de Salinas, Sor Esperanza Uranga. Sinceramente la encuentro muy interesante, es delgada y alta, además tiene personalidad y debe de tener unos treinta y dos años y ante todo y sobre todo es muy simpática.

FOTO 17 Fiestas de la Merced 1965. Disfrazados los enfermos

Hoy me han hecho la prueba de electrocardiograma espero que me haya salido bien. No quiero hacer más pruebas respiratorias hasta que pasen unos días. No he subido a la novena, pero la he escuchado desde el cuarto por el altavoz. Hoy me he tenido que levantar para ir al comedor para cenar, ya que no tenía ganas de freírme la chuleta; después de cenar a la cama y como todas las noches después de nuestras charlas a dormir. Veo que el esputo va más limpio. ¡Estoy más contento!

Día 6/12/60 Martes
La noche ha sido buena ya que he dormido bien. El esputo sale limpio y eso me da mucha alegría. ¡Tengo mucho miedo a que me pueda dar otra hemoptisis! No quiero pensar el mal rato que pasé cuando tuve la última vez y me asusté muchísimo. La verdad que estas cosas no se pueden explicar ya que es un momento muy malo, que no se lo deseo a nadie que pase este mal rato.

Como siempre de nuestro aseo y el almuerzo y luego a la cama, le he escrito a J. Miguel una carta contándole mi situación. Nos han dicho por el micrófono que para el día de la Inmaculada tenemos una comida extraordinaria servida y pagada por las señoritas de la caridad y por la tarde tenemos teatro. Después de la comida que se compone de sopa, alubias y huevos y fruta. Después de la siesta me he levantado para hacer la merienda que consiste en una morcilla y la chuleta. Luego he ido a la novena y como todos los días he pedido por mis padres, hermanos, cuñadas y a mis amigos que a todos les de mucha salud. Por mi parte le pido a la Virgen que me ayude en esta enfermedad y que me de mucha fuerza para poder soportarla y que si me operan me de suerte para que todo salga bien.

Después a la cama que ya no me levanto hasta las ocho y media de la mañana, vemos que los montes ya están nevados y la verdad que ya empezamos a sentir frío y me he puesto una manta más por si acaso. Como siempre hemos tenido nuestro rato de conversación, al tener mejoría, hemos tenido nuestra pequeña discusión ya que a veces no nos ponemos de acuerdo. Con la misma nos ha entrado el sueño y espero que tenga un sueño bueno.

FOTO 18 Fiestas de la Merced 1965. Gente que venía de fuera del Sanatorio para alegrarnos las fiestas. Escapada al Bar de enfrente del Sanatorio. Fuimos paseando hasta la Misericordia. Alfonso Emperador campeón del campeonato de tute y parchis, Navidad 1965

Día 7/12/2016 Miércoles
La noche no ha sido tan buena como yo esperaba, para las seis de la mañana me he despertado y ya no me he podido dormir. No me dejaban mis pensamientos que han sido muchos y que no quiero expresarlos, pues hay tristezas más que alegrías ¿Cuánto mejor se está sin pensar? Y no quiero seguir pensando.

Como siempre después del aseo y del desayuno, nuestro reposo, hoy me han tomado la tensión, la señorita Juli dice que está bien. El tiempo cada vez peor ya que tenemos las montañas nevadas, el frío es bastante fuerte y lo notamos en la cama, tengo dos mantas y me he puesto una más que me va muy bien. La comida ha sido de sopa, garbanzos y huevos, fruta y un vaso de leche. Como siempre nuestro reposo hasta las cinco y media de la tarde que me he hecho la cama, después a la novena y hoy he comulgado. Hemos estado unos minutos con Clarita, Mary y Rufina, como siempre tan simpáticas. A las ocho y media la cena en el comedor y sólo he tomado un vaso de leche con un huevo. A las nueve y cuarto cine, el título “Sitiados en la ciudad” y luego a dormir.

Día 8/12/60 Jueves
La noche ha sido buena y como todos los días a las ocho nos hemos levantado para ir a comulgar. Antes había estado el cura en nuestro cuarto ya que dos compañeros no se encontraban bien. La comunión ha sido muy emocionante, pues hemos comulgado casi todos los enfermos. El desayuno ha sido con mantequilla, chocolate y leche. No he hecho reposo, a las doce y media han venido las chicas que nos van a servir la comida, todas son muy simpáticas entre ellas hay unas cuantas que me conocen.

La comida ha sido de sopa de fideos con tropezones, merluza con mahonesa, carne, plátano y café. Hoy se permite fumar y tomar una copa. He estado con un compañero y nos hemos hecho fotos. Por la tarde han venido mis padres, como siempre hemos pasado un buen rato, teníamos teatro de los “Luises Obreros”, nos han dado “la Muralla”, hemos estado un buen rato riendo, como no, la obra parece muy interesante. He tenido un rato agradable hablando con las simpáticas enfermas de la sala, eran Clarita, Mary y Rufina. En la cena he tomado sopa de tapioca, una tortilla francesa y dos vasos de natillas. Después a la cama y rápidamente me he quedado dormido.

Día 9/12/60 Viernes
La noche ha sido bastante agitada, a las cinco me he despertado y me ha costado mucho dormirme y las horas se me han hecho muy largas, mis pensamientos han sido tristes, ya que todo eran recuerdos. He meditado mucho referente al comportamiento de Pepi. ¿Cómo es posible que pueda portarse así? Por más vueltas que le doy y por lo mucho que pienso, no creía que pudiera comportarse así, de este modo. Puede que sea un egoísta y no comprendo que la vida sea así, que no pueda exigir nada, que soy por desgracia un enfermo del pecho. Y esto es muy grave para los que viven fuera del sanatorio. Quisiera no volver a escribir nada sobre Pepi. La verdad es que soy feliz cuando no me acuerdo de ella y procuraré verlo de otra forma, ya que no merece la pena de que pase malos ratos acordándome de ella.

La mañana ha sido como siempre con mucho frío y la he pasado en la cama, escuchando por la radio discos dedicados. Por cierto que hay un misterio sobre las dedicatorias ya que un enfermo las dedica a las de la sala 22 que son Clarita, Mary y Rufina, discos con unas poesías que no están mal, ellas picadas desean saber quien es, ya que suele firmar con “el enfermo desconocido”, ellas me han preguntado s soy yo. La verdad que yo todavía no las he dedicado ningún disco.

Por cierto que me he encontrado con el espiquer de la emisora de radio y me ha dicho que el otro día estuvieron Mary, Clarita y Rufina en la emisora y hablaron del chico más majo que había en el sanatorio. Galilea que así se apellidaba dijo, que las más majas estaban en la galería tercera, ellas dijeron que si, y entre ellas una dijo que era yo, la verdad que no es Navidad, pero siempre se alegra uno que el sexo femenino se fije en uno.

Hemos tenido para cenar una cazuela de caracoles preparada por la señora de Mariano que estaba estupenda, la verdad que hemos pasado un rato muy agradable pues hemos empezado a las seis y a las siete y media y los hemos terminado con cuatro botellas de vino tinto, éramos cinco para comer, hay que decirlo que lo hemos pasado estupendamente, no nos hemos acostado ninguno, aunque era hora del reposo. La verdad que estábamos un poco alegres. ¡Falta de costumbre! A las diez a la cama con ganas de hablar y nos han dado las doce de la noche sin dormirnos.

Se me olvidaba decir que hemos tenido visita del médico Don Juan Antonio. Le he explicado como tuve unos esputos manchados a consecuencia de mi gimnasia respiratoria, me ha preguntado hasta cuanto había llegado, le dije que hasta veinte y me ha dicho que tengo que llegar a treinta o treinta cinco. La verdad que tengo miedo que mis pulmones exploten. Así que he empezado ha hacer otra vez los ejercicios respiratorios, ya veremos lo que duran.

FOTO 19. Celebrándolo por todo lo alto. Los enfermos con bebidas y los clásicos puros de las fiestas. Fiestas de la Merced 1965

Día 10/12/60 Sábado
La noche ha sido buena, aunque tengo ya la costumbre de despertarme a las siete y ya no me puedo quedar dormido. A las ocho y media nos hemos levantado para el aseo y la verdad es que hace mucho frío y en la cama no se nota tanto. Después de asearme hemos ido a desayunar en el comedor, nuestro chocolate, pan y mantequilla y un vaso de leche y como muchos días hemos vuelto a meternos en la cama, ya que como digo el tiempo es muy frío y los pies se quedan helados.

Me he levantado a la una y media para ir a comer. La comida ha sido de sopa, garbanzos y huevos fritos. Después de la comida al reposo que ha durado hasta las seis de la tarde, he frito una chuleta y con ello he cenado. A las ocho y media a la cama y ya no me he levantado hasta el día siguiente.

