viernes, 21 de febrero de 2014

LA IMAGEN DE LA ENFERMERA EN LA PRENSA ESCRITA 3



1963
UN VIEJO MÉDICO DE ESPÍRITU INDOMABLE
Gordon Seagrave cumple su misión en Birmania.

Trabajan en el Hospital de Namkham, casi en la frontera entre Birmania y China.
Cura los dolores ajenos y soporta los propios. En esta operación a una mujer encinta, el médico cansado y con la boca reseca es aliviado por una enfermera que le ayuda con un vaso de agua (Foto 032).

FOTO 032 Gordon Seagrave atendido por enfermeras

El Dr. Seagrave se pone en la fila con el personal el día de pago. Gana 90 dólares mensuales; las enfermeras reciben 4 dólares para sus gastos menudos (Foto 033).

FOTO 033 El Dr. Seagrave se pone en la fila con el personal el día de pago

LO ADORAN, lo llaman Papá y se ríen con él 120 enfermeras.
En una clase de anatomía el doctor Seagrave explica un modelo del cerebro. Las enfermeras ríen al oírlo hablar en Birmano (Foto 034).

FOTO 034 Las enfermeras en clase de anatomía

COMPASIÓN MATERNAL. Un enfermero vacuna contra la tifoidea a un bebé en la isla de Tobago, y la madre hace una mueca de dolor imaginando el de la criatura. La isla, situada en la zona donde se originó el huracán Flora, sufrió sus efectos mientras éste se hacía más violento avanzando hacia Cuba y Haití. Fue el primer huracán que azotó a Tobago en 30 años y mató a 36 isleños (Foto 035).

FOTO 035 Un enfermero vacunando

1964
EL HOSPITAL SE MOVILIZA AL GRITO DE “¡CÓDIGO 99!”
Cuando un corazón se detiene y la vida peligra
Hospital St. Vincent´s, de Nueva York

¡Al instante! Sólo hace unos segundos que el corazón del paciente ha dejado de latir, y esta enfermera acude a toda prisa, empujando un electrocardiógrafo.

Una enfermera da la voz de alarma ¡Código 99!
Las enfermeras corren en busca de las mesas rodantes ya cargadas del necesario instrumental (Foto 036).

FOTO 036 Una enfermera da la voz de alarma ¡Código 99!

Bombeando aire. Ahora llega el equipo respirador. La enfermera Elisabeth Jurgensen da oxígeno al paciente con una bolsa esponjosa (Foto 037 izquierda).

FOTO 037 La enfermera Elisabeth Jurgensen da oxígeno al paciente

Mientras los médicos intentan salvarlo bajo la atenta mirada vigilante de una enfermera (Foto 037 derecha).

En plena actividad, los médicos y las enfermeras del equipo están ya en el cuarto del paciente. Cada uno hace lo que tiene que hacer. El Dr. Minogue ayudado por la enfermera Joan Powers, le inyecta bicarbonato de sodio para neutralizarlos. El paciente ha revivido (Foto 038).

FOTO 038 El Dr. Minogue ayudado por la enfermera Joan Powers

La preocupación es palpable en la enfermera, sobrevivirá???? (Foto 039 izquierda).

El paciente ha recuperado la vida, y quizás la conserve durante muchos años. La mano firme de la enfermera se la sujeta, lo calma y reconforta. Ahora los médicos y las enfermeras velarán junto a su cama durante toda la noche. Mary Jo Baydala, le había hecho el masaje cardiaco. La felicidad de la enfermera es manifiesta. Ahora él le dice: “Mañana te llevaré a bailar”. Ella sonríe (Foto 039 derecha).

FOTO 039 La preocupación es palpable en la enfermera. Sobrevive, sonrisas

ENFERMEROS CAMILLEROS
Un equipo de enfermeros y camilleros británicos, con lodo hasta la rodilla, recogen a un soldado herido durante la batalla de Pilckem Ridge, en agosto de 1917 (Foto 040).

Ese día, la artillería británico lanzó sobre las defensas alemanes más de 4.300.000 proyectiles. A pesar de las escalofriantes cifras, los daños fueron insuficientes –sobretodo en la zona sur del ataque (Gheluvelt plateau)- ya que unas 64 fortificaciones de hormigón armado con sus respectivas unidades de ametralladoras quedaron intactas para el momento del avance de la infantería.

FOTO 040 Un equipo de enfermeros y camilleros británicos

1965
A un niño prematuro, no mayor que mi antebrazo, yo lo considero una joya”. Así lo describía el médico Ralph Shugart. En la foto se ve al médico que mete una mano por la ventanilla de plástico de la incubadora, para examinar a Susan que nació con 10 semanas de anticipación, pesaba solamente 900 gramos. Esta foto es a los tres días de su nacimiento, la madre después de seis abortos le sonríe feliz, acompañada por el tocólogo y por una enfermera (Foto 041).

FOTO 041 La madre sonríe acompañada por el tocólogo y una enfermera

La Nueva Droga que produce quintillizos.
Los cinco Lawson. Están cuidados por una enfermera (al fondo), observados ansiosamente por su madre, los quintillizos Lawson dormían en sus incubadoras, en el Hospital Nacional de Mujeres, de Auckland, Nueva Zelandia (Foto 042).

FOTO 042 Hospital Nacional de Mujeres, de Auckland

NUEVA YORK A OSCURAS
La noche que destruyó el mito de la frialdad Neoyorquina
Alumbramiento a Obscuras. Brenda Delora Smith, de tres kilos de peso, fue una de las cinco criaturas que nacieron a la luz parpadeante de las velas en el apagón que hubo en Nueva York. La foto está tomada la criatura en los brazos de una enfermera en el Hospital St. Francis (Foto 043).

FOTO 043 La criatura en los brazos de una enfermera en el Hospital St. Francis

BOMBA EN EL CORAZÓN
Colocada la “Bomba”, el cirujano hace una pausa.
La foto es en la habitación del paciente, la enfermera le toma la presión central junto a los doctores del Hospital de la Facultad de Medicina de Baylor (Foto 044).

FOTO 044 La enfermera le toma la presión central

Este trabajo consta de 4 partes y conclusiones, CONTINUARÁ…………..

AUTORES:
Jesús Rubio Pilarte
Enfermero y sociólogo. Profesor de la E. U. de Enfermería de Donostia. EHU/UPV
Miembro no numerario de La RSBAP

Manuel Solórzano Sánchez
Enfermero. Hospital Universitario Donostia de San Sebastián. Osakidetza /SVS
Colegiado 1.372. Ilustre Colegio de Enfermería de Gipuzkoa
Miembro de Enfermería Avanza
Miembro de Eusko Ikaskuntza / Sociedad de Estudios Vascos
Miembro de la Red Iberoamericana de Historia de la Enfermería
Miembro de la Red Cubana de Historia de la Enfermería
Miembro Consultivo de la Asociación Histórico Filosófica del Cuidado y la Enfermería en México AHFICEN, A.C.
Miembro no numerario de la Real Sociedad Vascongada de Amigos del País. (RSBAP)