Día 11/12/60 Domingo
Seguimos con el frío, la noche ha sido buena. Después de asearme me he arreglado para ir a misa que ha terminado a las diez y media. He tenido de visita a mi hermano Martín que por cierto me ha traído un paquete con golosinas que me manda Machus, Pepi y Pilar. La verdad que tiene mucha atención conmigo que se lo agradezco mucho, pero comprendo que a mí no me guste y se lo he dicho a mis padres y creo que se lo han dicho a Pepi, ya que de ella no sé nada excepto las golosinas que hoy me ha mandado.

También me ha dado mi hermano las fotos que nos hicimos aquí, estoy bastante bien, así como las que me hice en el comedor el día de la comida extraordinaria que nos dieron las Señoritas de Acción Católica. Mi hermano sigue sin colocarse, espero que tenga suerte y pueda colocarse pronto para primeros del año que viene, que ya falta muy poco.

La comida ha consistido en sopa, paella, carne y café. El compañero que tengo de mesa me ha invitado a tomar nescafé, que estaba muy bueno. Por la tarde después del reposo han venido mis padres y como siempre hemos pasado un rato muy agradable, me han traído una camiseta de invierno que viene muy bien con este frío. Les he regalado una fotografías que me las hizo Ramón, por cierto tengo que hablar algo de él. Sorprende que es un individuo bastante diferente, ya que es un pensador libre y por lo que nos ha leído mucho y se nota que ha cosechado una gran inteligencia, quiere decir que tiene sus propias ideas y creo que tiene sus buenas conversaciones filosóficas con el cura del sanatorio Don Cecilio, que sabe escucharle a Ramón y espero que algún día pueda darle su réplica.

Después de marcharse mis padres, hemos estado dando unas vueltas por la galería, después me he tomado un atortilla y un vaso de leche y con las mismas me he metido en la cama con bastante frío. Hemos tenido nuestro rato de charla y con la misma me he quedado dormido.

Día 12/12/60 Lunes
Una noche más que he pasado bien aunque como unas cuantas noches que me he despertado de madrugada y luego me cuesta dormirme. Después de asearme el desayuno, luego he ido a acostarme, al rato de estar en la cama me han puesto la inyección y ya no me he acostado, aunque seguimos con mucho frío. He salido a dar una vuelta por el jardín. La comida ha sido de sopa, alubias y callos. A mis compañeros Agustín y Juan les han hecho broncografía y a Juan broncoscopia, las dos pruebas son bastante desagradables y mi compañero Agustín ha pasado un buen rato muy malo.

Después de la siesta a las seis y media me he levantado para hacer la cena, me he frito una chuleta, he pasado un buen rato en el comedor cenando con los compañeros. Les he dedicado unos discos  a las enfermas Mary, Clarita y María José. Los discos son: Mis noches, Navidades, Guapas, Muñequita Linda. Mary me ha dedicado como soy moreno una canción, y así solemos pasar el rato. A las siete me he metido en la cama y ya no me he levantado. Seguimos con el frío y la verdad que se está muy bien metido en la cama.

A las nueve y cuarto tenemos cine, subo pero me he dado cuenta que ya he visto la película. A las once ha terminado y con mucho frío me he metido en la cama. ¡Hasta mañana!

Día 13/12/60 Martes
La noche ha sido buena ya que he dormido muy bien. Después de mi aseo he desayunado mi correspondiente chocolate y mi vaso de leche. Tenemos buen tiempo, pienso que las modistillas se lo van a pasar bien, por lo menos podrán disfrutar de lucir sus vestidos y abrigos. Después del reposo, hemos bajado Paco, Mariano y yo al jardín pues tenemos un hermoso sol y nos calienta.

FOTO 20 Sanatorio del tórax, Nochevieja festejando la entrada del año con las uvas 1965 – 1966

La comida ha sido de sopa, lentejas y huevos. Como siempre después del reposo, hasta las seis que me he levantado para hacerme la cena, que ha consistido en medio pollo, que he comido y estaba como la mantequilla, hemos charlado un rato hasta las siete que me he metido en la cama y ya no me he levantado hasta las ocho de la mañana del día siguiente.

La noche ha sido buena, aunque después de levantarme me he encontrado con la sorpresa de que mi esputo tiene color. Como siempre me he llevado mi disgusto. Sigo haciendo las pruebas de respiración y a consecuencia de ello me viene esto. La mañana me la he pasado en la cama y me han puesto una inyección de cuaguleno. Sor Juana, por cierto me hizo bastante daño. Me ha levantado de la cama.

Día 14/12/60 Miércoles
La noche la he pasado bien. Hemos tenido la sorpresa de una nevada, el frío es muy fuerte e intenso y la novedad que hemos ido a desayunar y con la misma nos hemos metido en la cama que es donde mejor se está, ya que no tenemos calefacción y la temperatura es de 2 grados, desde la cama veo como cae la nieve y es bonito contemplar el paisaje todo nevado. Hoy me han puesto la inyección de estreptomicina.

La comida ha sido de sopa, alubias y huevos con guisantes. Por la tarde hasta las seis en la cama, después he calentado medio pollo que me ha sabido a gloria. Después a la cama y ya no me he levantado hasta las ocho de la mañana. Llevamos unos días que nuestras charlas de noche están bastante desanimadas.

Día 15/12/60 Jueves
La noche ha sido buena, con frío, en la cama no lo siento aunque sólo estoy con tres mantas y la temperatura en la habitación es de 1 grado sobre cero. Como todas las mañanas después del aseo el desayuno y después a la cama y seguimos con el frío y con la nieve en las montañas. He tenido un disgusto ya que me encuentro otra vez con los esputos manchados y esto es debido a mi gimnasia de aire en los pulmones. Me han puesto una inyección de cuaguleno, espero que pronto se me limpie.

La comida ha sido de sopa, puré de verduras y pescado, como hoy es día de visita espero con muchos deseos de que venga mi madre. A las cinco ha venido mi madre y mi hermano y me han traído un chaquetón estupendo y la verdad que con este frío me viene estupendamente, a mi madre la encuentro muy bien y espero que pronto se ponga bien del todo con la tensión.

Mi hermano sigue sin trabajo y espero que a primeros de año se pueda colocar. Le he dado a mi madre unas fotos de las que me hice aquí. He cenado una morcilla con un huevo que estaba estupendo. A las siete se han marchado mi madre y mi hermano. Después ya cenado me he metido en la cama y he estado leyendo el libro sobre la vida de Santa Gema de Galgani, la encuentro su vida muy interesante de mucho sufrimiento y mucha resignación.

Como todas las noches hemos tenido nuestra charla en el cuarto y con la misma me he quedado dormido. Con el día de hoy hago un mes ingresado en el sanatorio.

Día 16/12/60 Viernes
Una noche más que he pasado tranquilo. Seguimos con el frío y a 1 grado sobre cero. A las ocho y media me he levantado después de quitar las mantas y las sábanas para que se ventilen. Ya las monjas se han convencido de que no tengo ganas de hacer la cama y ellas me la hacen. Después del desayuno a la cama y contento ya que con el frío es donde mejor se está, hasta la hora de la comida, me han puesto otra inyección de estreptomicina.

La comida ha sido de sopa, alubias y huevos. He hablado un rato con la señorita Juli, y le he dado unos tebeos para que pase el rato. En el reposo ha venido la señorita Juli para preguntar quién quiere ir de permiso a casa el fin de semana, de mi sala lo han pedido tres, yo no, pues prefiero estar aquí ya que ir a casa me parece que es una tontería para tener que volver.

A las ocho y media no han mirado por rayos el Dr. José Luis Martínez de Salinas, me ha preguntado cómo voy y le he dicho que bien, después de mirarme y auscultarme me ha dicho que tengo que seguir unos meses más. Me he metido en la cama a las nueve y como siempre hemos tenido muestra charla y con la misma me he quedado dormido.

Día 17/12/60 Sábado
Una noche más la he pasado bien. Después de asearme, el desayuno y luego a la cama, seguimos con el frío y la verdad que se está bien en la cama. He tenido carta de mi hermano que se encuentra en Málaga, después de estar en Córdoba y Sevilla, dicen que lo está pasando muy bien.

La comida ha sido de sopa, alubias y carne. En la siesta como todos los días hemos oído la radio y nos entretiene bastante, hasta las cinco que me he levantado y me hago la cena, después a la cama y ya no me levanto hasta la mañana siguiente.

FOTO 21 Nochevieja en el Sanatorio 1965. Al rico café y buena cerveza. Brindis por la entrada de un año mejor

Día 18/12/60 Domingo
La noche ha sido bastante buena aunque me he despertado a las siete y como siempre esto da motivos para pensar ¿Cuántas cosas piensa uno? Hoy es domingo y tenemos campeonatos de juegos de ajedrez, dominó, parchís y cartas, también han venido unas chiquillas muy simpáticas y nos hemos hecho unas fotos, mi amigo Paco que hoy hacía de fotógrafo y yo, ya veremos cómo salen, han quedado en volver las chiquillas otro día para hacernos una visita.

La comida ha sido de sopa, paella y carne y el café. Después el reposo y a las cinco han venido mis padres, les encuentro muy bien aunque mi madre todavía está con el tratamiento de la tensión, hemos pasado un rato muy agradable y muy familiar y a las siete se han marchado. Como toda la tarde hemos tenido convites por el grupo de Señoritas de Acción Católica y después de marcharse mis padres he subido para mirar el atardecer, me gustó mucho.

A las ocho y media me he tomado dos vasos de natillas y con la misma a la cama; hemos estado un rato charlando ya que el chaval del cuarto piso ha ganado el juego del tute y le han dado ciento cincuenta pesetas y un diploma, le hemos tatuado el pelo porque todo lo había perdido jugando después de cenar. Después me he quedado dormido.

Día 19/12/60 Lunes
La noche ha sido buena, he dormido bien y me he despertado a las ocho de la mañana. He rezado mis oraciones y me he levantado y me he aseado y he desayunado mi chocolate y mi vaso de leche. Seguimos con frío, aunque no tanto. En el reposo he escrito a Berta felicitándole las pascuas. Como sigue el tiempo malo, me estoy en la cama hasta la hora de la comida. La comida es de sopa, alubias y pescado, después la siesta y hemos tenido la visita de Don José Luis y me ha dicho que siga con la gimnasia respiratoria y que no tiene importancia los esputos con sangre. Yo sigo con miedo, en fin, ya veremos cómo termina todo.

A las cinco y media me he levantado para hacerme la cena, me he frito una chuleta con un poco de mermelada y una porción de queso con una naranja. Después a la cama hasta las nueve que tenemos cine con el título “El techo”, una película muy entretenida y para las once y media ya estábamos en la cama y con bastante sueño. Hasta mañana.

Día 20/12/60 Martes
La noche ha sido buena ya que he podido dormir hasta las ocho de la mañana de un tirón. Seguimos con el frío y las montañas siguen con nieve, el paisaje es precioso. Como todos los días después del aseo y del desayuno y a la cama, ya que como siempre hace frío y es donde mejor se está. No me he levantado hasta las dos y veinte, y he ido a comer, sopa, lentejas y huevos y otra vez a la cama, me suelo quedar una media hora dormido, luego escucho seriales de la radio hasta las seis que me levanto para hacerme la cena, una buena chuleta con un pedazo de membrillo y una porción de queso. Hablo un rato en el comedor con unos compañeros y a las siete a la cama, donde escribo este diario y alguna carta y después leo, ahora estoy leyendo la vida de Santa Gema de Galgani; me sigue gustando porque la encuentro muy interesante. Como todas las noches tenemos nuestras charlas hasta que nos quedamos dormidos. Hasta mañana.

Día 21/12/60 Miércoles
Una noche más que al eh pasado tranquilo. Hoy es día de Santo Tomás, el día amanece bastante triste con lluvia y frío, bien se conoce que hemos entrado en el invierno. Como todas las mañanas y después del aseo, he ido a desayunar mi chocolate y mi vaso de leche y después otra vez a la cama. A las once nos han traído “el bocadillo de chistorra tradicional” y un vaso de vino tinto para celebrar el día de Santo Tomás. A las doce hemos tenido misa, yo no he ido y me he quedado en la cama, pues la verdad es que tenía frío y me tenían que poner la inyección. A la una y media me he levantado para ir a comer. La comida ha sido de sopa, alubias y huevos. Después a la cama hasta las seis de la tarde que me he levantado para hacerme la cena, me he frito un par de huevos con chistorra, que hacía mucho tiempo que no había comido y después de charlar un rato a la cama.

He escrito una carta a Consuelo y otra a Pilar. He recibido carta de Pepi, después de un mes que yo le había escrito, puedo decir que no me ha causado ninguna emoción y según he leído la carta, menos…
En la radio he escuchado las noticias del mundo y como siempre sigue tan revuelto, luego he seguido oyendo la radio hasta que me he quedado dormido. Hasta mañana.

FOTO 22 Nochevieja en el Sanatorio 1965. Al rico café, buena cerveza, vinos y licores. Brindis por la entrada de un año mejor

Día 22/12/60 Jueves
Una noche más y un día más que empieza, hoy es jueves y como tal día, es día de visitas. Me he levantado y me he aseado, hoy puedo decir que he dormido muy bien, creía que la carta de Pepi me daría que pensar, pero no ha sido así, por lo que estoy muy tranquilo, comprendo que todo pasa y creo que esto también ha pasado, siento mucho que haya terminado así; pero todo está escrito y esto también tenía que ser así. Hoy es el día del sorteo de la lotería de Navidad, veremos que no tenemos suerte, pues el gordo ha caído en Bilbao y Madrid, a nosotros que jugamos sólo cien pesetas nos ha tocado el reintegro por lo tanto tenemos otra vez cien pesetas para jugar.

En la comida hemos comido nuestra sopa, puré de verduras y pescado y después a la cama. A las cuatro y media han venido mi madre y mi cuñada, hemos pasado un rato bueno y luego a las siete se han marchado y no me he acostado hasta las nueve y media. He escrito mi diario y he leído un poco, he oído el parte y como siempre nuestras charlas nocturnas hasta que nos ha entrado el sueño. Hasta mañana.

Día 23/12/60 Viernes
Un anoche más que he pasado tranquilo, a las ocho me he aseado y luego he ido a desayunar mi chocolate y mi vaso de leche. Después a la cama hasta las dos menos cuarto que me he levantado para ir a comer. La comida ha sido sopa, alubias y huevos. A las dos y media a la cama hasta las seis menos cuarto que me he levantado para hacerme la cena, una buena chuleta.

Después de charlar un rato con mis compañeros a la cama y como siempre he leído un poco sobre la vida de Santa Gema de Galgani y escribo mi diario. Con la misma me he tomado mi vaso de leche y hemos hablado como todas las noches. Nuestro chaval se ha marchado a casa a pasar las fiestas de Navidad.

Día 24/12/60 Sábado
Hoy es Nochebuena y la verdad es que estoy un poco triste ya que hace muchos años que no la pasaba fuera de casa. De aquí se han marchado muchos enfermos con permiso, yo no he querido pues comprendo que sería muy feliz con los míos pero también es muy triste tener que volver otra vez aquí, mi ilusión es salir de aquí curado si tengo suerte.

La comida ha sido sopa, garbanzos y pescado, el comedor se ve muy vacío, se nota la ausencia de los compañeros que se han marchado a sus casas. Por la tarde después de la siesta han venido mis padres y mis hermanos, me han traído una botella de champán, dos de vino de Campanas y una de vino blanco que me la manda el amigo de mi padre José Mari, medio kilo de almejas y turrón. Hemos estado viendo los preparativos que están haciendo en el comedor para la noche, han puesto un cuadro de cuatro metros por dos que significa una fuente y un jardín que da vida y color al comedor, en fin esto está muy bonito y a mis padres y mis hermanos les ha gustado mucho y yo por mi parte procuro estar contento para que ellos se marchen felices. A las seis se han marchado ya que es el último coche.

Se me ha hecho muy largo hasta la hora de la cena, pues hemos empezado a cenar a las nueve. La cena ha consistido en coliflor, besugo y pollo a la pepitoria, turrones varios, vinos, café y compota. El ambiente es un poco frío ya que aunque queremos ser por ese momento felices cuesta, pues todos tenemos nuestros recuerdos en nuestros seres queridos. Poco a poco se ha marchado la gente del comedor y nosotros también. Nos hemos juntado unos cuantos y en la sala treinta y tres hemos hecho una pequeña juerga bebiendo champán y tomado café, cantando y contando chistes de dos andaluces que me han hecho reírme mucho. A la una y media de la madrugada nos hemos ido a la cama, en lo que cabe la noche no ha sido tan triste como la esperaba.

Día 25/12/60 Domingo
Hoy día de Navidad el cuerpo está bien pues no tengo ningún cansancio y me encuentro optimista y contento, después de asearme y de desayunar, a las diez he ido a misa, luego hemos estado Paco y yo con unos chiquillos de Juan que por cierto son unos jóvenes de 15, 16 y 19 años y con ellos nos hemos reído un poco viendo como se reían las mujeres. A las dos menos cuarto hemos ido al comedor teníamos para comer unas almejas que estaban estupendas con un vinillo blanco que hacía revivir. Luego sopa, paella y carne con vino tinto, turrón, naranjas y café y la sobremesa ha durado hasta las cuatro, hemos cantado villancicos y luego a la cama hasta la llegada de mis padres que han venido a las cinco y media.

Estoy contento ya que veo que mis padres también lo están. A las siete se han marchado, me he quedado hablando con Ramón que está de portero y a las ocho he cenado dos cuartos de pollo y después a la cama. Hasta mañana.

Día 26/12/60 Lunes
Hoy es un día triste para mí, ya que al despertarme me he encontrado con lo desagradable de que he tenido una hemoptisis, la verdad es que me he asustado mucho, ya que noto que va a ser fuerte, he llamado rápidamente a la monja y me han puesto una inyección de cuaguleno, parece que se va calmando. Me he pasado todo el día en reposo.

Después de comer he tenido más fuerte la hemoptisis, la verdad es que estoy muy triste pues creo que esto va a durar unos cuantos días. Estoy lo más quieto posible, para ver si la hemoptisis se para. Tengo miedo de pasar la noche, en fin ya veremos.

FOTO 23 Nochevieja en el Sanatorio 1965. Al rico café, buena cerveza, vinos y licores. Brindis por la entrada de un año mejor. Alfonso con un buen puro

Día 27/12/60 Martes
Sigo echando sangre aunque la noche ha sido bastante buena pues he dormido bien y me han puesto otra inyección de cuaguleno, espero que esto se vaya pasando. Me han traído cuatro almohadas y tengo que estar en reposo y lo más alto posible y quieto. El apetito no se me va y tampoco tengo fiebre, esto me raya, pero así ahora estoy más tranquilo. Sigo quieto en la cama, espero que para mañana esté mejor. Desayuno, como y ceno en la cama, no voy al comedor.

Día 28/12/60 Miércoles
Sigo tranquilo ya que veo que la hemoptisis va a menos, pero sigo echando manchados los esputos, Siguen poniéndome la inyección de cuaguleno, he comido bien. A la tarde sigo bien en lo que cabe, espero pasar la noche tranquila.

Día 29/12/60 Jueves
Sigo bien pues la hemoptisis va a menos, hoy es jueves y día de visita y eso me ayuda a superar el día. Tengo que afeitarme pues no quiero que me encuentren con las barbas y estas pintas de tantos días. Sigo sin fiebre, como bien y a la tarde han venido mi madre y mi hermano. Enseguida me ha notado mi madre y me pone alegre. Se ha puesto triste cuando le he contado lo sucedido, procuro que no se note que estoy triste y hago que me vea contento.

Tenemos un tiempo muy malo ya que hay inundaciones por casi todas las partes de Guipúzcoa. A las seis se han marchado mi madre y mi hermano, por el mal tiempo. Sigo tranquilo aunque echando sangre, espero que pase buena noche.

FOTO 24 Sanatorio del tórax, Nochevieja festejando la entrada del año con las uvas 1965 – 1966

Día 30/12/60 Viernes
Sigo con los esputos manchados de sangre, espero que pronto se vayan limpiando. Sigo sin levantarme de la cama, así que poco puedo contar ya que mi vida es muy monótona y tranquila, bueno eso de tranquila vamos a dejarlo ya que de tranquilidad es muy poca mientras que mi esputo siga de color rosa. Hoy se ha marchado mi compañero Agustín a Bilbao a ver a su novia. La sala está muy tranquila ya que faltan dos, esto parece mentira, pero se les hecha en falta a los compañeros. La comida es de sopa, puré de alubias y merluza. La cena me la hace mi compañero Blas. Hoy hemos tenido la visita de nuestra enfermera la señorita Juli que estaba de vacaciones, la encuentro más guapa, y eso ha sido el descanso que ha tenido, sigue tan simpática. Espero que la noche la pase tranquila.

Día 31/12/60 Sábado
Hoy es el último día del año, mi humor es bastante tranquilo aunque veo que los esputos siguen manchados. Mi deseo es levantarme ya que espero las visitas de mis amigas y no quiero que me encuentren en la cama. Por lo tanto me he aseado para que me vean que estoy bien, he paseado un poco por la galería para hacer piernas, la verdad es que no me encuentro cansado ni tengo fatiga. A las doce me he metido en la cama. El compañero Mariano se marcha para pasar las fiestas con su mujer a San Sebastián, así que cada vez estamos más solos. Para comer he comido sopa, puré de lentejas y merluza. A las cinco han venido mis padres y mis hermanos con mi cuñada Mary. Mis hermanos me han dado 100 pesetas para mis gastos, a las seis de la tarde se han marchado pero se ha quedado mi hermano Martín, quiere ver el ambiente que tenemos aquí. Por la mañana he estado adornando un poco el comedor con unos dibujos.

A las siete y media me he levantado y me he arreglado para ir a cenar. Hemos empezado a cenar a las ocho y cuarto. Hoy tenemos unas visitas de chicas y chicos que nos han traído champán y pasteles. Cenamos juntos Paco, Iñaqui, José y dos gallegos ya que no sé cómo se llaman, lo pasamos muy bien ya que hemos cenado bien y los chicos son muy simpáticos y nos traen continuamente champán, que es muy bueno. Bailan y cantan mientras nosotros cenamos, nos hemos hecho unas fotos. Sigo bien aunque un poco preocupado ya que sigo manchando los esputos. Han subido unas empleadas al comedor a cantar y bailar, también hay un enfermo que sabe tocar la guitarra y nos anima.

Ya se va el año, puedo decir que no ha sido tan malo para mí. Espero que el entrante sea mejor y pueda salir curado de aquí. A las doce hemos brindado por el año entrante y por todos nuestros familiares que están en nuestras casas, hay un detalle de una empleada que ha subido a las doce al comedor y nos ha felicitado a todos los que estábamos en él, Iñaqui, Pepe y yo hemos bajado a felicitar a unos compañeros que están en otro piso y hemos tomado unas copas de champán con ellos y también he felicitado a Clarita que ya está mucho mejor de la operación, espero que pronto salga de todo cuidado. Me voy a despedir de todos los del comedor pues ya son las doce y cuarto y veo que ya está bien para ser el primer día que he estado levantado.

Voy con temor a la cama ya que con el café y las bebidas estoy algo nervioso, espero que no me pasen cosas raras. Mis amigas Pepi y Pilar me han mandado una botella de champán.

Día 1/01/61 Domingo
He dormido bien aunque me ha despertado mi compañero Blas pensando que eran las siete y media y eran las seis y media, veo que estoy tranquilo y los esputos salen manchados, pero creo que voy a mejor. Hasta las diez y media no me he levantado, he oído la misa en la cama. A las once y media han venido mis amigas Pilar, Pepi y Berta, las encuentro a las tres muy guapas; aunque Pepi no me gusta mucho con el pelo cortado, pero de todas formas me sigue gustando, no hemos podido hablar apenas nada ya que hemos estado todos juntos, las he presentado a mis compañeros Paco, Iñaqui y José y hemos estado un rato agradable. Nos han traído unas almejas y vino blanco, les he enseñado el Sanatorio y les ha gustado, luego se han ido. Espero que la próxima vez que vengan pueda hablar un poco más con Pepi, sé que me quiere, pero es un querer tan frío, en fin, espero que aclaremos algo cuando volvamos a vernos. A Berta la veo muy elegante con el abrigo que ha traído, es claro con una piel al cuello que le hace muy elegante.

A la una y cuarto se han marchado, no tienen coche para bajar, veo por la ventana que unos señores les ofrecen el coche y ellas aceptan, creo que son unos médicos del sanatorio, espero que cuando vuelvan otro día me lo cuenten. Estoy contento, ya que esta visita me ha hecho feliz. He comido en el comedor, sopa, paella y cordero y también teníamos entremeses, café y coñac y a las tres y media a la cama, tengo sueño. A las cinco han venido mis padres con mi hermano y mi cuñada Mary, les encuentro a todos muy bien y ellos a mí también. Mi cuadro lo han visto bien, me dicen que ha dado brillo al comedor con el plástico y que han pintado todas las ventanas y se nota que se ha realizado un gran trabajo, parece que la gotera ya la ha quitado mi padre. A las siete se han marchado y me he metido en la cama hasta las ocho y cuarto que me he levantado para freírme una chuleta y con ella después de comerla, me he metido en la cama. Espero que mañana tenga los esputos más limpios.

FOTO 25 Preparándose un café en la Nochevieja de 1965

Día 2/01/61 Lunes
La noche ha sido tranquila pues he dormido muy bien hasta las siete. La verdad es que no me ha dado mucho que pensar Pepi. ¿Será que ya no siento por ella el amor que sentía cuando estábamos juntos? O será que ella misma me ha dado motivo a que yo me enfríe. ¿Por qué no la echo en falta en mis pensamientos? ¿Será una cabezonada? Espero que ahora que vendrá a hacerme la visita pueda estudiar mi caso y volver si es verdad que la quiero. ¡Sé que ella me quiere! Y ¡muchas veces dudo, si es verdad ese amor! Comprendo que yo tampoco soy muy claro con ella, pero es verdad que le he demostrado que la quiero. En fin ya veremos en que termina esto. Puede que este enfriamiento se para volver con más amor a ella. Me gustaría quererte Pepi con más pasión si así fuera.

El día me lo he pasado hasta la una en la cama, me he aseado y he comido en el comedor, la comida ha sido sopa, paella y huevos con pimientos, café con coñac y a las dos y media a la cama hasta las ocho menos cuarto que me he levantado para freírme una chuleta y esta ha sido mi cena. He estado un rato con Ramón viendo como hace las fotos, luego he hecho una visita a Jesús y a las diez a la cama. Hoy ha venido nuestro chaval después de pasarse las vacaciones de Navidades en su casa. Espero que nos cuente muchas cosas. Hasta mañana.

Día 3/01/61 Martes
La noche ha sido tranquila. Veo que sigo con los esputos manchados pero que van a menos. La mañana la he pasado en la cama hasta la una que me he levantado, me he aseado y he ido a comer. La comida ha sido de sopa, puré de alubias y huevos con pimientos. Mi amigo Iñaqui me ha invitado a tomar una copa de champán en su cuarto donde he hablado con Antonio que ha llegado de Madrid, nos hemos reído un poco con la broma que se le hizo de ponerle el orinal en la maleta. Es un buen muchacho que sabe llevar una broma y no se enfada.

Por la tarde en la cama ha hecho la visita Don Juan Antonio y me ha recomendado unos días de cama, a las siete me ha frito Blas la chuleta y he cenado la chuleta porque tenía hambre. He leído una novela del oeste y con la música me he quedado dormido.

Día 4/01/61 Miércoles
La noche ha sido tranquila, aunque el viento y la lluvia a veces me han despertado, pues ha sido muy fuerte. A las siete me he despertado y ya no he podido dormir, mis pensamientos están con Pepi, vuelvo a tener la preocupación de antes, pienso si hace bien en continuar mi relación con ella, comprendo que soy un egoísta, pues deseo que ella me quiera y al mismo tiempo deseo ser libre ¡no sé lo que me pasa! Creo que he perdido el cariño que sentía por ella, porque antes lo único que me preocupaba era quererla y cuanto más mejor, hoy me siento muy frío a este cariño.

Deseo que llegue el viernes haber si puedo encontrar el motivo de mi frialdad, aunque sé que ha sido su tardanza en escribirme cuando más la necesitaba, ese es mi desengaño.

Sigo con los esputos manchados que veo que ya casi se están limpiando. Por la mañana me he levantado para que me hagan la cama y a desayunar y luego a la cama. He tenido la sorpresa de recibir carta de Consuelo pues la felicité las Pascuas y le contaba mi situación. Su tardanza en escribirme ha sido motivo de que no estaba en casa. Me cuenta su sorpresa que ha tenido de cuando le he contado lo que yo pensaba. Veo por su carta que sigue tan simpática y cariñosa y como siempre con muchos deseos de verme. Me manda un libro y me ofrece muchos más. Según ella este año no podrá venir hasta el verano que cogerá los veinte días que tiene de vacaciones y como siempre los desea pasar conmigo. ¿Y yo me pregunto? Donde estaré en el verano, ya curado o todo habrá salido mal…

A las doce y media me he levantado para ir a comer y a las dos menos cuarto nos han servido la comida: sopa, puré de garbanzos y huevos, después a la cama, he leído un poco y a las ocho me he levantado para ir a cenar al comedor, que hacía mucho que no iba, la cena ha sido de sopa de pescado y huevos, me han invitado a tomar champán y nos hemos tomado tres botellas en honor del hijo de un compañero que se ha casado. Y luego a las diez a la cama, hasta mañana.

FOTO 26 Salón de actos del cuarto piso. Actuación de voluntarios, obras de teatro y los lunes y algunos viernes cine, al final el cuarto de la cámara de cine. Vista general de las butacas. Navidad de 1967

Día 5/01/61 Jueves
La noche ha sido tranquila, a las siete y media me he despertado y ya no me he podido dormir. A las ocho y media me he levantado y me he aseado y he ido al comedor a desayunar y después a realizar los ejercicios de respiración, pues ya tengo los esputos limpios y tengo que volver hacerlos, después otra vez a la cama, me he leído unas revistas y a las doce y media me he levantado, y a las dos menos cuarto he ido al comedor a comer. La comida era sopa, alubias y huevos, después me he hecho mi ponche y a la cama hasta las cuatro y media que ha venido mi hermano, hemos hablado un buen rato hasta que ha venido mi amigo Iñaqui de la sala 23. Espero que haga algo por mi hermano para conseguirle trabajo, pues según él tiene nuevas amistades en Mondragón y espero que le encuentre algo. A las siete se ha marchado mi hermano y me he ido a freírme una chuleta y con ella he cenado. A las ocho he ido a la sala y hemos charlado un rato Iñaqui y los demás compañeros y a las diez a la cama.

Hoy tenemos los Reyes Magos así que para que no nos durmamos nos han puesto zortziko y nos han parecido muy bonitos ya que tienen una música muy alegre, a las doce de la noche han llegado los Reyes Magos, son los médicos del Sanatorio disfrazados, con las enfermeras y las monjas con antorchas, todo muy bonito y emocionante, a mí me han dado un regalo que se compone de unos calcetines y un pañuelo y después a dormir, hasta mañana.

Día 6/01/61 Viernes
La noche ha sido tranquila, pues he dormido muy bien. A las ocho y media me he levantado y aseado y he ido al comedor a desayunar chocolate, pan, mantequilla y un vaso de leche. Después a la cama hasta las diez menos cuarto que he ido a misa, después no sé si meterme en la cama porque me dijo Pepi que vendría con que prefiero quedarme sin meterme en la cama. A las once hemos charlado un rato con Mary y Josefa, a las doce y media me subo a la sala superior ha ver lo que nos cuenta un nuevo compañero que se hace pasar por “Gila”, mis amigas no han venido y como siempre Pepi tan cumplida, no quiero hacer comentarios.

FOTO 27 Reyes y comitiva, 1968 con el enfermero José Ramón y sereno, hacía guardias de noche

En el salón de actos del cuarto piso acudo para escuchar al imitador de Gila que creo que lo hace muy mal. Nos juntamos con Mary, Josefa y la verdad que estamos armando un buen jaleo, ya que el salón de actos está lleno. Luego las hemos acompañado hasta la puerta ya que viene Antonio conmigo y ellas piensan bajar a San Sebastián y nos dicen de salir con ellas e ir a bailar. Es una pena pero no podemos y la verdad es que habríamos pasado una buena tarde con estas chiquillas.

A las dos menos cuarto hemos empezado a comer, la comida ha consistido en sopa, paella y carne, café con coñac, lo bueno ha sido que la sobremesa la hemos alargado hasta las cinco, cantando y tomando café con coñac, hemos pasado un rato muy bueno.

A las cinco y media han venido mis hermanos Alberto y su mujer y me han traído unos calcetines gordos y a las seis han venido mis padres, como siempre hemos pasado un rato muy bueno, he descorchado una botella de champán y así hemos celebrado la llegada de los Reyes Magos. A las siete se han marchado mis padres y me han traído un frasco de colonia y una pastilla de jabón ya que el regalo de Reyes fue el chaquetón que ya me habían dado anteriormente. Seguimos la juerga casi nos hemos juntado otra vez con Iñaqui, Antonio, el alcalde con su mujer que dicho de paso tiene una mujer muy bonita y alegre. Nos hemos comido entre todos, un queso entero del país y un litro y medio de vino tinto con un tarro de mermelada. Nuestro amigo Antonio nos ha dado unas clases de baile de salón y unos pasos de tango, con el fin de que se nos vaya pasando la tarde y a las diez de la noche cansados a la cama con bastante sueño, ya que no me he echado la siesta y estoy levantado desde las ocho y media de la mañana. Hasta mañana.

Día 7/01/61 Sábado
La noche ha sido tranquila y a las siete y media me he despertado, han venido a mi mente pensamientos que como siempre son de Pepi y míos, sigo machacando lo que debo hacer, creo que será mejor dejarlo y ver como reacciono en este tiempo que tengo que estar ingresado. A las ocho y media me he levantado, me he aseado y después he ido al comedor a desayunar, después he realizado los ejercicios respiratorios y a las diez a la cama, donde he escrito a mi hermana una carta y he leído un poco.

A las doce y media me he levantado para hacer un poco de ejercicio ya que sino las piernas se quedan muy duras. A las dos menos cuarto la comida: sopa, lentejas y pescado. Tengo a mi compañero Iñaqui que el hombre no puede comer ya que en los veinte día que lleva ingresado ha engordado cuatro kilos y como ya tenía un peso de ochenta y siete kilos, ahora pesa noventa y uno y le han puesto a dieta y como siga así dice que se planta enseguida en los cien y la verdad es que no interesa tanta gordura ya que la grasa es mala para esta enfermedad llamada tuberculosis.

A las dos y media después de comer a la cama y me he quedado dormido hasta las tres y media. A las cuatro menos cuarto escucho la novela que dan por la radio “Dos hombres buenos”. A las siete me he levantado para hacerme la cena, después de cenar le he hecho una visita a mi amigo Paco que se encuentra algo malo, tiene fiebre y a las diez a la cama, que me entra rápidamente el sueño, hasta mañana.

Día 8/01/61 Domingo
Hoy es domingo y la verdad me he levantado optimista pues espero que vengan mis amigos, y deseo ver otra vez a Pepi. A las ocho y media me he levantado, me he aseado y a las nueve y cuarto a desayunar. A las diez menos cuarto a misa hasta las diez y cuarto, como quiera que me queda mucho tiempo hasta que vengan mis amigos ¡si vienen! Luego me he metido en la cama.

Me paso la mañana leyendo el periódico y así paso el tiempo y a las once y media han venido mis amigas. Sigo afirmando que el peinado de Pepi no me gusta, la verdad que la encontraba mucho más guapa con su moño y el pelo largo. No podemos decirnos nada, pues como otras veces también estamos con Berta y Pilar, aunque hablamos de todo un poco. A las doce y media hemos dado un pequeño paseo. Paco sigue en la cama y no ha podido venir a saludarles. Hemos tenido un pequeño contacto con las manos Pepi y yo, nos las hemos apretado y con ello hemos confirmado que todavía sentimos el cariño mutuo, ya que es lo único que podemos hacer. Al despedirnos también hemos posicionado nuestras manos y se han juntado y apretado y con ello nos demostramos que todavía nos queremos y así no olvidarnos. Las he despedido desde la ventana cuando cogían el coche.

A las dos menos cuarto hemos empezado a comer, la comida ha sido sopa, coliflor, carne y membrillo y café, después de comer he ido al cuarto de Iñaqui y me ha invitado a turrón, hemos estado hablando y nos hemos reído un poco con Antonio pues siempre tiene alguna buena salida.

FOTO 28 Sanatorio del tórax, Nochevieja de 1965, después de cenar

A las cinco han venido mis padres, como siempre hemos pasado un buen rato y mi hermano me ha frito una buena chuleta y un muslito de pollo. He cenado a las siete con ellos y luego se han marchado. Después en el comedor me he puesto a jugar una partida al tute, hasta las ocho y media. He pasado un buen rato y además he ganado cinco pesetas. Como hay de postre arroz con leche me he tomado un plato grande. Cómo quieren la revancha nos hemos puesto a jugar otra vez y sigo teniendo buena suerte, así que he terminado ganando unas 14 pesetas.

A las diez y media después de un buen día, a la cama, ya que han venido las monjas de guardia y nos han llamado la atención, sino seguiríamos jugando. Ha dormir. Hasta mañana.

Día 9/01/61 Lunes (Carta en folio aparte)
La noche ha sido tranquila, he dormido bien hasta las siete que me he despertado y la verdad que me gusta estar una hora soñando y pensando. ¿Cuántas cosas pasan por mi imaginación?

A las ocho y media me he levantado, me he aseado y después de desayunar a ls diez he realizado mis ejercicios de respiración. Estoy pensando que quiero hacerle un regalo a Pepi en su cumpleaños, como en el sanatorio no puedo comprar ningún regalo, le he encargado a mi amigo Jesús, si me puede hacer una jirafa en madera, es muy caprichosa y espero que le guste. A las diez y media me he metido en la cama, he rezado el rosario que todos los días nos lo dan por la emisora. He recibido el libro que me mandaba Consuelo, es una novela, espero que un día le escriba dándole las gracias. A las doce y media me he levantado como quiere hacer buen tiempo voy a bajar al jardín a pasear. Hemos bajado Iñaqui, Antonio y Mariano, la verdad que estamos a gusto después de tanto tiempo que no lo hemos podido hacer. A las dos menos cuarto a comer, la comida consistía en sopa, alubias encarnadas y huevos. A las dos y media a la cama hasta las seis que me he levantado y me he frito la carne, unos filetes de hígado, por cierto que he tenido que cenar a oscuras pues se ha estropeado la luz y como quieren que a las siete esté en la cama, no tengo tiempo para nada. Me he metido en la cama, he leído un poco y a las nueve me he levantado para ir al cine al salón de actos, el título “Agente federal en Roma” de 1955, la película no ha estado mal y hemos pasado un buen rato. Y a las once a la cama y con mucho sueño. Hasta mañana.

Día 10/01/61 Martes
La noche ha sido tranquila y a las ocho y media me he levantado, me he aseado y he ido a desayunar al comedor, después he ido donde mi compañero para ver cómo sigue mi jirafa, veo que ya ha preparado una parte, tiene que hacerle las patas. Después me pongo hacer los ejercicios de respiración y luego a la cama a descansar. Leo un periódico que se titula Domingo y trae artículos muy interesantes, así como novelas que también están bien. La señorita Juli pasa la gráfica a las doce, no sé lo que me pasa, pero me gusta verla y ver su sonrisa, creo que es algo, como disfrutar de su encanto maravilloso, donde existe tanta tristeza. A nuestro buen amigo y compañero J. Mary lo trasladan al pabellón del corazón. Tenemos un tiempo frío y con mucha lluvia. A las doce y media me he levantado para hacer un poco de ejercicio, pues creo que tanta cama no es bueno para el cuerpo.

A las dos menos cuarto a comer, la comida es sopa, patatas guisadas y huevos con guisantes. A las dos y media a la cama como todos los días que me hecho mi siesta hasta que me despierto. “Dos hombres buenos” es un serial que retrasmiten por la radio, sigo leyendo el periódico Domingo, hasta las cinco. A las ocho y media me he levantado después de leer y escribir este diario. Quiero hacer la cena pero creo que en la sala de al lado entra el médico y después entra en nuestra sala, el médico me reconoce y me recomienda que siga con mis ejercicios de respiración pero con la boca y la nariz tapada, tengo mucho miedo de que me vuelva a dar una hemoptisis, en fin, veremos lo que pasa. Me hago la cena y ceno sólo en el comedor, después me quedo porque vienen a cenar Paco y compañía y luego jugamos unas partidas al tute con los compañeros ingresados. A las diez y cuarto a la cama. Hasta mañana.

Día 11/01/61 Miércoles
La noche ha sido tranquila, a las ocho y media me he levantado y me he aseado y he ido a desayunar, después he realizado mis ejercicios de respiración, hoy parece que hago mejor los ejercicios pues noto que no me cuesta tanto esfuerzo como en días anteriores, espero que la Virgen me ayude y puedan dar bien las pruebas cuando me vuelvan a llamar. He pasado por la sala treinta y uno, para ver cómo va mi jirafa, veo que muy bien y también me ha terminado el caballo, es muy bonito, espero que le gusten los dos a Pepi, pues creo que el caballo es más vistoso que la jirafa. A las doce me he levantado para dar una vuelta por el jardín ya que tenemos buen tiempo y hay que aprovecharlo y la verdad es que se estaba muy bien al sol. A las dos menos cuarto a comer: sopa, alubias y huevos, me he dado unos paseos por la galería, porque es un gusto estar al sol.

A las dos y media a la cama hasta las ocho menos cuarto que me he levantado para hacerme la cena. A las nueve he ido a la sala de Paco ya que el médico le ha recomendado cama por la infección que tiene en el hígado, hemos hablado de pintura ya que el lleva un curso de pintura por correspondencia, así a las diez a la cama. A nuestro amigo J. Mary ya le han pasado a la sala de corazón. Hasta mañana.

FOTO 29 Nochevieja en el Sanatorio 1965. Al rico café, buena cerveza, vinos y licores. Brindis por la entrada de un año mejor

Día 12/01/61 Jueves
Después de una noche tranquila, me levantado a las ocho y media, me he aseado y he ido al comedor a desayunar. Hago mis ejercicios de respiración, que creo que voy ganando algo y la verdad que estoy contento, a ver si de verdad puedo realizar bien las pruebas cuando me llamen. A las diez me he metido en la cama, he terminado de leer el libro de la vida de Santa Gema de Galgani, que me ha gustado mucho, veo que ha sido una vida de mucho sacrificio y de muchas pruebas que le puso el Señor, tiene en su haber muchos milagros. Siempre en mis oraciones tengo unas Ave Marías y le pido que me ayude en esta vida, para después ganar la vida eterna. Espero que me ayude y no me abandone en mis súplicas para que me cure esta enfermedad.

A las dos menos cuarto a comer, la comida era sopa, puré de garbanzos y pescado. Tenemos un nuevo compañero, es veterano, lleva tres operaciones y le falta un pulmón y esperan que se le haga una plastia. A las dos y media a la cama hasta las cinco y media que ha venido mi madre con mis hermanos Alberto y Martín, a mi hermano Martín le ha salido una colocación de encargado en un almacén  de hierros con un sueldo de 2.000 pesetas, un poco, poco, pero menos es nada y hasta que le salga otra cosa puede ir tirando, a las siete se han marchado, a mi madre la encuentro muy bien, pero no se le baja la tensión. A las siete y media me he preparado la cena y hemos cenado juntos con Iñaqui y otros compañeros. A las ocho he ido a la sala de Paco y hemos hablado de todo un poco, me han propuesto para locutor y vicepresidente de la creada mutua que tenemos aquí, ya veremos en que queda todo. He echado una solicitud para conseguir una beca que da el gobierno. Dibujo por correspondencia, ya veremos si consigo la ayuda. A las nueve unas partiditas al tute hasta las diez y cuarto y luego a la cama. Hasta mañana.

Día 13/01/61 Viernes (carta)
La noche ha sido tranquila aunque el bueno de mi compañero Blas se ha levantado a las siete y nos ha encendido la luz, se ha arreglado pues se marcha al pueblo, así que no me he podido dormir más. Ello me ha servido para dar vueltas a mi cabeza pensando y cuanto más pienso, más nervioso me pongo. En fin que es mejor no pensar en nada y lo que venga Dios dirá. A las ocho y media me he levantado y me he aseado, después del desayuno me he ido a cortar el pelo y a las once y media a la cama y ya no me he levantado hasta la una y media. Veo que los ejercicios respiratorios los hago algo mejor, aunque la verdad es que me cuesta pasar de veinte.

A las dos menos cuarto a comer, he comido sopa, puré de verdura y pescado. He ido a pasear un poco por la galería, aunque el tiempo que tenemos es de bastante frío y a las dos y media me he metido en la cama y me he quedado dormido hasta las cuatro y media; he escuchado la radio, he leído el periódico y hemos hecho el crucigrama. A las cinco y media me he levantado para comprar unas felicitaciones para Pepi que mañana es su cumpleaños. A las siete le he dado las cartas a un taxista pues también he mandado la solicitud de la beca.

A las siete y media nos ha dado una charla el Dr. Germano Martínez de Salinas y Salcedo, sobre la eficacia de los antibióticos contra la tuberculosis, ha sido muy interesante, estas charlas las darán todos los viernes. Jesús me ha terminado la jugada y me ha hecho la cena y he cenado, después hemos seguido jugando unas partidas al tute hasta las diez que nos han avisado las monjas que debíamos dejar de jugar. A las diez y media me he acostado. Hasta mañana.

Día 14/01/61 Sábado (carta)
He pasado una buena noche; a las ocho y media me he levantado, me he aseado y a las nueve he ido al comedor a desayunar, he hecho los ejercicios respiratorios y a la cama, he leído una novela de vaqueros hasta las doce y media que me he levantado para dar una vuelta por el jardín ya que tenemos buen tiempo, aunque frío. A las dos menos cuarto a comer, sopa alubias y pescado. A las dos y media a la cama, he dormido hasta las tres y media, he escuchado el serial en la radio de “Dos hombres buenos” y después he leído el periódico, escrito mi diario y a las ocho me he levantado para hacerme la cena. A las ocho y media me he puesto a jugar unas partidas a cartas hasta las diez y luego a la cama. Hasta mañana.

Día 15/01/61 Domingo (carta)
La noche ha sido tranquila y me he despertado a las siete y media, me he puesto a pensar que hoy es domingo y por tanto vendrán mis amigas. A las ocho y media me he levantado y me he aseado y a las nueve a desayunar. A las diez menos cuarto a misa y luego he ido a verle a Paco, hemos hablado un rato y me he bajado a la galería de la planta baja porque hace más calor y paseo un rato por él, he leído el periódico de Oñate. A las once viene el primer coche pero en él no vienen mis amigas y a las once y media tengo la sorpresa de ver a mis amigas, Mari Carmen está en la portería preguntando por mí, la he llevado al comedor de la planta baja pues hace más calor y ella está con mucho frío.

FOTO 30 Escapada del Sanatorio a Igueldo de Alfonso Emperador con otro enfermo. 21 de febrero de 1966

Le he contado un poco mi vida y ella me ha contado de la suya, en fin estamos contentos yo por mi parte muy alegre por la visita y nos hemos llevado los dos muy bien. A las doce han venido mis amigas a las que esperaba y he tenido otra sorpresa pues vienen también Juancho y Consuelo. Todos me encuentran muy bien, hemos subido al comedor de mi galería en el segundo piso y así hemos podido hablar de todo un poco y yo les he contado las cosas que pasan aquí y ellos también me han contado como lo pasan. A Pepi, la encuentro hoy guapa, el peinado que lleva me gusta más que otras veces. Me dice Pilar que van a pasar la noche de la víspera de San Sebastián en el Hotel de Londres. Pepi me dice que no, y yo le animo para que vaya, no sé si irá. ¿Qué recuerdo tengo del año pasado en casa de mi amiga. Pero así es la vida, hoy me encuentro aquí ingresado. ¡Las vueltas que da la vida! Machus me manda una bolsa de caramelos.

A la una menos cuarto se ha marchado Mari Carmen, sigue tan simpática. A Juancho y a Consuelo les he enseñado el sanatorio. Le hemos hecho una visita a Paco. A la una se han marchado; sigo sin poder hablar con Pepi, aún cuando estamos solos no nos salen las palabras, esto nos pasa siempre, parece que lo tenemos todo dicho.

Todavía estoy por escuchar de su boca como estas, la verdad es que me cabreo, lo mejor es no pensar, pues no quiero hacerme mala sangre, algún día si salgo de aquí, podremos hablar los dos solos y entonces le diré cuantas veces he pensado de que llegara el día para poderla ver. Le he regalado un caballito de madera hecho a mano y la verdad que no he visto en ella ninguna ilusión, de la felicitación que le mandé  si no le pregunto yo, ni me entero que la recibiera, en fin, como digo yo, es para desconcertar al más enamorado.

A las dos menos cuarto a comer: sopa, patatas con verdura, que no lo he comido y carne, café con coñac y me invitan a tomar champaña y pasteles con Iñaqui. A las dos y media a la cama, tengo sueño y me duermo hasta las cuatro menos cuarto, que me pongo a leer el libro España de Ernst Jünger. A las cinco y media vienen mis padres con mi hermano y su mujer. Mi amachito me ha traído una cazuela con merluza, espárragos, gambas y huevos duros, una enorme cazuela que la verdad está imponente, me he levantado de la cama y hemos ido al comedor, hemos pasado un rato excelente y a las siete se han marchado. A mis padres los encuentro muy bien, mi hermano Martín ya ha empezado a trabajar, por lo que me alegra mucho, a ver si tiene más suerte y pueda estar más tiempo en esta nueva colocación, pues le vendría muy bien, ya que así podrá aprovechar el Seguro de Enfermedad y mi cuñadita podrá dar a luz en la clínica y yo le puedo ver desde la galería, pues da la casualidad que el pabellón del seguro da frente al mío. A las ocho y media he terminado de cenar y la verdad es que la comida estaba estupenda, hacía mucho tiempo que no cenaba tan a gusto. A las nueve con mis compañeros unas partiditas de cartas al tute, hasta las diez que nos mandan a la cama. Hasta mañana.

Día 16/01/61 Lunes (carta)
La noche ha sido buena y he dormido muy bien, a las ocho y media me he levantado, me he aseado y a desayunar, después he realizado mis ejercicios de respiración que la verdad cada vez lo veo más difícil que pueda llegar a más de veinte segundos sin aire y la verdad que me da que pensar si no podré operarme mientras no haga bien las pruebas. A las diez y media a la cama, leo unas cuantas revistas que me trajeron mis amigas y a las doce viene Iñaqui y me hace levantarme ya que hace un buen tiempo y da gusto pasear por el jardín. A las dos menos cuarto a comer. Sopa, lentejas y huevos. A las dos y media a la siesta, me quedo dormido hasta las cuatro menos cuarto que escucho en la radio “Dos hombres buenos”, luego me pongo a leer y a las ocho menos cuarto me levanto y me caliento unas tajadas de merluza, que las ceno muy a gusto. A las nueve y cuarto al cine, el título de la película “Esto es la noche”, ya la tenía vista, pero me he reído mucho, pues es una película muy alegre y a las once y cuarto a la cama. Hasta mañana.

Día 17/01/61 Martes (folio)
La noche ha sido muy tranquila. A las ocho y media me he levantado y aseado y después a desayunar al comedor, chocolate, pan, mantequilla y un vaso de leche. A las diez he hecho mis ejercicios de respiración. Después a la cama, me he puesto a leer unas revistas y a las doce y media me he levantado y he ido a pasear por el jardín hasta la una y media que he subido a comer, sopa, alubias y huevos fritos y después a la siesta, he dormido, he oído la radio y he leído hasta las ocho menos cuarto que me he levantado para calentarme la cena, porque todavía me queda una buena ración de merluza. Después de cenar he ido hacer una visita a Paco y como siempre hemos tenido nuestro rato de charla y a las nueve he ido al comedor para echar unas partiditas al tute, hasta las diez que nos mandan a la cama a dormir. Hasta mañana.

FOTO 31 Carta a mi adorable Pepi, pa´ginas 1 y 4

Día 18/01/61 Miércoles (folio)
Como casi siempre, tengo la costumbre de dormir bien aunque me he despertado a las siete y tengo puesto en mi pensamiento y lo machaco todo el rato sobre las pruebas, si las podré hacer bien. Hoy voy hablar con mi amigo Pichi y vamos hacer la gimnasia en flexiones de coger aire respirando y echándolo, adelante y atrás, después de los ejercicios respiratorios, hacemos la prueba y llega a cuarenta y cinco segundos con aire, está bastante bien. Después de desayunar a las diez a la cama en reposo, leo las revistas hasta las doce, porque tenemos un tiempo muy bueno, así que aprovecho para ir a pasear al jardín. A las dos menos cuarto a comer, la comida es sopa, lentejas y huevos y a las dos y media a la cama hasta las ocho menos cuarto que me levanto para hacerme la cena, una morcilla cocida con una buena porción de queso y unos pasteles, y a las nueve juego unas partidas al tute hasta las diez que hay que ir a la cama, escucho un poco la radio y esperar a que mañana vengan mis familiares. Hasta mañana.

Día 19/01/61 Jueves (folio)
La noche es tranquila, así que me levanto a las ocho y media, después de hacer un poco de gimnasia respiratoria, me aseo y voy hacer los ejercicios de respiración, veo que en la prueba llego a veintiséis segundos sin aire, estoy contento, pues veo que voy bien con estos ejercicios. A las nueve y cuarto a desayunar y a las diez a la cama, hoy tenemos el tiempo de lluvia, por lo tanto las horas de reposo a la mañana me las paso en la cama leyendo, a la una y media me levanto para ir al comedor a comer, la comida ha consistido en sopa, alubias y pescado y a las dos y media a la cama. Hoy es día de visita, espero que venga mi madre a las cinco y media, y ha venido con lo que he alegrado un montón y me cuenta que mi hermano ya está trabajando y por lo que me cuenta mi madre, que está muy contento, me ha traído unos callos que tienen muy buena pinta y a las seis y media se ha marchado. Así que entre Pichi, Iñaqui y yo nos hemos comido todos los callos y una tortilla de patata que ha hecho Pichi. Después de cenar hemos ido al cuarto de Iñaqui y hemos descorchado dos botellas de champán para celebrar la víspera de San Sebastián, a las diez y media me he ido a la cama y he puesto la radio para poder oír la retransmisión desde la Plaza de la Constitución donde van hacer el homenaje a Justo Irazusta que lleva cincuenta años dirigiendo la tamborrada de Gaztelubide. Ha sido todo muy emocionante pues se oía la cantidad de gente que abarrotaba la plaza y con la Marcha de San Sebastián, me he dormido. Le he entregado al Dr. Martínez de Salinas la tarjeta que me ha dado el Señor Aristizabal, tengo que esperar la contestación.

Día 20/01/61 Viernes (folio)
Con la Marcha de San Sebastián nos hemos despertado y me he emocionado pues nos han puesto todas las canciones del día de San Sebastián, a las ocho y media me he levantado, aseado y como día especial de San Sebastián me he arreglado un poco y he ido a desayunar al comedor. Hemos subido todos los que podíamos a misa que ha terminado a las diez y cuarto y he charlado un rato con María José y Mary, como siempre tan simpáticas, como quiera que voy a esperar la llegada de mis amigas, no me acuesto y a las doce han llegado mientras tomábamos un aperitivo ha aparecido una tamboreada de Amara y hemos tarareado las marchas y lo hemos pasado muy bien. Tenemos un magnífico tiempo de primavera. A las dos menos cuarto a comer: sopa, puré de garbanzos y filete de carne y una naranja y café. A las dos y media a la siesta. Mis amigas no han venido, la verdad es que lo he sentido mucho…

A las cinco y media han venido mis padres y como siempre hemos pasado unas horas muy buenas, también ha venido mi hermano Alberto. A las siete y media se han ido y me he metido en la cama hasta las ocho que me he levantado para hacerme la cena. A las nueve después de cenar me han dado una copa de coñac y hemos estado jugando unas partidas al tute y a las diez nos han mandado a la cama. He estado escuchando un poco de música y me he dormido. Hasta mañana.

Día 21/01/61 Sábado (folio)
La noche ha sido tranquila aunque me he despertado a las siete y ya no he podido dormir, pienso con mucha frecuencia si podré hacer bien las pruebas respiratorias, según me dijo el Dr. Martínez de Salinas tengo que esperar unos meses para que esté más preparado para operarme, ya que las pruebas que di hace un mes no son suficientes. Esta es mi gran preocupación, en fin, haré todo lo que esté de mi parte para que pueda dar bien las pruebas. Después de tanto pensar, a las ocho y media me he levantado, me he aseado y he ido a buscar a Pichi para hacer los ejercicios de respiración, me dice que no los puede hacer por que le van hacer una broncoscopia, así que los hago yo sólo, no me salen bien las pruebas. A las nueve y cuarto he ido a desayunar y después reposo en la cama hasta las doce y media que me he levantado y he ido a ver a Jesús para que me haga un mandil, ya que le he traído la tela y también para los caballos. A las dos menos cuarto a comer: sopa, puré de verduras y carne. A las dos y media a la cama hasta las seis y media que me levanto para dar una vuelta y a las siete he estado escribiendo en el diario y he leído un rato. A las ocho me he levantado para hacerme la cena y después de cenar como muchos días unas partiditas de tute hasta las diez que nos mandan a la cama. He escuchado un rato la radio y me he quedado dormido. Hasta mañana.

FOTO 32 Carta a mi adorable Pepi, paginas 2 y 3

Día 22/01/61 Domingo (folio)
Hoy es domingo y me despierto a las siete y media, he estado pensando… A las ocho y media me levanto, me aseo y me visto para ir a desayunar, para después subir a misa, me he encontrado y saludado a María José y a Mary y han subido conmigo a misa.

A las doce menos cuarto han venido Pilar y Pepi, vamos al comedor del entresuelo que hace allí más calor, hablamos un rato y mientras estábamos charlando ha venido la Tamborrada de los niños de la Misericordia, hemos salido a la galería para verlos, hemos escuchado la tamborrada y le he dado un beso en la frente a Pepi, veo y noto que me quiere, he visto una bonita prueba de su cariño, ya que se ha quedado conmigo y no ha querido ir al Hotel de Londres que estaba invitada, ni tampoco a casa de Machus que también le había invitado y ha ido su hermana. Creo que si salgo de esta, le puedo hacer muy feliz, pues aunque tiene sus cosas creo que podemos ser muy felices, el día que de verdad le diga si quiere ser mi novia y entonces no tendrá ese temor que existe en ella de que yo la pueda dejar y me olvide de ella, ese perjuicio lo tiene, cuando estamos los dos solos, estamos y somos muy felices. A la una se ha marchado y la verdad que se me ha pasado el tiempo volando.

A las dos menos cuarto a comer sopa, purrusalda y carne con una pieza de fruta la naranja y café. A las cinco y media han venido mis padres, como siempre hemos pasado un buen rato, también ha venido mi hermano Alberto con su mujer y me han traído unos postres. A las siete se han marchado y me he quedado en el comedor echando unas partidas al tute.

A las ocho hemos cenado Pichi, Iñaqui y yo, unos filetes de carne y pollo que me han traído mis padres, también un queso y dos latas de melocotón en almibar y hemos tomado café en una cafetera que me ha regalado la hermana de Pepi. No nos ha salido bien pues lo hemos hecho mal, ya aprenderemos, espero que la próxima vez que hagamos nos salga bien. A las diez a la cama, he puesto la radio y me he quedado dormido. Hasta mañana.

Día 23/01/61 Lunes (folio)
La noche has ido tranquila, a las ocho me eh levantado y me he aseado y he realizado mis ejercicios de respiración, a las nueve y cuarto he desayunado y luego a la cama hasta las doce y media que me he levantado para dar unas vueltas por la galería.

A las dos menos cuarto a comer, sopa, alubias y huevos y a las dos y media a la siesta y me he quedado totalmente dormido, luego he puesto el serial “Dos hombres buenos”, he leído el periódico y a las seis me he levantado para unas vueltas hasta las siete que me he puesto a escribir mi diario, también le he escrito una carta a mi hermana, a las ocho me he levantado para hacerme la cena, he cenado una chuleta, nueces y una porción grande de queso.

A las nueve y cuarto al cine en el salón de actos, el título “Mensajeros de Paz” nos hemos reído mucho y a las once a la cama. Hasta mañana.

AGRADECIMIENTOS
Itxaso Martín Zapirain
Mª Eugenia Salsamendi Arizmendi
Amaia Ruiz Salsamendi
Rafa Iraundegui
Mª Jerusalen Orella Roncal
Alfonso Emperador Decorpas
Ángel Martín Artime
Raúl Expósito González
Pedro Cano Abadía
Jesús Rubio Pilarte
Itziar Eizmendi Goicoechea

AUTOR:
Manuel Solórzano Sánchez
Diplomado en Enfermería. Servicio de Traumatología. Hospital Universitario Donostia de San Sebastián. OSI- Donostialdea. Osakidetza- Servicio Vasco de Salud
Insignia de Oro de la Sociedad Española de Enfermería Oftalmológica 2010. SEEOF
Miembro de Enfermería Avanza
Miembro de Eusko Ikaskuntza / Sociedad de Estudios Vascos
Miembro de la Red Iberoamericana de Historia de la Enfermería
Miembro de la Red Cubana de Historia de la Enfermería
Miembro Consultivo de la Asociación Histórico Filosófica del Cuidado y la Enfermería en México AHFICEN, A.C.
Miembro no numerario de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País. (RSBAP)